• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    ASEDIO A LA CASA ROJA (John Sheridan Le Fanu)

    Publicado el jueves, agosto 20, 2015
    En la mitad del siglo XVIII se hizo muy famoso un pleito que hubo entre el señor Harper, consejero municipal de la ciudad de Dublín, y lord Castlemallard, tutor de lord Chattesworth mientras éste fue menor de edad, debido a un edificio al que todo el mundo había bautizado con el nombre de la Casa Roja, ya que su tejado era de ese color.

    Precisamente, el señor Harper se decidió a alquilar esa casa en enero de 1753, pensando que le vendría muy bien a su hija. Debido a que llevaba demasiado tiempo deshabitada, se tuvieron que efectuar muchas reparaciones y, sobre todo, se cambiaron los muebles. Esto supuso el gasto de una considerable suma de dinero.

    La hija del señor Harper estaba casada con el señor Rosser. Y esta familia convirtió la Casa Roja en su vivienda durante el mes de junio. Sin embargo, no habían pasado ni siquiera tres meses, cuando la joven y decidida pareja se vio forzada a reconocer, luego de cambiar de servicio repetidas veces, que el lugar era inhabitable.

    El siguiente paso lo dio el señor Harper al solicitar una entrevista con lord Castlemallard, para anunciarle que estaban anuladas todas las obligaciones asumidas al firmar el contrato de alquiler, debido a que la Casa Roja había resultado el escenario de los sucesos más misteriosos y terroríficos. Resumiendo el tema: el edificio se hallaba embrujado, por lo que era imposible contratar unos criados que fuesen capaces de pasar allí más de una o dos semanas. El señor Harper completó su exposición al considerar que, luego de haber comprobado lo mucho que sus hijos habían padecido, consideraba que además de romper el contrato tenían que ser resarcidos con una importante cantidad de dinero, debido a que todo el edificio era la madriguera de algo más abominable de lo que pudiera resultar un ejército formado por los más crueles asesinos.

    Lord Castlemallard exigió al señor Harper, por conducto legal, que cumpliese todo el contrato de alquiler; sin embargo, el consejero municipal le replicó con un informe minucioso de todos los sucesos, que apoyó con los testimonios de unos siete testigos. Esto le permitió ganar el juicio, lo que impidió que el caso fuera más lejos. Su Señoría tomó la decisión de rendirse antes de que el asunto llegase a los más altos tribunales.

    Veamos los sucesos que el señor Harper presento en su amplio informe.

    Una tarde de finales de agosto, cuando empezaba a anochecer, su esposa, la señora Rosser, se hallaba sola en la salita más próxima a la huerta, que se encuentra en la zona trasera del edificio en cuestión. Hacía unas horas que se había puesto a coser, sentada junto a una ventana abierta, cuando se le ocurrió retirar la vista de la costura, para llevarla al alféizar. Entonces pudo contemplar una mano allí, como si perteneciera a alguien que pretendiera entrar luego de haber escalado la alta pared. La mano resultaba muy pequeña, aunque estaba bien conformada, mostraba una piel blanquecina y toda ella debía considerarse algo gruesa. Era la mano derecha de una persona madura, acaso de un desconocido que superaba los cuarenta años.

    Debido a que se tenía noticias que, una semana antes, se había producido un robo en una mansión de la zona, donde se provocaron, además, el asesinato de la dueña y el incendio de parte de la casa, la señora Rosser pensó en lo peor al ver esa mano. Sobre todo al tener en cuenta que los homicidas del caso anterior no habían sido detenidos todavía por la policía. Esto le obligó a gritar con la mayor fuerza de sus pulmones y, como es natural, la mano desapareció al instante, aunque lo hizo moviéndose pausadamente.

