• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    CÓLERA SALVADORA

    Publicado el domingo, octubre 19, 2014


    Drama de la vida real.

    El tren, atestado de pasajeros, avanzó a gran velocidad hacia el puente destrozado... Unos momentos después se precipitaba en las aguas.


    Por Maurice Shadbolt.


    ALGUNOS aseguran haber visto aquel día una nube muy extraña. Parecía un león en actitud de dar el zarpazo, y se cernía sobre la yerma región de lomas sin árboles del corazón mismo de la isla norte de Nueva Zelanda, donde rugen tres volcanes en constante actividad. Hubo un tiempo en que, según la tradición maorí, aquella tierra arenosa y desértica alojaba a vengativos dioses, por lo cual los viajeros harían bien en evitarla o en cubrirse los ojos con guirnaldas de hojas.

    Era la nochebuena de 1953. Y la Navidad prometía ser la mejor que jamás se hubiera visto en Nueva Zelanda. El día anterior, la reina Isabel II, primer monarca inglés reinante que visitaba el país, había desembarcado para compartir la temporada de fiestas con sus súbditos neozelandeses.

    El empleado postal Cyril Ellis, de 27 años de edad, no se contó entre los que vieron la nube parecida a un león, porque en ese momento estaba absorto trabajando en la copiosa correspondencia de fin de año. Tampoco esperaba ver a la Reina, pues la soberana no visitaría aquella parte del país. Ellis vivía y trabajaba en la pequeña población de Taihape, en el extremo sur de la volcánica meseta que era también su tierra natal. Había venido al mundo y se había criado en la aldea maderera de Rangataua, a unos cuatro kilómetros del más grande de los tres volcanes: el formidable pico de 2797 metros de altura que los maoríes llaman Ruapehu. En su adolescencia había pescado en los helados arroyos que corren por las laderas inferiores del volcán; en aquellas rocosas alturas había perseguido a venados y puercos salvajes.

    Pero sabía que aquel pico era algo más que un sitio de recreo. Ellis lo conocía también como una furibunda amenaza. Durante cierta prolongada erupción vio llover negras cenizas alrededor de su casa durante días enteros, y sintió que su cama temblaba por efecto de las sacudidas subterráneas. A veces soñaba incluso con la montaña. En uno de esos sueños, que lo intrigará el resto de sus días, se observó a sí mismo viajando con su madre en el ferrocarril, desde cuya ventanilla alcanzaba a ver el Ruapehu. De pronto sintió un miedo tremendo y le dijo a su madre: "Algo malo está sucediendo. ¡Vamos hacia el abismo!" Y se abrazó a ella con fuerza.

    Hacía diez años que Ellis había tenido aquel sueño, casi olvidado en aquella nochebuena de 1953. Esa noche, cediendo a un impulso, decidió hacer en auto, en compañía de su esposa y su madre política, el viaje de 60 kilómetros hacia el norte para visitar a sus padres en Rangataua. A unos 15 kilómetros de su destino tuvo que detenerse a revisar los neumáticos. Todo estaba en calma en la meseta, a 600 metros de altura, y no hacía viento; a lo lejos, sin embargo, el joven podía oír un ruido extraño; un tenue rugido que iba aumentando poco a poco de intensidad. No lograba imaginar qué causaría aquel estruendo.

    Pronto supo de dónde procedía. A unos cinco kilómetros camino adelante estaba el lugar llamado Tangiwai, que en lengua maorí significa "Aguas que lloran", Si el dolor humano había inspirado tal nombre, el lugar iba a conocerlo mayor antes de que terminara la noche.

    Dos puentes, uno del ferrocarril y otro para automóviles, cruzaban el río Whangaehu en Tangiwai y el primero servía a la principal línea ferroviaria entre Wellington y Auckland, donde la Reina residía en ese momento.

    Eran las 10:15 de la noche cuando Cyril Ellis llegó a Tangiwai y halló al Whangaehu extraordinariamente crecido; al extremo de que ya el agua cubría el puente de la carretera. Ello explicaba el estruendo que había estado oyendo. No había llovido en los últimos días; el enorme torrente no podía venir sino de una fuente: del Ruapehu. Impaciente por llegar a Rangataua, Ellis oprimió el acelerador y el camión se lanzó a atravesar el puente. Pero el río crecía a ritmo escalofriante. A la luz de los faros del vehículo Cyril vio una gigantesca oleada amarilla, y el puente entero desapareció ante sus ojos; dio marcha atrás, apenas a tiempo.

