• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    PONGA ALGO NUEVO EN SU VIDA (Domingo Santos)

    Publicado el martes, mayo 09, 2017
    El hombre que llamó a la puerta era alto, bien parecido, sonriente, locuaz, con esa arrolladora simpatía que no deja a nadie tiempo ni para respirar. Era un vendedor, por supuesto. O al menos lo parecía. Sin embargo no llevaba consigo ningún maletín, nada que lo identificara, excepto su sonrisa.

    —¡Hola, hola, hola, hooola! —declamó, arronjando las palabras una a una como mazazos mentales y arrastrando la última como si fuera el golpe de gracia—. ¡Mi querida señora Ortega! ¿Cómo está su esposo? Trabajando como siempre, claro. ¿Y los chicos? Oh, sí, en la escuela, por supuesto. Pero usted está aquí, ¡y esto es su—fi— ci—en—te! ¿Me permite?

    Antes de que pudiera darse cuenta de ello, ya estaba dentro de la casa. La señora Ortega dudó entre cerrar la puerta y dejarse arrastrar por aquel flujo de palabras, mantenerla abierta y exigirle que se marchara inmediatamente, salir y llamar a gritos a los vecinos, o pulsar el botón de alarma de la policía. Los últimos veinte años de constante y progresiva crisis económica habían desarrollado una nueva fauna urbana, depredadora, agresiva, incontrolable, los vendedores a domicilio. Si la gente no va a las tiendas a comprar, llevémosle las compras a su casa, decía el eslogan. Y así, cada veinte minutos tenías a uno de ellos llamando a la puerta de tu casa, intentando venderte desde una aspiradora hasta un automóvil, desde una enciclopedia hasta un cepillo de dientes. Y la única forma de librarte de ellos era darles con la puerta en las narices, con riesgo de destrozarles el pie que rápidamente intentaban meter por la abertura (con las consiguientes demandas por daños que esto podía reportarte), o sufrir y aguantar su perorata pronunciando cada vez más débiles noes hasta terminar comprándoles algo... a menos que hicieras como el viejo Higueras, dos casas más abajo, que se asomaba llevando una enorme y anticuada escopeta le dos cañones y decía con la mejor de sus sonrisas: «Mira, hijo, tengo la enfermedad de Parkinson, y si dentro de cinco segundos no has desaparecido de delante de esta puerta, no puedo garantizarte que mi tembloroso dedo no accione involuntariamente el gatillo.» Generalmente su sistema daba resultado, y los vendedores se marchaban a toda la velocidad que les permitían las gastadas suelas de sus zapatos. Sólo una vez llegó a disparar aquella escopeta, y nadie pudo acusarle de nada, puesto que realmente sufría la enfermedad de Parkinson, y lo había advertido lealmente antes de disparar.

    Pero, se dijo la señora Ortega, aquel hombre no parecía un vendedor. No al menos como los demás. En ese momento estaba parado en mitad de la sala de estar, mirando a su alrededor con ojos apreciativos y haciendo signos de asentimiento.

    Sin saber exactamente por qué, la señora Ortega cerró con suavidad la puerta de entrada.

    En aquel momento los ojos del hombre se posaron en el enorme complejo televisión—vídeo que presidía como un altar todo el salón.

    —¡ Ajá! —exclamó—. Eso es lo que buscaba. Lo sabía, señora Ortega, lo sabía.

    La señora Ortega miró hacia el enorme complejo. Era el orgullo de su esposo. Si el hombre era un vendedor de equipos de imagen, iba a perder el tiempo.

    —Lo sabía —dijo el hombre, acercándose a los aparatos y pasando sus manos sobre ellos, casi como acariciándolos—. Estaba seguro. Me lo decía mi intuición. Hay que tener intuición, ¿sabe? —Se volvió hacia ella, con una sonrisa radiante—. Ésa es la base de mi trabajo...

    Dejó la frase en suspenso, acompañándola con una sonrisa mefistofélica. La respuesta era inevitable, y la señora Ortega cayó de cuatro patas en la trampa:

    —¿Y cuál es su trabajo?

