• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:
    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Si cambias en la publicación no afecta a la página de INICIO, y viceversa.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    UN AGUJERO EN EL PISO (Howard Fast)

    Publicado el miércoles, marzo 29, 2017
    —Debe tener mucha influencia —dijo Robinson.
    —Yo no tengo influencia. Es mi tío quien tiene influencia. Es amigo del comisionado.
    —Nunca llevamos a nadie en el asiento de atrás.
    —Excepto a algún delincuente —dijo Robinson, sonriendo. Era un negro de cara redonda y una sonrisa horrible.
    —Si yo fuera inteligente —dijo McCabe—, seria escritor y no policía. Conozco a un tipo en la policía de Los Angeles que escribe. Escribió un libro que fue un "best-seller". Y ahora está lleno de plata, pero quiere seguir siendo policía. Eso es algo que no puedo entender. El libro no lo leí pero vi la película. ¿Vieron la película?
    —Yo la vi.
    —Buena película.
    —Una porquería —dijo Robinson.
    —Eso es lo que opinas tú. Los Angeles no es Nueva York.
    —Claro que no.
    —¿Ha estado alguna vez en Los Angeles? —me preguntó McCabe. Era mayor que Robinson, tendría cerca de cuarenta años, y estaba engordando, su cara era dura y chata y sus ojos azules pequeños y desconfiados. Me gustaba cómo se llevaba con Robinson, como dos amigos.

    McCabe recibió una llamada, y Robinson aceleró e hizo sonar la sirena.

    —Es un atraco —dijo McCabe.

    A una mujer le habían robado la cartera en la calle 116. Dos chicos, que lograron huir. La mujer estaba temblorosa y lloraba, pero no le había pasado nada. Robinson anotó la descripción de los chicos y el contenido de la cartera mientras McCabe calmaba a la mujer y hacía circular a la gente.

    —Hay diez mil chicos en esta ciudad capaces de hacer algo así, ¿cómo apresarlos? Y si los apresarnos, ¿qué hacemos con ellos? ¿Dijo que había estado en Los Angeles?
    —Sí, algunas veces, de paso.
    —Esta es una ciudad triste —dijo Robinson.
    —¿Cómo es Los Angeles? —preguntó McCabe.
    —En el centro es igual que acá, quizá peor en algunas partes
    —Pero, ¿Hollywood, Beverly Hills, lugares así?
    —Hay mucho sol. Cuando no hay niebla.
    —¡Qué diablos! —dijo McCabe—. No hay que usar sobretodos, no hay nieve. Me quedan seis años, y luego me parece que me voy a ir para el oeste con mi mujer.

    Nos detuvimos, y Robinson le hizo la boleta a un camión que estaba estacionado justo frente a una bomba de incendios.

    —Hay que hacer lo que hacen los demás —dijo Robinson.
    —¿Ayudaron alguna vez a una parturienta? —le pregunté.
    —Pregúntele a McCabe.
    —Ayudamos a nacer a siete chicos —dijo McCabe—. Es decir, desde que estamos juntos. Y no me refiero tan sólo a ayudar llevando a la madre al hospital a toda velocidad. Hablo de todo el asunto, incluso pegarles en el trasero para que lloren.
    —Una vez fueron mellizos —dijo Robinson.
    —¿Cómo se sintieron? Quiero decir, en ese momento, cuando veían al chico vivo, llorando.
    —Uno se siente bien en ese momento.
    —Excitado —dijo Robinson—. Como borracho. Quizá como un drogadicto que no puede conseguir la droga y luego siente la hipodérmica en la vena. Dopado.
    —¿Compensa las otras cosas?

    Se hizo una larga pausa y luego McCabe me preguntó:

    —¿Qué otras cosas?
    —Un hijo de puta —dijo lentamente Robinson— me puso la pistola en el estómago y apretó el gatillo tres veces. No compensan cosas así.
    —La pistola falló —explicó McCabe—. Las tres veces. Fue algo especial, que tal vez sucede una vez cada mil.
    —No compensa el haber nacido negro —dijo Robinson.

    Seguimos recorriendo la ciudad sin hablar durante los diez minutos siguientes. Tal vez por lo último que había dicho Robinson, o quizá porque no estaban cómodos conmigo en el asiento de atrás. Recibieron una llamada, y McCabe explicó que había habido un accidente en una casa de la calle 118.