    El joven lo ignoraba entonces, pero no presenciaba una simple inundación repentina, sino un verdadero lahar, o sea un desbordamiento de origen volcánico. El Ruapehu acababa de dar libre cauce al lago de su cráter y estaba arrojando toneladas de agua, barro y nieve, en una irresistible ola de energía que se precipitaba por las faldas del volcán hacia la llanura. El alud, de materia sólida y líquida, arrastraba cuanto hallaba a su paso.

    El fragor era enorme. Ellis echó la luz de su lámpara eléctrica corriente arriba, sobre las vastas aguas embravecidas, en las que saltaban piedras y troncos, hasta alcanzar con su rayo el puente ferroviario. Aquel cuadro era el más increíble de todos. El torrente había llegado al tramo central; sólo quedaban los rieles, que sin apoyo empezaban a combarse por el centro.

    Ellis dirigió la vista vía arriba... y lo que vio no habría podido, ser peor. Era la luz de un tren que se aproximaba. "Ocúpate de detener los automóviles en la carretera", pidió a su esposa. "Yo trataré de parar el tren".

    Salvó a zancadas unos 100 metros hasta llegar al terraplén, saltó una cerca, trepó por una corta pendiente y, agitando su lámpara, echó a la carrera por la vía, al encuentro del tren. Parecía volar mientras el convoy surgía rugiendo de la noche. Al parecer el tren disminuía la marcha, pero era demasiado tarde. Hasta la fecha Ellis no sabe cómo se libró de verse arrollado y aplastado bajo las ruedas. Se habría dicho que una mano gigantesca lo hubiese levantado para arrojarlo a un lado al pasar el tren en ruidosa carrera hacia el puente derrumbado.

    El joven cayó rodando por el terraplén, se puso de pie y vio pasar frente a él los vagones iluminados. No era un simple convoy de carga: era el rápido de Wellington a Auckland, atestado de viajeros, de familias enteras, docenas de niños que esperaban hallar a la mañana siguiente toda clase de regalos.

    Cuando el tren alcanzó el puente, los rieles se rompieron y la locomotora se precipitó en el río con un estallido tremendo. Tras ella fueron el ténder y el primer coche de pasajeros. El segundo de los vagones fue lanzado a lo alto y voló por el aire a una altura de unos 30 metros antes de desplomarse en el lado opuesto del torrente. Los carros tercero, cuarto y quinto, cuyos enganches se mantuvieron firmes unos minutos, fueron blanco simultáneamente de la terrible marejada, lo que provocó tres rápidas detonaciones; quedaron flotando, y con las luces encendidas parecían tres góndolas colosales; luego se fueron hundiendo poco a poco y desaparecieron bajo un río de lodo y escombros. Entre el fragor de las aguas Ellis oía los gritos de pánico de los viajeros.

    El destino del sexto coche fue un milagro. Quedó colgando a la orilla del vano del puente roto, inclinándose hacia la furiosa corriente en un ángulo de 45 grados, pronto a seguir la suerte de los demás.

    Aterido y sin aliento, Ellis se encaramó por el terraplén y se metió en el furgón del guarda, a la cola del tren. Agarró por el brazo al aturdido empleado. "La mayor parte del tren se hundió", le comunicó, "y otro vagón está a punto de caer al río. Tenemos que Sacar de allí a la gente".

    El guarda, aunque sacudido por la brusca parada del convoy, se resistía a creer al extraño hombre que, con expresión de loco, surgió ante él de las sombras y el desierto. Con todo, juntos se lanzaron a lo largo de los tres vagones que aún estaban a salvo sobre la vía, hasta llegar al que se columpiaba al borde del furioso torrente. Los pasajeros, aturdidos, no se habían movido de su sitio.

    Consciente de que cada segundo era precioso, Ellis empezó a asir a los viajeros de brazos, piernas u hombros y a empujarlos por la puerta del vagón antes de que pudiesen protestar. Pero no había sacado a más de cinco o seis personas, cuando el coche se inclinó por última vez y, al romperse el enganche trasero, se precipitó al río. Ellis gritó para que lo oyeran a pesar de los alaridos que se alzaban a su alrededor: "¡Que no cunda el pánico! ¡Yo los sacaré de aquí!"

