• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    EL GRAN SITIO DE CONSTANTINOPLA

    Publicado el jueves, marzo 19, 2015

    EI Imperio Romano subyugó por mucho tiempo a casi todo el mundo conocido. Su primera sede fue Roma, y su segunda y última la esplendorosa capital oriental de Constantinopla. Con el correr de los siglos, el poderoso dominio de los Césares quedó reducido a unos cuantos miles de hectáreas. Sin embargo, en 1453 aún ostentaba el título de Imperio, y su soberano, Constantino XI, era reconocido como el sucesor número 168 del primer emperador romano.
    Su contrincante era el joven sultán turco Mahomet II, gobernante férreo y absoluto del nuevo y vasto Imperio Otomano, que se había extendido por el continente europeo hasta hacer de Constantinopla una isla cristiana en un mar islámico. Cada vez más débil y pobre, la ciudad había buscado durante años el apoyo de Occidente... pero en vano, debido a que su iglesia ortodoxa se negaba a admitir la supremacía del papa romano.
    Por eso, los últimos emperadores habían tenido que tragarse su orgullo y aceptar la soberanía del pontífice a cambio de ayuda militar. Mahomet ll sabía que era preciso actuar con rapidez. La batalla que esta situación originó jamás ha sido superada en dramatismo y tensión. A continuación la relatamos tal y como lo hubiera hecho un grupo de corresponsales en aquel entonces.


    Por Gordon Gaskill.


    Constantinopla, 15 de abril de 1452. Hoy, violando abiertamente los acuerdos concertados con la ciudad, el sultán Mahomet II empezó a levantar una enorme fortaleza a ocho kilómetros de las murallas de la urbe, en el lado europeo del estrecho del Bósforo. El soberano turco, de 20 años de edad, ya tiene construida otra en la orilla asiática, donde el estrecho mide apenas 800 metros. Cuando los 1000 maestros albañiles y sus 2000 ayudantes empezaron la obra, todos los habitantes de Constantinopla, desde el Emperador hasta el más humilde súbdito, se agolparon en las murallas para mirar hacia el norte, embargados por el temor.

    Constantinopla, 30 de junio. El emperador Constantino (de 48 años, esbelto, moreno, de porte militar) y su Consejo decidieron enviar una embajada al Sultán. Han hecho todo lo posible por aplacarlo. Para empezar, enviaron víveres a los constructores de la fortaleza. A pesar de ello, algunos soldados turcos metieron sus caballos a pastar en los huertos de los cristianos. Los aldeanos que protestaron fueron muertos. Al quejarse un representante imperial, Mahomet le contestó que él haría lo que le viniera en gana, y advirtió que si llegaban otros mensajeros, los mandaría decapitar. Ahora, el Emperador espera con nerviosismo los resultados de su última misión.

    Edirne (campamento base de los turcos), 15 de julio. El Sultán escuchó con impasible dignidad a los embajadores, quienes mencionaron los últimos tratados y con el mayor tacto pidieron garantías de que la nueva fortaleza no era señal de que proyectaba atacar la ciudad. Cuando terminaron de hablar, ordenó que les cortaran la cabeza.

    Constantinopla, 30 de julio. Toda la población se dedica a reunir materiales para el inminente sitio: armas, piedras, aceite, los ingredientes secretos del "fuego griego", un líquido inflamable y pegajoso que quema horriblemente y que aquí se ha utilizado durante siglos. Los herreros y los armeros se aplican a forjar armas. Constantino considera que 50 puertas son demasiadas para la ciudad, y ha ordenado tapiar muchas de las pequeñas. Dentro de las murallas, han sido abandonadas tantas tierras, que es posible cultivar alimentos en cantidades considerables. No obstante, el Emperador ha enviado varias naves en busca de víveres. El agua potable no será problema: hace siglos se cavaron gigantescas cisternas, que contienen agua suficiente para abastecer a la capital durante cien años.

    Constantinopla, 31 de agosto. Hoy quedó terminada la colosal fortaleza. Los otomanos la llaman "el Estrangulador del estrecho", nombre acertado, pues ahora, con fortificaciones en ambas riberas, controlan todo el tráfico entre el Oriente y Constantinopla. Es un golpe muy duro para la ciudad, que ha perdido casi toda esperanza de recibir ayuda. Sólo podrá llegar del oeste y por vía marítima.