    —Puede ser cualquier cosa —dijo Robinson—. Se hunden los pisos, se cae el techo, a los chicos los comen las ratas. Yo crecí en una casa así.

    Lo culpaba a mi padre de ello; Y lo sigo culpando.

    —¿Adónde pueden ir?
    —Pueden irse a alguna parte. Es un país grande.
    —No se puede escribir sobre los policías —dijo McCabe—. Los policías son una reacción. Se hunde el piso y llaman a la policía. ¿Qué diablos vamos a hacer?

    ¿Reconstruir las ratoneras en que viven?

    Fuimos a la calle 118. Había una media docena de personas de pie frente a una de las casas de inquilinato, y una nos dijo que la llamada la había hecho la señora González, cuyo departamento estaba en la parte de atrás, en el cuarto piso.

    —¿Qué pasó? —quiso saber McCabe.
    —No sabemos. No nos deja entrar.
    —¿Está herida?
    —Herida no está. No nos deja entrar.

    Empezamos a subir las escaleras. McCabe y Robinson señalaban el camino, yo los seguía. Un par de hombres, entre los curiosos, hicieron ademán de seguirnos, pero McCabe no se los permitió y les dijo que se fueran todos. Subimos hasta el cuarto piso, fuimos hasta el departamento de atrás, y Robinson llamó a la puerta.

    —¿Quién es?
    —La policía —dijo Robinson.

    Abrió la puerta hasta donde se lo permitía la cadena de seguridad, y Robinson y McCabe se identificaron. Entonces nos dejó entrar atravesando la cocina, como en casi todas las casas de inquilinato. El lugar estaba limpio y prolijo. La señora González era una mujer pequeña y flaca, como de cuarenta y cinco años. Nos dijo que su marido trabajaba para la Municipalidad. Su hijo trabajaba en una carnicería de la avenida Lexington. Estaba completamente sola en el departamento, en un estado bordeando la histeria.

    —Ahora todo va a ir bien —dijo McCabe con una dulzura insospechada—. Díganos lo que sucedió.

    Ella meneó la cabeza.

    —Algo debe haber sucedido —dijo Robinson—. Usted llamó a la policía. Asintió vigorosamente.
    —Muy bien, señora González —dijo Robinson—, sucedió algo que la asustó. Eso lo sabemos. Algo que la descompuso. Se sentía nerviosa, con frío, con ganas de vomitar.

    ¿Tiene frío ahora? Asintió.

    Robinson tomó un saco de lana que colgaba de una percha en la cocina.

    —Póngaselo. Se va a sentir mejor. Se puso el saco.
    —¿Hay alguien en los dormitorios? preguntó McCabe.
    —No —murmuró.
    —¿Tiene un poco de coñac... o whisky?

    Asintió, señalando una alacena. Fui y encontré una botella de ron. Serví un poco en un vaso y se lo ofrecí. Bebió, hizo un gesto de repugnancia, y suspiró.

    —Ahora díganos qué pasó.

    Asintió y poniéndose de pie salió de la cocina. La seguimos a través de una habitación que hacía de sala y comedor a la vez, muy limpia, con alfombra, muebles baratos, llenos de adornos, y entramos en el cuarto contiguo, que tenía dos sofá-camas, una cómoda, y un agujero de más de un metro de diámetro en el medio del piso.

    —El maldito piso se hundió —dijo McCabe.
    —¡También la manera en que construyen estas casas! —dijo Robinson.
    —La manera en que las construían hace setenta y cinco años —dije.

    La señora González no dijo nada. Estaba parada a la entrada de la habitación, y de ahí no se movía.

    —¿Quién vive abajo? —preguntó McCabe.
    —Montez. Un maestro. No hay nadie ahora... excepto el diablo.

    Robinson entró en la habitación y dio unos pasos hasta el agujero. El viejo piso crujía bajo sus pies pero no se hundió más. Se detuvo a veinte centímetros del agujero y miró abajo. No dijo nada. Se quedó ahí, mirando hacia abajo.

    —Tendrían que clausurar el edificio —dijo McCabe—, ¿pero adónde va esta gente? Usted quiere escribir acerca de los problemas que hay, pues, aquí tiene un problema. Toda esta maldita ciudad es un gran problema.

