• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    EN LAS TINIEBLAS DE MI LOCURA

    Publicado el domingo, octubre 12, 2014


    Por Kathleen Walker Seegers.


    AGARRÉ la pesada pistola y, con voz llena de pánico, le grité a mi esposo, que se hallaba al otro lado de la puerta cerrada:

    —¡Vete, o te mato!

    Me hallaba delirante de nuevo. Mi esposo me había estado instando a que tomara las pastillitas azules prescritas por el médico. Mi marido decía que eran sedativos, pero súbitamente creí que trataba de envenenarme. Me había yo encerrado al fin en el dormitorio, armada con la pistola cargada que él guardaba en su mesita de noche, a causa de que vivíamos aislados.

    Sonó el teléfono. Mi esposo lo contestó en la sala y yo descolgué la extensión que teníamos en el dormitorio. Quien llamaba era mi tía. Guardando silencio, escuché cómo él le explicaba la situación.

    —No es verdad —les interrumpí.

    Ambos comenzaron entonces a dirigirse a mí, contestando con calma a mis histéricas acusaciones, asegurándome que me querían, instándome amablemente a que entrara en razón, hasta que, al cabo de una hora, más o menos, abrí la puerta y dejé la pistola.

    Esta tensa escena era la culminación de más de dos años de depresión síquica, intermitente pero cada vez más profunda, que acompañaba mi menopausia. Era la primera vez que mi esposo entraba en terrible contacto con el extraño infierno de la demencia.

    En mi familia, muy unida y feliz, no había antecedente alguno de perturbación mental. Yo sabía, naturalmente, que hay personas que sufren trastornos mentales: oscuros fantasmas encerrados en asilos para dementes. Pero estas eran cosas que ocurrían muy lejos, y a otras personas.

    Yo había sufrido los altibajos que ocurren comúnmente en la escuela de segunda enseñanza y en la universidad. Había sabido sobrellevar la temprana pérdida de mis padres, así como la muerte de mi novio en la segunda guerra mundial. Con el tiempo llegué a ocupar un empleo de responsabilidad y absorbente como directora de una revista mensual.

    Mi tardío matrimonio fue un suceso tranquilo que me satisfacía plenamente. Mi esposo, que es escritor, y yo nos trasladamos a una casa que él estaba construyendo en su tiempo libre con sus propias manos. Éramos profundamente felices. Firmé un contrato para escribir un libro que me permitía redactarlo sin prisas, mientras seguía atendiendo el hogar, arreglando el jardín y viajando con mi esposo. Distábamos mucho de ser ricos, pero no teníamos deudas ni dificultades económicas.


    BOMBA DE TIEMPO


    Entonces, casi imperceptiblemente al principio, esta vida idílica comenzó a desintegrarse. Me fui haciendo cada vez más irritable, disputaba por cosas sin importancia o sin la menor causa. Tenía accesos de cólera irrazonable. Cierta vez, cuando salíamos a una reunión, mi esposo olvidó traerme al auto mi bolsa de mano, como se lo había pedido.

    —Nunca atiendes a lo que te digo! —le increpé.

    Me miró, completamente atónito.

    A veces me acometían accesos de alegría y me reía entre dientes, con irreprimible regocijo, de algo tan poco divertido como son las páginas de los periódicos dedicadas a las finanzas. En varias ocasiones acusé a mi esposo de hacer publicar algunas prosaicas noticias como una broma.

    Con más frecuencia, me sentía deprimida e infeliz. No podía tomar ni la más sencilla decisión. ¿Me iría de compras o limpiaría los armarios? Empezaba una faena y la abandonaba. Me parecía que seguía a pie un camino sin fin que no llevaba a ninguna parte.

    Reconociendo que todo esto era poco normal, empecé a visitar a un siquiatra, quien me suministraba tranquilizadores y me dejaba hablar. Pero, a pesar de tener dos entrevistas por semana con él, la pendiente por la que yo rodaba era cada vez más empinada.

    En ocasiones perdía toda conciencia de la realidad. Cierta vez me volví a la mujer que limpiaba en casa y le dije seriamente:

    —Celia, si no quieres volar en pedazos, márchate de casa antes de la una de la tarde. A esa hora va a estallar una bomba de tiempo.

    Encontraba razones para sospechar de cualquier cosa. Un día, a mediados del invierno, cuando mi esposo y yo navegábamos en un esquife de aluminio por el río cercano, que estaba casi helado, zozobró nuestra embarcación en la cascada que había cerca de casa. A no ser por los esfuerzos sobrehumanos que hizo mi esposo, nos habríamos ahogado. ¡Al día siguiente, lo acusé de haber causado el accidente de propósito para librarse de mí!

    Con frecuencia parecía como si mi yo verdadero fuese un simple espectador que no participara realmente en lo que me sucedía, sino que lo observara con indiferencia. Otras veces experimentaba de pronto un intenso sentimiento de culpa por las molestias y gastos que le estaba causando a mi esposo y trataba de compensarle con muestras efusivas de afecto. Llegó a recibir con recelo estas demostraciones de remordimiento, considerándolas un preludio a una renovada hostilidad por parte mía.