    Edirne, 30 de septiembre. Esta mañana los turcos estrenaron con éxito el cañón más grande del mundo. Su constructor, un cristiano húngaro, de nombre Urbano, había ofrecido sus servicios al Emperador; como este no pudo cubrir el salario que exigía ni suministrar los materiales necesarios, se dirigió a Mahomet, quien le pagó el cuádruplo y le proporcionó todos los elementos. Quedó tan complacido con los ensayos de hoy, que ordenó a Urbano hacer un cañón dos veces mayor.

    Constantinopla, 26 de octubre. La ciudad recibió con vítores las naves que hoy trajeron la primera ayuda verdadera de Occidente: 200 arqueros napolitanos enviados por el papa Nicolás V. En cambio, el pueblo demostró poco regocijo al ver llegar a dos altos prelados latinos que representarían al Pontífice: el cardenal Isidoro, legado papal, y un arzobispo genovés procedente de la cercana Quíos, llamado Leonardo. La gente los miró con frialdad, y algunos lanzaron maldiciones a su paso, pues han venido a imponer la prometida "unión" con Roma, rechazada por la mayoría cristiana de Oriente.

    Edirne, 20 de noviembre. Hoy un barco veneciano se negó a detenerse en el Estrangulador del estrecho, y la guarnición lo hundió con un solo disparo del nuevo cañón. Trajeron a Edirne al capitán y a 30 tripulantes; a estos los decapitaron y a aquel lo ensartaron vivo en una estaca afilada.

    Constantinopla, 12 de diciembre. A instancias del legado papal, Constantino aceptó, aunque a regañadientes, celebrar hoy una misa "por la unidad" en la basílica de Santa Sofía, construida hace 900 años. La mayoría de los feligreses se escandalizaron al oír la ceremonia en latín, en vez de griego, y al ver que se emplearon vestiduras latinas. El gran duque Notaras, el máximo funcionario de Constantinopla después del Emperador, comentó, según varios testigos: "Sería preferible tener aquí el turbante del Sultán que el capelo de un cardenal o la tiara del papa".

    Edirne, 28 de enero de 1453. Se rumorea que Mahomet ha resuelto atacar la "Manzana Escarlata", sobrenombre que dan los turcos a Constantinopla. Hace poco mandó despertar a su primer ministro, Jalil Pachá. Este, que creía haberlo disuadido de atacar la ciudad, se puso a temblar; pero encontró al Sultán de buen humor.

    —¡No puedo dormir! —gritó—Tienes que hacerme un gran regalo: ¡Constantinopla!

    El ministro, aturdido, no tuvo más remedio que hacer una profunda reverencia:

    —Vuestros deseos son órdenes.

    Constantinopla, 29 de enero. La ciudad recuperó hoy el optimismo al arribar unos barcos genoveses con 700 soldados al mando del gran capitán Giovanni Giustiniani. Este especialista en asedios goza de tanta fama en Europa, y de tanto respeto aquí, que hasta los venecianos (enemigos inveterados de los genoveses) lo han aceptado como comandante en jefe.

    Edirne, 30 de enero. En su primera prueba, el nuevo cañón de Urbano lanzó una bala de granito de 550 kilos de peso a una distancia de casi dos kilómetros. La pieza, de bronce macizo, tiene ocho metros de longitud y más de uno de calibre. Mahomet colmó al húngaro de monedas de oro y le pidió que hiciera muchos más cañones gigantes.

    Venecia, 18 de febrero. El Senado aprobó el envío de dos naves de transporte para aprovisionar a Constantinopla. Luego, se sumarán 15 galeras de guerra, en cuanto estén equipadas. Los escépticos no han olvidado que en agosto pasado el Senado veneciano prometió mandar ayuda, pero no hizo nada.

    Constantinopla, 27 de febrero. Anoche, 700 italianos, al parecer por miedo, levaron anclas silenciosamente, y partieron hacia un lugar más seguro. La población reaccionó con asombro y desprecio. El comandante de los venecianos, Gabriel Trevisano, ha jurado que las tripulaciones de sus seis potentes naves permanecerán aquí y, si es necesario, morirán "por el honor de Dios y de toda la cristiandad".