    El hombre alzó gloriosamente sus manos, como si quisiera sostener el techo.

    —¡Oh, no el que usted piensa, por supuesto! No soy vendedor. Mire, no traigo nada conmigo: ni muestras, ni folletos... nada. Mi misión es otra muy distinta. ¡Mi misión es hacer feliz a la gente!

    La señora Ortega, que nunca habia sido muy ducha en sutilezas, se quedó pensativa.

    —Bueno, yo ya me siento moderadamente feliz...

    El hombre seguía intentando alcanzar el techo con las manos.

    —¡Oh, no, no diga esto! No lo diga cuando tiene aquí, en esta hermosa sala de estar... eso —y señaló con gesto dramático el equipo de imagen.

    La señora Ortega había pensado también muchas veces que deberían cambiar aquel anticuado equipo por otro más moderno.

    Pero su esposo se negaba en redondo. Jorge siempre había sido muy tradicionalista, muy apegado a las cosas antiguas.

    —Bueno, ya sé que es un poco antiguo, pero mi esposo...
    —¿Antiguo? ¿Ha dicho usted antiguo? —El hombre la miró casi horrorizado—, ¡Prehistórico, señora mía, pre—his—tó—ri—co! Mire, un ITT del 99... ¡más de veintidós años! Ahora la técnica ha adelantado mucho, ya sabe, y las cosas duran más, pero la vida media de esos... de esos armatostes era como máximo de diez años. ¡Imagínese! ¡Están sufriendo ustedes, castigando sus pobres vistas, con un aparato caduco que para lo único que sirve ya es para ser arrojado a la chatarra!

    Bueno, se dijo para sí misma la señora Ortega; después de todo, sí era un vendedor.

    —Mire, señor... Le agradezco todas sus opiniones, créame que comparto muchas de ellas, pero mi esposo es intransigente en esto. No deseamos comprar ningún otro equipo de imagen.

    La expresión del hombre se hizo beatífica.

    —Oh, sí, claro, por supuesto. —Se acercó a ella con una sonrisa que, exhibida en una pantalla, hubiera hecho desmayarse de emoción a la mitad de las espectadoras femeninas. Ninguna mujer de más de cuarenta años hubiera sido capaz de resistirla, y la señora Ortega, con sus cincuenta y dos, evidentemente no lo hizo. El hombre la tomó del brazo con una cierta familiaridad—, Pero aquí es precisamente donde se equivoca usted, mi querida señora. Ya le he dicho que no soy vendedor. Yo no vendo nada. Yo... —se apartó un poco de ella, para que sus palabras causaran un mayor impacto—, ¡Yo regalo\

    La señora Ortega le miró parpadeando. Vaya, fue su primer pensamiento: una nueva técnica de ventas. Sintió que se enfriaba súbitamente.

    —Oh, por favor —dijo.

    El hombre se envaró.

    —¿No me cree? ¿Piensa que es un nuevo truco para venderle algo? ¡Oh, señora, cuán equivocada está! Sépalo: yo formo parte de un consorcio destinado a la promoción de la buena imagen. Este consorcio está formado por todos los principales fabricantes de equipos de televisión y vídeo del país. ¿Y sabe cuál es mi misión? ¡Regalar equipos nuevos a todas aquellas personas que dispongan tan sólo de equipos muy anticuados!

    La señora Ortega parpadeó. De todas las cosas absurdas que había oído en su vida...

    —Mire —dijo el hombre, condescendiente—, se lo explicaré. Durante muchos años, las grandes compañías han estado gastando verdaderas fortunas en publicidad. Prensa, radio, televisión... Es una publicidad que resulta efectiva sólo en un escaso tanto por ciento, que en su mayor parte se pierde. Y es muy cara. De modo que, en un determinado momento, surgió un genio que dijo: ¿Por qué gastarnos tanto dinero en publicidad inútil? ¿Por qué no hacer una publicidad mucho más directa? ¿Por qué no regalar nuestros pro—ductos a la gente que realmente los necesite? Esa gente hablará con sus vecinos, sus amigos, sus compañeros de trabajo, y la voz correrá. Y así obtendremos una mayor incidencia en nuestras campañas. Y como emplearemos en la promoción nuestros propios productos, pagaremos la publicidad a precio de coste.