    Sólo trabajaba en mi libro esporádicamente y por fin dejé de hacerlo. Como llegó a resultar peligroso para mí conducir el automóvil, mi marido me llevaba a las entrevistas con el siquiatra. En cierta ocasión, al regresar a casa, le pedí a mi esposo que tomara por la vía de acceso al garaje de unas personas a quienes apenas conocíamos.

    —Pero no nos esperan —contestó mi esposo, y continuó hacia nuestra casa.

    Me lancé furiosa a arrebatarle el volante de las manos. Lo asió él firmemente, y entonces abrí la puerta del auto para arrojarme afuera. Mi marido me echó al cuello el brazo derecho y siguió conduciendo con la mano izquierda mientras yo le pegaba con ambas manos. Finalmente me las arreglé para que el auto fuera a parar en una zanja. ¡Ahora tenía a mi esposo en mis manos! Si me soltaba el tiempo suficiente para poder dar marcha atrás, podría yo saltar afuera. Sentía la emoción de un verdadero triunfo.

    Mi esposo siguió sentado pacientemente, sujetándome con firmeza, hasta que un transeúnte se detuvo y le ofreció ayuda. El desconocido se encargó de sacar el auto de la zanja.

    Poco después, el siquiatra me internó en un sanatorio para someterme a un tratamiento de choques eléctricos. Pasadas tres semanas volví a casa, apaciguada y confusa. Estaba convencida de que el tratamiento me había dañado el cerebro. Y cuatro días después, mi mundo estalló totalmente: fue entonces cuando amenacé a mi esposo con la pistola. Era evidente que habría que hacer algo radical.


    CANTOS DE DESESPERACION


    Los dos años de visitas al siquiatra, más los costos del sanatorio, habían reducido considerablemente nuestros recursos económicos. Los ingresos de mi esposo en el último año habían disminuido muchísimo a causa de la agitación que reinaba casi constantemente en nuestra casa. No teníamos los 10.000 dólares que, aproximadamente, costaría mi estancia en un hospital particular por espacio de tres o cuatro meses. Tendría que ir al manicomio del Estado. Esto era para mí el fin del mundo, el Apocalipsis, Getsemaní.

    Nunca olvidaré el día en que me internaron en el hospital. Por la mañana, antes de levantarnos, mi esposo me estrechó entre sus brazos durante largo rato. No había nada que decir. Ninguno de nosotros podía adivinar lo que nos reservaba el futuro. Corría febrero, y una ventisca había dejado las carreteras intransitables para un auto corriente. Así que viajamos los 40 kilómetros que había hasta el edificio del tribunal en un jeep, carente de calefacción. Los remolinos de nieve impedían ver claramente, y me parecía que se extinguía toda vida... la mía incluso.

    Afortunadamente me encontraba en un estado de ánimo sumiso cuando se efectuó la audiencia ante el juez que debía dictar la orden para que se me internase, y, con la mano de mi esposo en la mía, contestaba tranquilamente a las preguntas que me hacía.

    —Se da usted cuenta de que se le va a internar en un manicomio, ¿no? —me preguntó. Asentí con la cabeza, en silencio—. ¿Quiere usted ingresar en él? —prosiguió.
    —No, no quiero ingresar en él —dije con desesperación—. Pero sí quiero curarme.

    El juez accedió a que fuera mi esposo el que me llevara en auto al manicomio del Estado, situado a unos 225 kilómetros de allí. Se me debía internar a las 10 de la noche de aquel mismo día.

    Nevaba más fuerte aun que antes. Comencé a encolerizarme. Cuando vimos un hotel a la orilla de la carretera, le dije a mi esposo que parara. Trató de razonar conmigo, pero sólo consiguió ponerme furiosa.

    —No puedes esperar, ¿eh? Te corre prisa internarme en el manicomio —le reclamé.

    Años antes, mi esposo solía cantar mucho cuando íbamos en automóvil. Ahora comenzó a cantar lo más fuerte que podía, para que pudiera yo oírle a pesar del ruido que hacía el jeep. Y consiguió lo que quería. Me tranquilicé al instante y, tan pronto como terminaba una canción, le pedía que me cantara otra. Mientras avanzábamos trabajosamente por la carretera, llena de montones de nieve, mi marido cantó casi sin parar durante las cinco horas del viaje, que hicimos ateridos de frío.

    No recuerdo nada de los trámites de mi ingreso en el manicomio, pero mi esposo dijo que todo el personal había sido muy amable. Él regresó directamente a casa, a través de la tormenta, y llegó allá a las 8 de la mañana siguiente. Tiempo después me dijo que aquellas habían sido las 24 horas más negras de su vida.


    NORMALIZACION


    El lapso más amargo de mi vida empezaba precisamente entonces. Una enfermera amable, pero seria, me condujo por lo que parecían kilómetros de corredores y de puertas pesadas, cada una de las cuales abría un atento enfermero, que la cerraba de nuevo a nuestras espaldas, interponiendo una barrera entre mí y el único mundo que yo conocía.