    Constantinopla, 28 de marzo. Esta mañana, el mar de Mármara se vio invadido por la nueva arma del Sultán: ¡una armada! Constituye un tremendo revés para los cristianos, pues hasta ahora los turcos nunca habían tenido buques de guerra. Mahomet ha construido las naves en secreto, y hoy las mostró para impresionar al adversario. Su número asciende quizá a 50 navíos de gran calado y a unos 350 más pequeños. Ahora está amenazada también la única vía de enlace que le queda a la ciudad con el exterior: la ruta marítima de occidente.

    Constantinopla, 30 de marzo. Entristecieron al Emperador los resultados de un censo hecho discretamente para averiguar cuántos hombres están dispuestos a luchar "como los antiguos romanos". (En realidad, la mayoría de los 60.000 habitantes, incluso el Emperador, son griegos por idioma, religión, sangre y cultura.) Según la encuesta, sólo 4983 griegos son aptos para el combate, a más de unos 2000 extranjeros. Es decir, la ciudad cuenta con menos de 7000 hombres para defender sus 22 kilómetros de murallas y 400 torres contra un sultán que "tiene al mundo entero en su ejército".

    Constantinopla, primero de abril. Hoy es Domingo de Pascua, la festividad más jubilosa del calendario ortodoxo. Los templos están repletos; sólo Santa Sofía se encuentra desierta, pues la gente se resiste a asistir a los "ritos unitarios". El pueblo se ve triste y pensativo: ¿será esta su última pascua?


    "Constantinopla en estado de sitio", pintura de un artista francés de aquella época.


    Constantinopla, 2 de abril. Hoy empezó el tan temido sitio, al concentrarse las tropas turcas frente a las murallas, bajo cientos de estandartes verdes. El Emperador ordenó destruir los puentes y cerrar las puertas de la urbe. Luego cabalgó en torno a las murallas para comprobar que todo y todos estuviesen en su puesto.

    La ciudad tiene más o menos forma de triángulo, y dos de su lados están protegidos por el agua. Uno da al mar de Mármara, y es tan difícil de atacar que nadie lo ha intentado nunca. El otro da al Cuerno de Oro, estrecho brazo de mar en forma de media luna, que sirve de puerto. Cierra su paso una enorme cadena, sostenida a flote por 10 pontones y defendida por 26 naves de guerra.

    Desde hace mil años, la mayoría de los ataques se han realizado por el único acceso terrestre, pero jamás adversario alguno ha logrado atravesar la formidable triple barrera que defiende esta parte a lo largo de ocho kilómetros: primero, un foso de 18 metros de anchura y casi 10 de profundidad, reforzado por una pared fuerte, aunque relativamente baja; en seguida, otro muro de ocho metros de altura; y por último un tercero de 13 de altura y cuatro de espesor en la base, con 96 torres, algunas de 18 metros. Las fortificaciones son magníficas, pero muy viejas.

    Cuartel general turco, frente a las murallas, 5 de abril. Se presentó hoy el Sultán, entre redobles de tambores y toques de trompetas. Levantó sus tiendas rojas y doradas a menos de 500 metros de lo que siempre se ha considerado el punto más vulnerable de la ciudad: la Puerta de San Romano.

    Mahomet dirigió personalmente la disposición de sus tropas y el emplazamiento de su artillería. Cerca de las tiendas colocó los cañones con los que espera derribar los muros. El más grande tardó dos meses en llegar hasta aquí desde Edirne; lo montaron en 30 carros atados entre sí y tirados por 60 bueyes. Durante el trayecto centenares de hombres aplanaban el camino y cuidaban de que no se volcara.

    Alrededor del Sultán acampan 12.000 jenízaros, quizá los mejores soldados del mundo. Arrebatados en su mayoría a familias cristianas cuando eran adolescentes, recibieron una educación musulmana y adiestramiento en las armas. Son absolutamente leales al Sultán.

    A su derecha, están desplegados 80.000 soldados de línea, casi todos turcos de Anatolia, aunque también hay algunos serbios cristianos, ligados por juramento al soberano, a quien deben servir incluso combatiendo contra sus correligionarios.

    Detrás de estas fuerzas se despliegan 100.000 bashi-bazouks ("soldados irregulares"), que, en realidad, son simples saqueadores mal armados y peor adiestrados. La mayoría son otomanos, pero hay miles de otras razas, incluso cristianos atraídos por la paga y la esperanza de lograr un rico botín.