    Rápidamente se organizó la oportuna investigación en la pared y en la huerta, sin poder localizar huellas de pisadas, ni otra evidencia del paso de una o más personas. Esto trajo consigo que se terminara creyendo que la pobre señora Rosser había sufrido una alucinación, después de estar cosiendo durante una excesiva cantidad de horas. La idea se quiso apoyar con el hecho de que ninguna de las macetas, que seguían perfectamente alineadas debajo de la ventana, habían sido movidas, lo que hubiese resultado normal si alguien hubiera pretendido escalar la pared.

    Sin embargo, aquella misma noche en una de las ventanas se escucharon unos golpes débiles, aunque insistentes. La servidumbre se llenó de pánico. El más decidido de los criados terminó por empuñar un atizador y, luego, abrió la puerta que daba al patio trasero. No encontró al causante de la llamada, por mucho que intentó escrutar en la densa oscuridad. No obstante, nada más cerrar, creyó estar oyendo como alguien golpeaba su puño sobre el batiente, igual que si pretendiera entrar a toda costa en la cocina. Resultó tan viva la sensación que, a pesar de que la llamada ya era más perceptible, prefirió alejarse de allí; mientras, los golpes en los cristales no dejaban de producir una mayor sonoridad.

    El sábado siguiente, la cocinera se encontraba sola ante los fogones. Eran las seis de la tarde. La mujer tenía la edad suficiente para no pensar en locuras, además había dado pruebas de su sensatez y serenidad. Repentinamente, pudo ver la misma mano, que le pareció corta de tamaño pero con unos dedos propios de un noble, con la palma apoyada sobre el cristal de la ventana; al mismo tiempo, se iba desplazando de arriba abajo, como si estuviera localizando algún punto en el cristal que le permitiese romperlo sin cortarse. Al contemplar esa mano sola, a la que no parecía acompañar ningún brazo, la cocinera dio un alarido y, al momento, se entregó a rezar con la mayor devoción. A los pocos segundos, la mano desapareció.

    Durante las tardes siguientes fueron muchas las personas que escucharon llamar en diferentes puertas. Los golpes eran débiles al comienzo; sin embargo, tardaban poco en volverse muy agresivos, dando idea de que estaban siendo propinados con el puño entero. En algunas de estas ocasiones el mayordomo se encargó de preguntar quién era; sin embargo, al no obtener ningún tipo de respuesta verbal, terminaba por negarse a abrir. Esto no impedía que siguiera oyéndose como una mano deslizándose pesadamente, de izquierda a derecha, por el otro lado de la puerta.

    El matrimonio Rosser también escuchó golpes en la ventana, mientras se encontraban en el salón. Los sonidos eran unas veces ligeros y espaciados, igual que si pretendieran transmitir una especie de contraseña; mientras que en otras resultaban muy sonoros y persistentes, hasta el extremo de que hubo momentos que estuvieron a punto de romperse los cristales.

    Estos ruidos sólo se habían producido en la zona trasera del edificio, siempre en el lado que daba a la huerta. Sin embargo, a partir de las nueve y media de la noche del martes comenzaron a escucharse también en la puerta principal. Se prolongaron por espacio de dos horas; mientras tanto, el señor Rosser no dejaba de maldecir, sobre todo al comprobar que el terror había provocado que su esposa se desmayara.

    Singularmente, transcurrió casi una semana sin que se produjera ningún sobresalto, con lo que los ocupantes de la Casa Roja creyeron que se había alejado la pesadilla. No obstante, el 13 de septiembre se repitieron los sustos. Fue a ocurrir en el momento que una de las doncellas bajó a la despensa a guardar una jarra de leche. Esta reducida estancia recibía la claridad y la ventilación por medio de un tragaluz, al que se había provisto de una abrazadera que sostenía el postigo. Cuando la doncella estaba mirando hacia el tragaluz, en un movimiento casual, se quedó anonada por el espanto, al observar cómo un dedo, blanquecino y muy grueso, asomaba por uno de los agujeros, para comenzar a moverse de un lado a otro, con la intención de alcanzar el pestillo. Al parecer no llegó a conseguirlo, aunque nadie lo pudo saber con toda certeza, debido a que aquella mujer escapó corriendo, para llegar a la cocina, donde perdió el sentido antes de que pudieran sostenerla. Al día siguiente, se despidió de la casa para siempre.