    Hizo una pausa dramática, dejando que todo aquello fuera penetrando lentamente en la cabeza de la señora Ortega. Luego, señaló con gesto teatral el viejo equipo de imagen.

    —Así nació nuestra campaña Ponga algo nuevo en su vida. Buscamos a personas que posean aparatos antiguos, muy antiguos, cuanto más antiguos mejor. Y se los cambiamos por el último modelo de la marca que ellos mismos elijan, entre las principales del país. ¡Y todo ello ab—so—lu—ta—men—te gra—tis!
    —Es imposible —dijo la señora Ortega.

    El hombre sonrió con condescendencia.

    —Sí, ya sé que como método publicitario es muy de vanguardia, pero créame, es absolutamente cierto. Y se lo demostraré. —Se dirigió con cuatro largas zancadas al equipo de imagen.
    —Mi esposo le tiene un gran cariño a este equipo —dijo la señora Ortega en una protesta cada vez más débil, pensando en algún desesperado rincón de su mente que todo lo que acababa de oír no podía ser cierto, que nadie regala nada, que aquel hombre, de alguna forma, estaba intentando engañarla, pero deseando pese a todo creerle.
    —Bah —dijo el hombre—. Porque todavía no ha visto el nuevo modelo que le vamos a dejar. Porque se lo vamos a dejar, no lo dude. No pienso permitir que usted se pierda esta magnífica oportunidad. Y para que deje de pensar en cosas extrañas y se decida, mire lo que le hago a su viejo televisor. —Con un gesto brusco, lanzó su puño contra la pantalla. La señora Ortega ahogó un grito cuando el puño del hombre se hundió en el cristal como si fuese mantequilla, y la pantalla implosionó en un millar de diminutos fragmentos. El hombre sacó el brazo de la horrible y desdentada boca en que se había convertido el frente del televisor.
    —Oh, cielos —dijo la señora Ortega—, Debe haberse hecho usted daño.

    El hombre exhibió unos dientes perfectos.

    —En absoluto, señora. Estos antiguos aparatos son tan malos que ni siquiera hacen daño cuando los rompes. Son... basura. Y ahora, puesto que he roto su antiguo aparato, y me declaro culpable de ello, y acepto todas las responsabilidades de mi acción, y no puedo reparar el daño puesto que ya no hay piezas de repuesto para esta... antigualla, ¿quiere poner algo nuevo en su vida? Ahí fuera está nuestra camioneta de promoción con todos los más recientes sistemas de vídeo para que usted elija el que más le guste. Antes de que su esposo vuelva a comer, nos habremos llevado este... este viejo trasto, y en su lugar le habremos instalado el nuevo equipo. Ah, y en este bolsillo tengo el documento debidamente sellado y firmado en el que se dice que esta cesión es definitiva, gratuita y a título publicitario, y que nuestro consorcio renuncia absolutamente, tanto ahora como dentro de doscientos años, a reclamarle cualquier cantidad, por mínima que sea, como pago por el equipo que ahora le entrega...

    El señor Ortega entró en su casa para ser recibido por una alborozada esposa.

    —¡Jorge! ¿A que no sabes lo que me ha ocurrido esta mañana? La cosa más maravillosa de mi vida. No podrás creértelo. Mira...

    Por aquel entonces el señor Ortega había llegado ya a la sala de estar. Se detuvo en el umbral y contempló el reluciente, flamante, plateado nuevo equipo.