    Al caer la noche, un heraldo llevó a los defensores el ultimátum formal de Mahomet: si estos se rinden inmediatamente, ocuparán la ciudad, y respetarán la vida y las propiedades de sus habitantes. De lo contrario, pasarán a todos a cuchillo. La respuesta del Emperador no fue otra que la esperada: Dios le ha confiado la defensa de la fe cristiana, de su imperio y de su ciudad. El honor le impide rendirse.

    En el interior de Constantinopla, 6 de abril. Esta mañana los cañones turcos iniciaron el ataque. Como el principal objetivo del Sultán es sin duda la Puerta de San Romano, Constantino instaló allí su cuartel general, junto al comandante en jefe Giustiniani. El cañón enemigo de mayor calibre disparó sólo siete u ocho veces, pero cada bala tiró grandes trozos de mampostería. Protegidos por este fuego, los musulmanes han estado rellenando el foso. Los defensores no disponen más que de cañones pequeños y de poquísima pólvora.

    Cuartel general turco, 7 de abril. Mahomet, algo decepcionado de su artillería, ordenó interrumpir los ataques mientras llegan más cañones. Los defensores reparan las murallas con asombrosa celeridad; emplean árboles, cajas, barriles de tierra, y hasta pacas de lana y algodón, para amortiguar el efecto de las balas. Durante la espera, los turcos tomaron dos castillos fuera de la ciudad. Sus cañones derribaron los muros y mataron a todos los defensores, menos a 76. A estos los empalaron a la sombra de las murallas para mostrar a los cristianos la suerte que les espera.

    En el interior de Constantinopla, 19 de abril. En los últimos días no se ha hecho más que acometer, defender y derramar sangre. Los turcos han luchado ferozmente (en caso de no hacerlo, los matan) y muchos han muerto con valentía. Pero, por cada soldado que pierde, el Sultán dispone de decenas de sustitutos, mientras que cada cristiano que cae es irreemplazable. El enemigo ya ha rellenado el foso en varios puntos y ha tomado el primer muro, destruido por los cañones a lo largo de 450 metros. Por su parte, los sitiados han hecho llover flechas, dardos de ballesta, balas de plomo y el terrible fuego griego. Todos los que no pueden combatir acarrean cajas, tablas y barriles repletos de tierra, para reemplazar la barrera derruida.

    Cuartel general turco, 20 de abril. Al amanecer, los centinelas turcos divisaron cuatro grandes embarcaciones cristianas que navegaban con viento fuerte hacia la ciudad. Cesó de pronto el viento y los navíos occidentales quedaron a merced de unos cien barcos turcos pequeños. En el último instante, el aire volvió a soplar y los cristianos lograron evadir a sus atacantes y refugiarse en el Cuerno de Oro. Por su error, el almirante otomano fue azotado con una varilla de oro.

    En el interior de Constantinopla, 21 de abril. El Emperador inspeccionó hoy las naves que trajeron alimentos y soldados. Agradeció a los capitanes y les preguntó ansioso qué otros auxilios vendrían de occidente. La respuesta no fue alentadora: el Papa había costeado diez naves, pero las puso al mando del rey español de Nápoles, quien traidoramente las trasladó a otra parte, porque aspira a convertirse en emperador de Constantinopla. Los venecianos siguen prometiendo auxilio, pero todo se queda en promesas. Nadie sabe cuándo zarpará la flota... si es que zarpa.

    Cuartel general turco, 22 de abril. El Sultán se las ha ingeniado para introducir 70 barcos pequeños en el Cuerno de Oro. Tras dos intentos malogrados de romper la cadena, mandó transportarlos por tierra, sobre plataformas rodantes, a lo largo de un "camino" de tablas de 15 kilómetros, y salvando un collado de 75 metros de altura. En este momento, están fondeados en la bahía superior, en aguas demasiado bajas para que puedan atacarlos las naves cristianas; varios cañones de grueso calibre los protegen desde cerca. Mahomet rebosa de alegría: ya puede atacar por dos flancos al mismo tiempo; las defensas del Cuerno de Oro han sido siempre las más débiles.

    En el interior de Constantinopla, 4 de mayo. El Consejo intentó convencer a Constantino de que huyera hacia Europa al cobijo de la noche, pues sólo su presencia podría acelerar el envío de ayuda. "Bien sabéis lo que está a punto de ocurrir", replicó. "¿Cómo abandonar las iglesias, y a los sacerdotes del Señor? ¿Cómo dejar este trono y a mi pueblo? ¡Jamás saldré de aquí; jamás! ¡Estoy dispuesto a morir con vosotros!"