    No parecía haber muchas esperanzas. Ellis hizo la más profunda aspiración de aire de su vida mientras las aguas rugían sobre su cabeza y la inundación azotaba directamente al vagón, que daba vueltas sobre sí mismo una y otra vez, como un barril de agua en el cual iban atrapadas dos docenas de personas aterrorizadas. Sosteniendo a dos señoras que se aferraban a él desesperadamente, trató de agarrarse a uno de los bastidores para el equipaje mientras el vagón daba vueltas. Entre la lobreguez de las aguas, pudo ver que la lámpara que llevaba en la mano seguía milagrosamente encendida. De pronto, tras dar infernales vuelcos una distancia de 30 metros, el vagón cayó con un crujido sobre uno de sus costados.

    El joven salió a la superficie, aunque el agua seguía inundando el coche, y aspiró el aire encerrado en éste. Con ayuda de su lámpara vio que otras cabezas asomaban sobre la superficie. Por extraño que pareciera, la mayoría de los que estaban en el vagón habían sobrevivido. Pero urgía que salieran de allí. Trató de hacer una abertura en la ventanilla que había por encima de él, primero con el codo y luego con uno de sus zapatos.

    —¿No puede usted salvar a mi esposa? —le suplicó alguien.
    —Démela usted.

    Ensanchó la abertura y por ella hizo pasar a la señora. Ésta, ya afuera, sobre el costado del vagón, se encontró a salvo de la inundación.

    —Ayude usted a los que vayan saliendo —ordenó Ellis a esa señora.
    —Me convence usted —declaró el esposo, agradecido—. Me quedaré a ayudarle.
    —¡Magnífico! Necesito que me ayuden.

    Y entre ambos se aplicaron a salvar a los otros 22 pasajeros que a duras penas se sostenían con vida en el coche inundado. Algunos, víctimas de choque, luchaban fuera de sí contra Ellis. Otros, a los que habían hecho salir del coche a empujones, trataban de volver al interior de éste en busca de algún familiar que estuviera aún dentro. El muchacho no tenía tiempo para contemplaciones. Propinó un puñetazo en la cara a uno de los viajeros y se sintió tentado a hacer lo mismo a otros. La cólera lo impulsaba; cólera por verse en el río, metido en una empresa tan suicida; cólera al ver que otros parecían darse por vencidos tan fácilmente. Y más que nada, tal vez fue la cólera que animaba a Ellis lo que salvó la vida a los que le rodeaban. Porque obraba como un ser sobrehumano, emprendiendo acciones muy superiores a sus fuerzas; pensaba incluso que no era él quien actuaba así.

    Se sumergió de nuevo en las densas aguas para tirar de otros viajeros y empujarlos afuera por la ventana rota. A veces tenía que halar a alguna mujer por los cabellos; otras, alzaba en brazos a algún hombre como si fuese un niño. Durante 90 minutos, magullado, sangrando, sintiendo que se helaba, trabajó empeñosamente metido hasta el hombro en el fango, para sacar del vagón a la gente.

    Los últimos a quienes salvó fueron dos ancianos, uno de los cuales había quedado debajo de la puerta del baño, y el otro con el pie atascado debajo de un asiento; ambos habían podido conservar la cabeza fuera del agua. Alrededor de 23 personas estaban ya a salvo, sentadas sobre el costado del vagón, esperando auxilio. Sólo un viajero pereció allí: una niña que se ahogó en el cieno, debajo de un asiento; Ellis no la había visto en la oscuridad que lo rodeaba. Sacó del coche el cadáver y lo tendió cuidadosamente a un lado del vagón.

    A medianoche la inundación empezó a ceder casi tan repentinamente como había crecido. En la margen del río se veían luces, reflectores que penetraban la oscuridad, sombras que iban y venían: trabajadores forestales, granjeros, soldados y marineros del cercano campamento militar de Waiouru y de la estación radiotransmisora naval en Irirangi. Se formó una cadena humana, y a los ocupantes del último coche se les ayudó a llegar a tierra firme y hasta una gran fogata que la madre política de Ellis había encendido para que los sobrevivientes se calentaran.