    —Oh, cielos —murmuró—. No.
    —Sí —dijo radiante su esposa—. Esto es. Vino un hombre del Consorcio de Fabricantes de Equipos de Imagen y...
    —...y te dijo que era una vergüenza que tuviéramos ese equipo de imagen tan viejo, y que ellos estaban realizando una campaña de publicidad directa de los equipos de las mejores marcas del país, y que iban a regalarte, a regalarte, un nuevo equipo que tú misma podrías elegir entre los últimos modelos del mercado... —Se dejó caer en el sillón, abrumado.
    —Sí —dijo la señora Ortega sorprendida; nunca hubiese imaginado que su esposo fuese tan perspicaz—. Mira, mira el que he elegido. Tiene preequipo para holos, setenta y dos canales con posibilidad de ampliar a ciento diez, vídeo superminiatura incorporado on el aparato, siete sistemas de lectura magnética y por rayo láser...

    El señor Ortega parecía no escuchar. Seguía con sus meditaciones.

    —Y de pronto —dijo—, para convencerte, te hizo la demostración suprema: hundió su puño en la pantalla del viejo televisor, destrozándola. Y con ello acabó de convencerte de que tenías que cambiar de equipo de imagen.
    —Sí —afirmó la señora Ortega, más desconcertada que nunca—. Y ni siquiera se hizo daño. Al primer momento no comprendí...
    —Llevan la mano y todo el antebrazo protegidos por un guante de fuerza. No hubiera podido hacerse daño ni aunque hubiese querido.
    —¿Cómo sabes todo esto?

    El señor Ortega suspiró.

    —Es el procedimiento habitual, querida. Siempre actúan así.
    —¿Siempre? ¿Quiénes?
    —Ellos. Los que te visitaron. Querida, acaban de hacerte el timo del cambio del equipo de imagen.
    —Oh —dijo la señora Ortega, desanimada. Miró el reluciente y compacto aparato que había sustituido a los cinco anteriores y a la maraña de cables que los unía. Era tan hermoso, tan, tan... contemporáneo. Era el ultimísimo modelo, apenas empezado a comercializar. Cuando lo había visto instalado había pensado que iban a ser la envidia de todo el vecindario. Y además se lo habían dado gratis. ¿Cómo podía ser aquello un timo?
    —Jorge —murmuró—, sé que le tenías mucho aprecio a esa antigualla, pero era preciso cambiarla, y además, aquí no hay trampa ni cartón: me entregaron un documento en el que consta que me entregan el equipo libre de todo cargo y que renuncian a cobrarme nunca nada por su cesión. Claro que, no lo pensé, tal vez hubiera debido decirles que me dejaran también el viejo, en vez de hacer—me un favor y llevárselo para la chatarra, si le tenías tanto aprecio.
    —No te lo hubieran consentido —dijo el señor Ortega cansadamente—. Oh, ¿es que no lo comprendes? Yo nunca le he tenido un apego particular a nuestro viejo equipo de imagen. Si lo he conservado durante tantos años es simplemente porque era valioso.
    —¿Eh?

    El señor Ortega se levantó de su sillón, como si de repente le hubieran caído diez años encima.

    —Mira, querida, tú nunca te has preocupado por estas cosas, como soléis hacer la mayoría de las mujeres, y ellos lo saben muy bien. Por eso actúan así. La técnica de construcción de los equipos de imagen se ha sofisticado enormemente en los últimos años. El empleo de microcircuitos sólidos integrados hace que se puedan eliminar los enormes armatostes de antaño y se comprima todo en el interior de un solo aparato de dimensiones no muy grandes. También se emplean otros materiales para sus componentes, unos materiales mucho más abundantes y baratos de los que se empleaban antes. Las cosas han tenido que ser así. Forzosamente. Porque los precios de esos materiales no sólo se han disparado astronómicamente, sino que muchos de ellos se han agotado, y aunque se quisiera no podrían seguir utilizándose.

    La señora Ortega seguía contemplando el hermoso y plateado aparato. Aunque lo intentaba por todos los medios, no acababa de comprender lo que quería decirle su esposo.

    —¿Entiendes ahora por qué nuestro viejo equipo de imagen era valioso? Sus componentes están hechos con materiales que hoy en día son muy buscados debido a su escasez. Su valor de recuperación es grande. Enorme. En realidad, nuestro viejo equipo valía cincuenta veces más que este moderno trasto que te han dejado, con toda su sofisticación.