    Los cañones turcos están disparando de día y de noche. Comienzan a escasear los víveres; ha surgido un mercado negro para los pocos que tienen dinero.

    Cuartel general turco, 19 de mayo. Hace dos noches, los hombres de Mahomet armaron una colosal torre rodante, con troneras para los arqueros y plataformas voladas para saltar a las murallas. Ayer la acercaron hasta la Puerta de San Romano, casi destrozada ya por el fuego de la artillería. Al oscurecer, los sitiadores suspendieron el ataque. Aprovechando las tinieblas, los cristianos quemaron la torre y repararon la puerta casi por completo. El Sultán prorrumpió: "¡Aunque me lo hubieran asegurado 37.000 profetas, jamás hubiera creído a los cristianos capaces de hacer tanto en tan poco tiempo!"

    Cuartel general turco, 20 de mayo. Los otomanos han intentado asaltos en pequeña y en gran escala. En uno de los ataques masivos un soldado cristiano partió en dos al alférez turco, y el venerado estandarte cayó a tierra, lo que se considera mal presagio. Por si fuera poco, han llegado informes de que grandes armadas vienen navegando de occidente al rescate de la ciudad. El Sultán ha decidido llevar a cabo una última tentativa. Hoy pidió a su astrólogo favorito que averiguara la fecha más propicia y declaró que levantaría el sitio si fracasaba este último esfuerzo.

    En el interior de Constantinopla, 23 de mayo. Anoche algún espía o tal vez un cristiano amigo de las fuerzas musulmanas, disparó una flecha hacia la ciudad, con una misiva: atacarán el martes 29 de mayo. Hoy volvió, pero sin noticias, un barco explorador que había zarpado hace 20 días en busca de la prometida flota veneciana.

    En el interior de Constantinopla, 27 de mayo. Algunos ancianos se acordaron de que existe una poterna, la Puerta del Circo, cerrada desde hace muchos años. Con la intención de estorbar a los turcos en sus preparativos, un grupo de cristianos forzó los cerrojos y salió a efectuar una escaramuza.

    Cuartel general turco, 28 de mayo. Hoy ha sido para los mahometanos un día de reposo y penitencia; lo han dedicado a orar y a hacer las siete abluciones rituales; los derviches y los imanes incitan a pelear, y prometen que si caen combatiendo a los infieles y con el santo nombre de Alá en los labios, irán directamente al paraíso.

    El Sultán, montado en un caballo árabe de color blanco, paseó entre las tropas y les aseguró que tomarían Constantinopla. Les prometió doble paga y les dio permiso de saquear la ciudad, durante tres días. "Pero", advirtió, "no dañéis ni un solo edificio o monumento, porque la Manzana Escarlata es mía y yo haré de ella mi capital".

    En el interior de Constantinopla, 28 de mayo. Miles de personas desfilaron por las calles con iconos sagrados y cruces. Iban cantando himnos y el grandioso Kyrie Eleison: "¡Señor, ten piedad de nosotros!" Todos concurrieron a la maravillosa iglesia de Santa Sofía, donde millares de lámparas y velas iluminaban los mosaicos dorados de Cristo, su madre, docenas de santos, y antiguos emperadores y emperatrices. En la penumbra perfumada de incienso, el pueblo se confesó y comulgó sin preocuparse, al menos por esta ocasión, de si el sacerdote era católico u ortodoxo. Es la víspera de la gran batalla, y nadie repara en las diferencias.

    Hoy una extraña luz pareció brillar sobre la cúpula de Santa Sofía; quizá fue un reflejo de las hogueras turcas, o la Luna, o un fuego de Santelmo. El pueblo, la interpretó como señal funesta, y todos empezaron a gritar: "¡Dios ha abandonado la ciudad!" Al ver la luz, el Emperador estuvo a punto de desmayarse. En palacio, se despidió de sus servidores y les rogó perdón por cualquier ofensa que hubieran recibido de él. A eso de la medianoche, acompañado únicamente de su más íntimo amigo, el gran chambelán Frantzos, se encaminó a Santa Sofía para confesarse y comulgar. Ambos cabalgaron luego hasta la Puerta de San Romano, donde el ataque empezará muy pronto. Se abrazaron llenos de emoción y cada uno ocupó su puesto de combate.