    Como el señor Rosser era un hombre muy sensato que no creía en los espíritus vivientes o en los fantasmas, a pesar del comportamiento de su esposa, junto a las criadas que ya se habían marchado, continuaba creyendo que esa «mano» debía corresponder a un bromista o a un criado resentido. Por eso se propuso descubrirlo a toda costa; sin embargo, se cuidó de contar a todos lo que iba a hacer en los próximos días.

    Una tarde, luego de que los golpes llevasen más de una semana sin oírse, el señor Rosser escuchó que alguien llamaba en la puerta principal. Se encontraba escribiendo en su despacho. Todo parecía en calma, excepto esos sonidos insistentes, que iban incrementando su volumen. Llegó al vestíbulo procurando no dejarse oír. Ya había advertido que la forma de llamar estaba cambiando, hasta convertirse en unos golpes suaves y acompasados, que alguien daba con la palma de la mano.

    El señor Rosser se disponía a abrir violentamente, cuando prefirió detenerse, al pensar que debía tomar algunas precauciones. Por eso se acercó a una alacena, en la que se encontraban unos bastones, varias espadas y algunas armas de fuego. Procuró guardarse una pistola en cada bolsillo y empuñó con la mano derecha un enorme garrote. Al momento, solicitó la ayuda de un criado, el que le merecía mayor confianza, y le entregó unos pistolones. De esta manera, los dos hombres llegaron ante la puerta armados hasta los dientes. A pesar de esto, procuraron moverse con el mayor sigilo, debido a que los golpes estaban intensificando su fuerza y, a la vez, las pausas entre unos y otros eran cada vez más cortas.

    El señor Rosser abrió la puerta con violencia, al mismo tiempo que cruzaba el garrote para impedir el paso del extraño. Pero allí no había nadie. De pronto, acusó una fuerte sacudida en el brazo, dada con la palma de una mano y a punto estuvo de caer rodando por el suelo. En seguida advirtió que algo se deslizaba por su espalda. Como el criado no había podido ver ni escuchar nada, fue incapaz de entender por qué su señor estaba mirando hacia atrás, con una expresión enloquecida y, sin venir a cuento, se liaba a descargar el garrote en el aire; al mismo tiempo, que procuraba cerrar la puerta con la mano izquierda.

    Desde aquel momento, el señor Rosser abandonó sus burlas o bromas, y se mostró tan aterrado como toda su familia y los servidores que aún seguían en la Casa Roja.

    Aquella noche el matrimonio subió a su dormitorio, donde el señor Rosser se cuidó de leer algunos versículos de la Biblia y, cosa extraña en él, hasta rezó unas oraciones que recordaba de su niñez. Sin embargo, no pudo dormirse hasta las doce y cuarto. Precisamente, cuando empezaba a adormilarse, escuchó unos ligeros golpes en la puerta entreabierta y, después, el deslizamiento de una mano por la pared empapelada del fondo.

    Abandonó la cama dominado por el pánico, y se aproximó a la entrada chillando: «¿Quién es?». No recibió ningún tipo de respuesta que no fuera un sonido parecido al anterior: una mano desligándose, pero en esta ocasión por la parte inferior de la puerta.

    A la mañana siguiente, cuando todos se levantaron supieron que una de las criadas había descubierto, horrorizada, las marcas dejadas por una mano sobre el polvo de una mesa, en la que se habían desempaquetado diferentes bultos la tarde anterior. El señor Rosser fue a comprobar esas huellas y, a pesar de reconocer que eran el testimonio de la presencia de un fantasma, intentó restar importancia al asunto.