    Robinson seguía mirando hacia abajo. Me imaginé que había un cadáver o alguna cosa espantosa. Entré.

    —Tenga cuidado —me advirtió McCabe—. La madera está podrida. Se puede caer.

    ¿Qué te parece? —le preguntó a Robinson. Robinson seguía sin contestar.

    Camine con mucho cuidado por un extremo de la habitación. McCabe hizo lo mismo, pero del otro lado. Los dos llegamos al agujero al mismo tiempo. Robinson estaba frente al agujero, dando la espalda a la puerta. McCabe y yo estábamos a cada lado de él.

    Aun antes de que me diera cuenta de lo que había allí sentí el olor. Era parecido al aroma del jazmín; aunque distinto. Algo que nunca había olido, indescriptible. Salía en una corriente de aire cálido, una corriente lenta que no sé por qué me hizo acordar a la plata. No es posible decir por qué una corriente de agua puede parecerse a la plata, pero así era.

    Y entonces vi. Vi lo que vio McCabe y lo que había visto Robinson, así que no lo soñé ni lo imaginé. Como a tres metros de profundidad había una extensión de césped. Tenía la apariencia de que lo hubieran cortado, así como cortan el césped inglés, pero sin embargo era casi seguro que ese césped grueso nunca había sido cortado. Tampoco era verde, sino que parecía cubierto de algo brillante, como lilas.

    Ninguno de nosotros habló. Ninguno dijo que podía ser el piso del departamento del señor Montez y que el maestro era especialista en horticultura. Sabíamos que no era el piso del señor Montez. Eso era todo lo que sabíamos. El único sonido que se oía en el cuarto era el llanto sosegado de la señora González.

    Entonces Robinson se agachó, se tendió en el suelo cuan largo era y dejó colgar la cabeza y los hombros, sosteniéndose con las manos. El piso podrido crujió bajo su peso.

    —¡Cuidado! —exclamó McCabe—. Te vas a caer de cabeza.

    Era maravilloso. Unicamente un policía de la ciudad de Nueva York podía ser así, tener una mentalidad para la cual no existía lo inesperado ni lo imposible. Todo era posible en Nueva York, como lo demostraban los hechos.

    —¿Qué ve? —le pregunté a Robinson.
    —Veo más de lo mismo.

    Eso es todo —Se corrió hacia atrás y se incorporó, y luego me miró, y después a McCabe.

    —Estamos en un cuarto piso —dijo McCabe, desolado. Por fin se le desmoronaba el universo.
    —Hay muchísimo más —dijo Robinson.
    —Voy a llamar por teléfono para denunciar esto. Les voy a decir que hay un campo de pastoreo en el cuarto piso de una vieja casa de inquilinato.
    —No es un campo de pastoreo —dijo Robinson.
    —¿Qué diablos es, entonces? ¿Un espejismo?
    —Voy a bajar —dijo Robinson.
    —Eso sí que no.

    El rostro redondo de Robinson había perdido la expresión jovial. Ya no era el rostro tranquilo y controlado de un policía negro de la ciudad de Nueva York, que sabe cuándo y cuánto puede presionar. Miró a McCabe, le sonrió, aunque sin humor, y después le preguntó qué creía él que había allí.

    —¿Cómo diablos voy a saber qué hay?
    —Yo si lo sé.
    —¡Qué mierda vas a saber!
    —¿Qué hay allí abajo? —le pregunté a Robinson con voz temblorosa—. ¿Qué vio allí?
    —El revés de la medalla.
    —¿Qué diablos quiere decir eso? —exigió McCabe.
    —Lo que pasa —dijo Robinson con un suspiro—, es que hace demasiado tiempo que eres blanco.
    —Voy a llamar por teléfono —dijo McCabe—. ¿Me oyes, Robinson? Voy a llamar a la Central, y luego voy a pedirle las llaves al encargado, si es que hay uno en esta ratonera piojosa, y después voy a entrar en el departamento de Montez y voy a mirar ese agujero, y ya veremos quién es el que está cultivando césped en un cuarto piso. Y hasta ese momento, tú no bajas, ¿entiendes?
    —Claro que entiendo, hombre —contestó suavemente Robinson.

    McCabe salió, pasando junto a la llorosa señora González, y cerró la puerta de la cocina de un portazo. Como sí eso hubiera hecho una corriente de aire, el aire perfumado se elevó del agujero, llenando la habitación.