    Cuartel general turco, martes 29 de mayo. Al amanecer, el mundo estalló. Miles de atabales redoblaron, las trompetas alzaron su clamor, los címbalos entrechocaron, y el Sultán ordenó avanzar a sus harapientas hordas de bashi-bazouks, esperando cuando menos que fatigaran y debilitaran a los defensores. Entre salvajes alaridos, se precipitaron contra los muros en masas tan compactas, que los disparos de los cristianos siempre daban en el blanco. El fuego griego mataba a los atacantes e incendiaba las ramas que llenaban el foso; el calor se volvió insoportable; y después de dos horas de inútiles esfuerzos, los bashi-bazouks retrocedieron.

    Alrededor de las 8 de la mañana, el jefe mahometano mandó avanzar a sus tropas regulares. Un cañonazo fortuito derribó parte del muro-palizada, y cientos de turcos se lanzaron por allí, pero los sitiados los mataron o los hicieron retirarse. Algunos lograron apoyar escaleras contra el muro y trataron de subirlas, pero los defensores los acribillaron a flechazos. Al cabo de dos horas, ni siquiera las tropas de línea habían avanzado. Preocupado, el Sultán les ordenó retroceder.

    Poco antes de las 10 de la mañana, el monarca musulmán jugó su mejor carta: los terribles jenízaros. Descansados e invictos, estos espléndidos soldados marcharon con paso firme, indiferentes al fuego de los defensores. Si un hombre caía, otro ocupaba al instante su lugar. Mahomet había prometido el gobierno de la provincia más rica al primero que pusiera pie en lo alto de la muralla. Un jenízaro gigantesco, llamado Hassán, condujo a 30 de sus compañeros hacia lo alto de una maltrecha torre, y el ejército mahometano lanzó un grito de triunfo al verlo de pie sobre la fortificación, reclamando el premio. Pero no pudo disfrutarlo: los cristianos lo hicieron caer y lo remataron con una lluvia de piedras y flechas.

    En el interior de Constantinopla, 29 de mayo. A media mañana, los defensores se tambaleaban después de cinco horas ininterrumpidas de pelea sangrienta. De pronto un grito de alarma atrajo las miradas hacia una bandera verde que ondeaba en una torre cercana a la Puerta del Circo. Unos 50 jenízaros la habían encontrado mal cerrada, y entraron por ella para escalar la torre y plantar su bandera. Mientras los defensores corrían a detenerlos, surgió otro grito de consternación entre los cristianos.

    El gran Giustiniani, que hasta ese momento se había mostrado sereno y valeroso, acababa de recibir una herida mortal. Desanimado, pidió que lo llevaran a una nave genovesa para ser atendido. A pesar de que Constantino le rogó que se quedara, alegando que la noticia de su retirada derrumbaría toda la defensa, se negó. El incidente cundió como el fuego: el comandante había renunciado; todo estaba perdido. Y la defensa se vino abajo.

    Cuartel general turco. El Sultán, que ya se había acercado con sus jenízaros al borde del foso, advirtió en seguida la confusión. "¡La ciudad es nuestra!" gritó, y ordenó atacar por todos los puntos. La resistencia fue casi nula; un enjambre de otomanos escaló las maltrechas murallas y abrió las puertas. En 15 minutos, por lo menos 30.000 penetraron y comenzaron a matar a hombres, mujeres y niños. Pronto corrió la sangre por las calles que bajan al Cuerno de Oro.

    Constantino, casi solo, había defendido la Puerta de San Romano, pero al ver entrar a un mar de turcos comprendió que todo se había acabado. No ignoraba que Mahomet había ofrecido una espléndida recompensa por su captura, y que lo prefería vivo, para humillarlo y exhibirlo por todos sus dominios. Se despojó de sus adornos imperiales, y se puso a gritar con angustia: "¿No hay un cristiano que me corte la cabeza?" Luego se lanzó a lo más encarnizado de la refriega, para buscar una muerte digna del último emperador romano.

    En Santa Sofía. Miles de cristianos se refugiaron en este sagrado lugar; casi todos fijaron la vista en la columna de mármol erigida frente a la iglesia, en la plaza. Según una antigua profecía, si algún enemigo penetraba hasta ese lugar, un ángel bajaría blandiendo su espada para rechazarlo. Pero a fin de cuentas no apareció ni el ángel ni la espada.