    Poco más tarde, queriendo dejar claro que sabía actuar con la cabeza, ordenó que todos los ocupantes de la Cara Roja dejaran la huella de su mano derecha sobre la misma mesa. Como también dejó la de su propia mano, junto a la de su esposa, se pudo comprobar que ninguna coincidía con la primera. Además, por sus dimensiones respondía a la descripción proporcionada por la señora Rosser y la cocinera.

    No había duda de que el propietario de esa mano derecha, quienquiera que pudiera ser, se hallaba en el interior del edificio. Esta certeza llenó de miedo a todos, hasta el punto de que la tensión ambiental creció a unas cotas indescriptibles.

    Por este motivo, durante las noches siguientes la señora Rosser sufrió unas pesadillas cargadas de alucinaciones, en medio de las cuales brincaba fuera de la cama, pálida y al borde de un ataque epiléptico; sin embargo, luego de tomar un tranquilizante, era incapaz de poder contar esos sueños que tanto le habían atormentado. Y es que era como si la mente se le hubiera borrado por culpa del inmenso terror. Los médicos a los que se pidió consejo, diagnosticaron que las pesadillas respondían a una enfermedad de carácter más físico que mental.

    Cierta noche, nada más entrar en el dormitorio matrimonial, el señor Rosser se sintió impresionado ante el silencio tan absoluto que pesaba allí mismo. Siempre había gozado de un oído bastante sensible y, sin embargo, no podía escuchar la respiración de su esposa, que se había metido en la cama una hora antes y ya debía estar dormida.

    Sobre una mesita una vela encendida iluminaba parcialmente la cabecera de una cama provista de dosel, cuyas cortinas permanecían desplazadas, como era habitual. Como el señor Rosser había estado repasando unas cuentas, llevaba en las manos el pesado libro de contabilidad. Se notaba muy impresionado cuando llegó junto al lecho, para descorrer aún más las cortinas. Durante unos momentos creyó que su esposa estaba muerta, ya que se encontraba tumbada boca arriba, muy quieta, con los ojos abiertos y fijos en el techo y la frente cubierta con una gran cantidad de gotitas de sudor...

    Y sobre la almohada, cerca de la cabeza femenina, había algo extraño, que al principio el señor Rosser confundió con un sapo amarillento; sin embargo, pronto cayó en la cuenta de que era la mano blanquecina y macilenta, cuya muñeca estaba apoyada en la sábana, mientras los dedos avanzaban hasta la sien de la señora Rosser.

    Al sentirse dominado por un inmenso terror, el señor Rosser lanzó el pesado libro, con todas sus fuerzas, hacia donde creía que debía esconderse el dueño de esa mano. Pero no llegó a alcanzarle. Luego, pudo ver cómo la mano se retiraba muy despacio, a la vez que las cortinas se ondulaban ligeramente.

    El señor Rosser corrió hasta el otro extremo del lecho, con lo que pudo observar cómo era cerrada la puerta de la habitación próxima, tras la cual había un gabinete. No dudó en abrirla, para entrar allí llevando la lámpara. No encontró a nadie. Después de registrarlo todo, cerró la puerta con llave y echó el cerrojo de seguridad. Seguidamente, llamó a la servidumbre. Entre todos lograron, no sin realizar un gran esfuerzo, que la señora Rosser superara su desmayo. La infeliz había sufrido una crisis nerviosa.

    Lo que provocó que los Rosser salieran definitivamente de la Casa Roja fue la misteriosa dolencia que atacó a su hijo, que sólo tenía dos años y medio de edad. El niño parecía incapacitado para dormir, ya que se pasaba las horas enteras llorando por culpa de un terror indescriptible. El médico diagnosticó que padecía un comienzo de hidroencefalitis. Por lo que su madre jamás se separaba de la cuna, ahogada por el temor a perderlo. Allí se pasaba los días enteros, en compañía de su doncella de más confianza.

    La cunita del niño había sido pegada a la pared, con la cabecera unida a una alacena. Debido a que la puerta de ésta no cerraba muy bien, se colocó una blanca cortina para proteger al enfermito.