    Los primeros días me estaba sentada en mi estrecha habitación, cavilando. De vez en cuando me arrancaban de mi apatía las órdenes de las enfermeras, que distribuían hormonas y píldoras de otras medicinas y, a las horas de las comidas, conducían a todos los pacientes, como a un rebaño, al comedor.

    Durante estos primeros días, mi atención vagaba sin rumbo. Por mi mente pasaban ideas inconexas como polvorientos demonios. A una falsa ilusión sucedía otra. En el cuerpo de médicos había varios de habla española, refugiados de Cuba. Llegué a estar cierta de que Castro había tomado el hospital y su jardín como parte de su imperio, y que yo era su prisionera.

    Gradualmente comencé a distinguir los individuos que había en mi piso y que al principio sólo fueron para mí una horrible mezcolanza. La mujer de bondadoso aspecto, pero prematuramente envejecida, que ocupaba el aposento próximo al mío era una alcohólica amistosa. Otra mujer, más vieja y de pelo cano, no cesaba de tejer una colcha de punto sin levantar nunca los ojos. Una muchacha gorda prorrumpía periódicamente en obscenos gritos de injuria, que no iban dirigidos a nadie en particular. Una vieja de Trinidad dormitaba todo el día, pero, cuando se la despertaba, cantaba con voz temblona : "Cuando llegues a las puertas de perlas, pide misericordia".

    Variaban nuestra monótona rutina la terapéutica ocupacional y, en ocasiones, una hora de música, usada también como terapia. Cada paciente tenía una consulta semanal, con lo que parecía un verdadero ejército de médicos y enfermeras, el "día de reunión general". Posteriormente me enteré de que los médicos le dijeron a mi esposo que mi padecimiento era una sicosis regresiva causada en gran parte por un desequilibrio hormonal, provocado, probablemente, por la menopausia. Me administraban una hormona y dos tranquilizadores, junto con pequeñas dosis de cierto estimulante para prevenir el rigor o temblor muscular, que son, con frecuencia, efectos secundarios.

    Con este tratamiento mi vida pareció normalizarse notablemente. No tenía que tomar ninguna de las pequeñas pero fastidiosas decisiones personales que me habían parecido tan pesadas en casa. Se me decía cuándo tenía que comer, cuándo tenía que bañarme, cuándo tenía que irme a la cama. Una vez a la semana, una biblioteca rodante traía nuevos libros, y yo leía todos los que caían en mis manos. Poco a poco fueron desapareciendo todos mis delirios, mis angustias y sospechas.

    Al cabo de dos semanas, se le dio a mi esposo, que me había inundado con cartas llenas de afecto, permiso para visitarme por espacio de unas horas. Una semana después me dieron una tarjeta que me permitía vagar libremente por el jardín del hospital. Dos días más tarde, mi médico me concedió permiso para pasar todo un día fuera del manicomio con mi marido. Juntos cruzamos en auto las montañas hasta llegar a una fonda cercana, donde almorzamos sibarítica y descansadamente.


    ALEGRE LIBERACION


    Me pareció mucho más largo el tiempo, pero fue justamente al cabo de un mes de mi internamiento en el manicomio cuando se me permitió ir a pasar en mi casa un fin de semana. Cuando llegamos allí mi esposo y yo, sentí como si me encontrara en el cielo. Una y otra vez me acercaba a las ventanas para contemplar los bosques u observar los espumosos rápidos del río que corría más abajo de nuestra casa. Hice incluso la prueba de cocinar algo y arreglar un poco las habitaciones.

    Al final de la quinta semana de mi estancia en el manicomio, mi esposo fue conmigo a ver a los médicos del cuerpo directivo. Después de hacerme unas cuantas preguntas, el siquiatra en jefe me dijo:

    —Ha mejorado usted tan rápidamente, que es probable que en una semana más esté en condiciones de abandonarnos.

    Mi marido y yo nos miramos llenos de júbilo.

    Tras mi salida del manicomio, mi esposo y yo estuvimos año y medio haciendo visitas semestrales a una clínica local para enfermos mentales. En cada una de estas visitas me disminuyeron la dosis de la medicina que tomaba y finalmente me dijeron que no necesitaba ya medicación. Mientras tanto, reanudé poco a poco la vida activa que había llevado antes de que mi mundo perdiera el equilibrio.

    Me doy cuenta de lo afortunada que fui, porque este tipo de enfermedad mental responde bien al tratamiento. Del total de personas que sufren sicosis regresiva (de seis a siete mujeres y uno o dos hombres por cada 100.000 personas), hoy más del 80 por ciento recuperan la salud completamente.

    En la actualidad., libre de la angustia que me atormentó tanto tiempo, me siento llena de una nueva sensación de bienestar. Nuestro matrimonio florece de nuevo; nunca olvidaré la firme lealtad de mi esposo durante la terrible prueba que tuvo que pasar. Mi libro se ha publicado. Continúo escribiendo, haciendo de ama de casa y arreglando un poco el jardín. La destructiva impresión que sufrí ha intensificado mi apreciación del mundo que me rodea. Recordando mi extravío a través del mundo de pesadilla creado por mi perturbada mente, gozo como un tesoro cada instante en que soy dueña de mis propios pensamientos.