    La gente se apretujó en la iglesia y atrancó las enormes puertas. En unos cuantos minutos, sin embarga, los turcos las derribaron a hachazos y se lanzaron a saquear. Para entonces la sed de sangre se había apagado; los soldados comprendieron que era preferible capturar a matar, ya que un esclavo siempre significa dinero. Se dedicaron a acumular las mejores presas: monjas, senadores, mujeres ricas y sacerdotes. Destrozaron los grandes altares y tomaron cruces enjoyeladas, cálices de oro macizo y ricas vestiduras sacerdotales.

    En otros puntos de la ciudad. Gritos de terror y lamentos de moribundo resuenan por las calles manchadas de sangre. Los vencedores irrumpen en casas, iglesias y monasterios; violan a las mujeres, y después las matan o las hacen cautivas. En la fiebre del vandalismo, algunos cristianos han logrado escapar. Los marineros turcos, temerosos de perder su parte del botín, dejaron los barcos y corrieron a reclamar su parte. El mar quedó desguarnecido y algunas naves cristianas pudieron zarpar hacia la salvación con las cubiertas colmadas de gente.

    Por la tarde, el Sultán hizo su entrada triunfal en la ciudad, después de 53 días de violenta resistencia. Los vítores frenéticos de los soldados se mezclaban con el estruendo de tambores, trompetas y címbalos. El monarca se apeó del caballo, y entró en Santa Sofía. Allí vio a uno de sus soldados desencajando un pedazo de mármol del pavimento. Lo golpeó con la hoja de su cimitarra: "¿Acaso no prohibí que dañaran los edificios? ¡Esta ciudad es mía!" Miró con orgullo a aquella iglesia, la más grande del mundo, y ordenó que la convirtieran en mezquita. Dispuso que se le construyeran alminares y que cubrieran los mosaicos, pues la ley islámica prohíbe representar la forma humana. A continuación un muecín convocó a la oración, y el caudillo, con la cabeza cubierta de polvo en señal de humildad ante Alá, ejecutó el namaz de oración y acción de gracias por su victoria.

    Desde Santa Sofía, cabalgó lentamente hacia el palacio imperial, la última morada del último emperador romano. Mientras recorría las salas desoladas, musitó algunos versos de un poema persa sobre la fugacidad de la gloria: La araña ha tejido sú tela en el palacio imperial y el búho ha cantado su canción de vigilia en las torres de Afrasiab. Preguntó con insistencia por Constantino. Dos hombres le mostraron una cabeza que algunos griegos afirmaban ser la de su señor, pero muchos dudaban. Otros encontraron un cuerpo descabezado, que llevaba las botas imperiales. En ambos casos la identificación era dudosa.

    Afuera, los guerreros musulmanes, cargados de oro y plata y dueños de sartas de prisioneros, aclamaron con entusiasmo a aquel hombre de acerada voluntad que había hecho posible la victoria. Hasta entonces había ostentado únicamente los títulos tradicionales: Sultán Mahomet II, Emperador de Turquía, Señor de los Tres Mares, Hermano del Sol, Sombra del Universo, Comandante de los Fieles, Vicario del Profeta en la Tierra; ahora, aquellos clamores estruendosos le conferían un nombre que lo distinguiría para siempre: Mahomet-el-Fatih, es decir, Mahomet el Conquistador.


    Constantinopla se llama hoy Estambul, pero el gran sitio no ha caído en el olvido. La vieja Puerta de San Romano es ahora Topkapi, o sea, Puerta del Cañón; muy cerca, se yergue la Torre de Hassán, en honor del gigantesco jenízaro que escaló los muros. Cada 29 de mayo los otomanos celebran el aniversario de la conquista con discursos patrióticos, música marcial y salvas de cañón.

    La antigua batalla ha legado también una eterna enemistad entre griegos y turcos. A lo largo de cinco siglos, esa hostilidad ha estallado periódicamente en forma violenta. La Manzana Escarlata sigue siendo el último bastión oriental de Europa contra la amenaza del Este, tal y como lo era hace más de 500 años. Y ahora, también como entonces, su posición se ve debilitada por las hondas divisiones que aquejan a Occidente, legado sombrío de aquel sangriento martes de 1453.