    Poco tardaron las dos mujeres en comprobar que el niño se tranquilizaba casi por completo en el momento que le cogían en brazos. No obstante, cuando se había dormido, si le devolvían a la cuna, a los pocos minutos comenzaba a llorar igual que si le estuvieran matando. Finalmente, descubrieron lo que consideraron la causa de todos los males.

    Llenas de terror pudieron ver como, luego de salir de la puerta entreabierta de la alacena, la misma mano blanca y macilenta se deslizaba por el baldaquín de la cuna, dejando la palma hacia abajo. En un descenso que fue a detenerse en el momento que los dedos tocaron la cabecita del niño. Entonces, la madre dio un salto desesperado, para coger a su hijo entre los brazos y, llevando detrás a la doncella, escapó hasta el dormitorio donde se encontraba su marido. Nada más que cerraron la puerta, pudieron escuchar el golpeteo exigente de esa maldita mano que no cesaba de llamar.

    A la mañana siguiente fue cuando los Rosser dejaron la Casa Roja para siempre.

    Pasados muchos años, un personaje que se hacía llamar señor Rosser, que ya era un anciano de seria presencia y fácil de palabra, contó a todo el que quiso oírle que hacia tiempo vivió un primo suyo, de nombre james Rosser. Al parecer éste había ocupado durante una larga temporada el dormitorio de una enorme casa, cuyo tejado era rojo, a la que las gentes atribuían la condición de embrujada, por lo que terminó siendo derribada.

    James Rosser había venido sufriendo a lo largo de su vida, siempre que se hallaba enfermo, cansado o sufría una pequeña fiebre, unas inquietantes pesadillas: la aparición de un hombre gordo y muy pálido. Esta visión le venía acompañando desde la infancia, y resultaba tan similar, que llegó a poder reconocer aquella figura y aquel rostro, tan sensual dentro de sus rasgos enfermizos, junto a los rizos de una peluca empolvada y los bordados de un traje oscuro, más que al mismo retrato de su abuelo, el cual presidía todas las comidas de la casa, ya que se encontraba colgado en la pared central del comedor.

    El señor Rosser se cuidaba siempre de destacar que esta historia ofrecía las mayores evidencias de ser real, debido a su reiteración, tan exacta y constante. Y siempre la concluía, llamando a su primo «mi infeliz Jimmy», pues estimaba que lo más horrible de su figura debía localizarse en el hecho de que se le hubiera amputado la mano derecha.


    Fin



    Sheridan Le Fanu fue un escritor irlandés, nacido en el año 1818, que se graduó en el Trinity College. Ejerció como abogado, hasta que se dedicó por entero al periodismo. Sin embargo, lo mismo que les sucedió a algunos autores populares del siglo xix, como Julio Verne o Emilio Salgari, no necesitó viajar para introducir en sus escritos unos mundos próximos o lejanos, en los que se mueven infinidad de personajes que parecen extraídos de la observación real y no de lo imaginado.

    Le Fanu perdió muy pronto a su esposa y se vio amenazado por otras situaciones físicas y espirituales, que le llevaron a interesarse por las Ciencias Ocultas. La inmensidad de temas que éstas cubren le permitieron desarrollar unos relatos, lo más apreciado de su inmensa obra, donde el misterio, los fantasmas, todas las variantes del terror y de las pasiones humanas son combinados con una maestría excepcional. Hija suya es Carmilla, una de las mujeres-vampiro más famosas de la literatura. También se cree que Bram Stoker, el autor de Drácula, le copió algunos de sus mejores argumentos. No obstante, en el relato que hemos seleccionado Le Fanu prefiere recurrir a un estilo periodístico, algo lógico en quien terminó siendo editor de prensa, sin dejar de mostrar la debilidad, humana y esa amenaza que siempre surge de lo sobrenatural, aunque esto sólo dependa de una mano demasiado inquieta...