    —¿Qué vio usted allí? —le pregunté a Robinson.
    —¿Quiere echar un vistazo? —sugirió Robinson.

    Dije que no con la cabeza. No había nada sobre la tierra que me persuadiera a echarme sobre ese piso crujiente tal como lo había hecho Robinson. Este me observaba.

    —¿Tiene miedo? Asentí.
    —¿Sabe lo que va a pasar cuando McCabe consiga al encargado y entren en ese departamento? Va a mirar para arriba y me va a ver a mi, y entonces va a decir que fue una ilusión óptica, y a las dos o tres semanas ni siquiera nos vamos a acordar de lo que vimos.
    —Es una ilusión —dije yo.
    —¡Huela!
    —¡Dios mío, está viendo algo que no está allí!
    —Usted y yo, señor, y esa señora... eso es realidad. No es una ilusión.
    —Es realidad —dije yo.

    Me miró un rato largo, meneó la cabeza, luego se sentó junto al agujero, se deslizó sobre el piso y se quedó colgando, sostenido por las manos. Luego se dejó caer sobre el césped. Se paró y giró en un círculo de trescientos sesenta grados, mirando todo. Como el césped, lo cubría una luz de sol violeta.

    —¡Robinson!

    No me oyó. Era obvio que no me ola. Levantó la cabeza en la dirección en que yo estaba, con el rostro oscuro bañado en el resplandor violáceo. No sé qué vio, pero a mí no. La extraña luz le daba un tono dorado a su piel. Miró a su alrededor, sonriendo con felicidad.

    —¡Eh! —gritó—. ¿Sigue ahí?
    —Aquí estoy. ¿Me oye?
    —Si usted está ahí, no lo oigo, no lo veo, y no lo podrá creer, pero no me importa un bledo.

    La señora González lanzó un grito. Gritó dos o tres veces y luego se puso a sollozar.

    —Dígale a McCabe —gritaba Robinson—, dígale a McCabe que agarre el coche patrullero. y se lo meta en el trasero... Dígale a McCabe...

    Nunca me enteré qué otra cosa quería que hiciera McCabe, porque en ese momento McCabe irrumpió en el departamento de Montez, y luego los vi a los dos, a Robinson y a McCabe parados entre un montón de listones rotos y pedazos de yeso, mirándose.

    McCabe alzó la vista y dijo:

    —No se acerquen al borde porque se hunde todo el techo. Ya avisé a los bomberos. Vamos a hacer que desalojen el edificio, así que dígale a esa González que se ponga el abrigo y baje—. Luego miró a Robinson—. Tenías que hacer tu voluntad. No pudiste quedarte arriba. Tenias que demostrar que eres un atleta.

    Robinson no dijo nada.

    Más tarde, otra vez en el patrullero, le pregunté a Robinson qué había visto.

    —¿En el departamento de Montez? Ese hombre tiene una cantidad de libros. Hay veces que me digo que yo debía haber sido maestro y no policía. Mi cuñado es maestro. Gana más que yo y lo respetan más. Nadie respeta a un policía. Uno se rompe la crisma y arriesga la vida, y te escupen en la cara.
    —Así es —dijo McCabe.
    —Una vez rescatamos a cuatro personas de un edificio que se incendiaba en la calle 140, negros, como yo, y un hijo de puta me tiró un ladrillo. ¿Por qué? ¿Por salvar a cuatro personas?
    —Usted sabe a lo que me refiero. Cuando estaba parado allí en el césped y mirada alrededor, ¿qué veía?
    —Una inmunda casa de inquilinato que debían haber echado abajo hace cincuenta anos
    —dijo Robinson.
    —Un auto como éste, por ejemplo —dijo McCabe—, es algo nuevo para usted. Mueve algunas influencias y le dicen, está bien, siéntese en el asiento de atrás y escriba un cuento. Para nosotros ésta es nuestra rutina, llueva o truene, día tras día—. Atendió un llamado en la radio—. Una tienda de vinos, esta vez. En la 117 oeste. Lo de Brady.
    —¿Sabe? —me dijo—. A ese lugar lo asaltan todos los meses sin falta.

    Haciendo sonar la sirena aceleramos por la Avenida Amsterdam hasta la calle 117.


    Fin