    El joven fue el último en abandonar el vagón. Su esposa ya lo había dado por perdido, pues pensó que había caído bajo las ruedas del tren antes de que se precipitara en las aguas. Tres horas después, Ellis, su esposa y su suegra volvían a casa en Taihape. Para ellos no había habido nochebuena.

    En total, de los 285 pasajeros que se calcula iban en el rápido, 151 perdieron la vida en el desastre de Tangiwai.

    Los sobrevivientes relataban episodios asombrosos. Cuatro hombres que jugaban a la baraja en el primero de los coches se hallaron juntos otra vez en la orilla del río, sin que pudiesen recordar nada de lo sucedido. Encontraron con vida a una anciana, metida hasta el cuello en el lodo, a unos 275 metros corriente abajo. Toda una familia (un matrimonio, un hijo y una hija) sobrevivió inexplicablemente al hundimiento del primer vagón. Un automovilista que estaba al otro lado del río había puesto a salvo a no menos de 15 personas sacándolas de los restos del segundo vagón. Pero no sobrevivió ninguno de los que viajaban en el tercero, cuarto y quinto.

    Pasó todo un año antes de que se lograra sacar del río a la última de las víctimas. A algunas no las identificaron nunca y a otras muchas jamás las encontraron. En el campamento militar de Waiouru, situado a 15 kilómetros del siniestro, un gran salón que se había adornado con motivos navideños se convirtió en depósito de cadáveres; muchos eran de niños que quedaron tendidos en hileras cubiertos con sábanas. Pocas fueron las lesiones que se trataron en el hospital; cualquier herida que sufrieran las víctimas habría sido un impedimento decisivo en una inundación tan devastadora. Y la mayoría de los niños no tuvieron ninguna posibilidad de salvación.

    Durante la nochebuena, en Tangiwai, solamente los muertos durmieron. Al llegar el día, el lugar presentaba el aspecto de un estuario tras la bajamar: un hacinamiento de lodo, piedras y escombros. Y había hombres por todas partes. Pero en vano buscaban sobrevivientes. Sólo quedaban cadáveres destrozados, restos del tren desparramados por una extensión hasta de dos kilómetros y medio río abajo, y patéticos rimeros de objetos personales: maletas desgarradas, regalos de Navidad cubiertos de aceite, un enlodado osito de felpa, una muñeca rota...

    Los sobrevivientes del sexto vagón relataban a los periodistas que había aparecido un joven como un ángel colérico, que había compartido su desgracia y les había salvado la vida. Poco después Cyril Ellis volvía a Tangiwai. No fue allí de curioso ni en busca de aplauso: esperaba hallar su billetera. No la encontró, pero sí vio que la nación lo aclamaba como a un héroe.

    Al cabo de unas cuantas semanas se vio también estrechando la mano de la reina Isabel, a quien nunca pensó vislumbrar siquiera, y menos todavía conocerla, en la primera visita que la soberana hacía a las antípodas. Isabel le prendió al pecho la Medalla del rey Jorge al valor cívico, y le dijo: "He oído hablar mucho de usted, señor Ellis. Es usted un valiente". Cyril volvió en seguida a su casa en Taihape sin poder dar crédito a sus ojos.

    Veintiún años después Ellis se pregunta aún si todo aquello fue realidad o ficción. Durante los seis primeros años que siguieron al desastre, despertaba a menudo, víctima de una pesadilla, reviviendo mentalmente las horas pasadas en el vagón, dando tumbos en la terrible inundación. Hoy, a los 48 años de edad, ha cesado de soñar con aquella noche en Tangiwai, el lugar de las aguas que lloran. Pero no ha dejado pasar un día en estos dos decenios sin dar gracias por haber salvado la vida.

    Cuando cruza en auto por Tangiwai, detiene el vehículo y pasea la vista a su alrededor. No hay allí mucho que ver. El altramuz y el pino crecen a gran altura en los bancos de lodo que el lahar dejó tras de sí; todavía quedan piezas de herrumbroso metal entre las rocas, junto al lecho del río. El nuevo puente ferroviario cuenta ahora, a cada extremo, con una campana que da la señal de alarma en caso de una crecida de la corriente, y los trenes lo atraviesan con lentitud. Cada nochebuena un convoy hace alto allí y, en memoria de las víctimas, sus tripulantes arrojan una corona de flores a las aguas del Whangaehu.