    La luz empezó a hacerse en el cerebro de la señora Ortega.

    —¿Quieres decir que ellos...?
    —Ajá. Ése es su timo. Para ellos tiene mucho más valor cualquiera de los componentes de nuestro anterior equipo que todo el que te han dejado. Por eso pueden permitirse el lujo de regalarte el nuevo, y de destrozar la pantalla del antiguo como elemento de persuasión, puesto que es lo que menos les importa. A esta hora estarán desguazando ya ansiosamente nuestro viejo equipo, y seleccionando sus partes, y empezando a llamar a gente para venderlas al mejor postor. Te han regalado un nuevo equipo de imagen, sí, pero ellos van a sacar como mínimo cincuenta veces su valor. Porque supongo que habrás imaginado ya que ese hipotético Consorcio de Fabricantes de Equipos de Imagen no existe ni ha existido nunca como tal consorcio ...
    —Pero tengo su teléfono, Jorge. Puedo llamarles. Puedo decirles que lo he pensado mejor y que quiero que me devuelvan mi viejo equipo...
    —¿Estás loca? ¿Crees que van a hacerte caso? Aparte de que nuestro viejo equipo ya debe estar completamente desmantelado, no son tontos. Ellos te firmaron un documento en el que se comprometían a no reclamarte nunca ni un céntimo por el equipo que te entregaban, pero al mismo tiempo seguro que te hicieron firmar un documento a ti en el cual les suplicabas, por favor, que se llevaran tu viejo, asqueroso y caduco equipo a cambio del magnífico y ultramoderno que te dejaban, y en el que les autorizabas a hacer con él lo que quisieran.
    —Sí —dijo la señora Ortega con un hilo de voz.
    —Siempre lo hacen. Por eso es imposible perseguirles o acusarles de nada. El «Consorcio de Fabricantes de Equipos de Imagen» es una empresa privada que ha registrado este nombre como podría haber registrado el de «José Pérez y Compañía», y actúa dentro de la más estricta legalidad, aunque lo que hagan sea un fraude. No hay por dónde cogerles, porque actúan con la completa aquiescencia firmada de sus clientes.

    La señora Ortega guardó silencio durante largo rato. Acariciaba inconscientemente el nuevo aparato, sintiendo unos cada vez mayores remordimientos de conciencia. Fue a decir algo, pero el señor Ortega no la dejó. Comprendía el calvario emocional que estaba pasando, y no quería agravar sus sentimientos de culpa. Se acercó a ella y le dio un achuchón.

    —Bueno, no te preocupes. Después de todo, con este nuevo aparato lo veremos todo mucho mejor que con el viejo, así que no lo hemos perdido todo. Hagamos caso de su eslógan, ¿eh?: Ponga algo nuevo en su vida. Y olvidémonos de lo viejo.
    —Pero —dijo la señora Ortega—, si todo el mundo sabe que están timando a la gente, ¿por qué las autoridades no toman cartas en el asunto? Si fuéramos a poner una denuncia...

    El señor Ortega agitó negativamente la cabeza.

    —No conseguiríamos nada. Su actuación está estrictamente dentro de la letra de la ley. Además... —suspiró ligeramente—, a las autoridades tampoco les interesa mucho hurgar en este asunto. ¿Sabes?, uno de los principales compradores de esos materiales de los viejos equipos de imagen es precisamente el gobierno.

    La señora Ortega le miró sorprendida.

    —Sí —dijo el señor Ortega—, Piensa que ninguno de esos materiales se emplea ya en el campo de la electrónica comercial. Son muy seguros y fiables, pero resultan demasiado costosos: han salido otros elementos que, aunque no tengan su calidad, son mucho más asequibles. Ahora se emplean únicamente en otros campos mucho más... técnicos.
    —¿En cuáles?

    El señor Ortega suspiró. Su suspiro fue triste, profundo, resignado.

    —Bueno, según tengo entendido, son utilizados como cebo de alta seguridad en los nuevos modelos de misiles con cabeza atómica...


    Fin