• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    POR QUÉ SALÍ DE RUSIA

    Publicado el martes, septiembre 30, 2014

    Cierto día de julio del año pasado, un rechoncho sujeto que usaba anteojos gruesos, se introdujo en un despacho gubernamental, en Londres, y declaró: "Estoy decidido a no volver a la Unión Soviética". El que así hablaba era Anatoly Kuznetsov, de 39 años de edad, uno de los más distinguidos escritores rusos, autor de muchos cuentos y cuatro novelas, entre ellas "Babi Yar", que se ha traducido a no pocos idiomas. Estaba afiliado al partido comunista ruso, parecía ocupar una buena posición en los círculos oficiales soviéticos y, apenas una semana antes, había pasado a formar parte del consejo editorial de "Yunost" , importante revista soviética. ¿Cómo se explicaba, entonces, que haya huido de su país en el apogeo mismo de su carrera? Sus declaraciones contienen una terrible revelación de lo que es la vida en la Unión Soviética.


    Por Anatoly Kuznetsov. Condensado del "SUNDAY TELEGRAPH", de Londres.


    LO QUE tengo que contar es una historia aterradora. A veces me parece algo irreal, como si no hubiera sido más que una pesadilla. Ya quisiera yo que así hubiera sido.

    Si el sistema soviético se mantiene en el poder en Rusia, es gracias únicamente a una maquinaria de opresión formidable en extremo: la KGB o policía secreta. Las personas asesinadas por la policía secreta rusa suman varios millones. Pero si consideramos también a las que la KGB aterroriza y doblega tendremos que incluir entre ellas a toda la población de la Unión Soviética.

    Los tentáculos de la KGB alcanzan de modo especial al mundo de la literatura soviética. No sé de un solo escritor en Rusia que no haya tenido algo que ver con la KGB. Esa experiencia puede adoptar una de tres formas. La primera: el escritor colabora empeñosamente con la KGB, y esto le vale toda clase de oportunidades para prosperar. La segunda: el escritor reconoce el deber que tiene para con la KGB, pero se niega a colaborar directamente con ella, en ese caso se le priva de muchas cosas, especialmente de la ocasión de viajar al extranjero. En la tercera categoría, el escritor rechaza toda proposición que le haga la KGB, con lo cual entra en conflicto con ella; entonces las obras del escritor no se publican nunca, y el literato podrá ir a parar a cualquier campo de concentración.

    Ilustraré con la relación de mi propio caso la forma que lo anterior toma en la práctica. En agosto de 1961 me disponía a viajar por primera vez al extranjero, pues se me había incluido en una delegación de escritores que debía visitar a Francia. Esto era muy significativo, ya que en la Unión Soviética las únicas personas a quienes se les permite salir del país son aquellas que nunca han tenido dificultad en su trabajo o en sus actividades políticas; que jamás han tenido que consultar al siquiatra o comparecer ante los tribunales. Más aun, el poner en orden los documentos personales es labor de muchos meses y requiere un cúmulo de referencias y de firmas secretas.

    Yo había cumplido ya con aquella temible serie de requisitos y estaba haciendo mis maletas, cuando dos agentes de la policía secreta llegaron a visitarme. Me hicieron tres o cuatro bromas, charlaron de literatura y al fin entraron en materia.

    —Comprenderá usted, sin duda, lo que nos trae. Como es costumbre establecida, uno de nuestros camaradas viajará con la delegación de que forma usted parte, pero al compañero le resultará difícil valerse por sí solo. Así, pues, deberá usted ayudarlo. Abra bien los ojos para cuidar de que nadie se separe del grupo y se quede en el extranjero. Observe usted quién habla con quién y la forma de conducirse los demás.
    —No —repliqué—. Otro tendrá que encargarse de eso.
    —Otros de entre ustedes harán lo mismo.
    —Pero yo no estoy dispuesto a ello.
    —En tal caso, ¿qué objeto tiene que acompañe usted a la delegación ?

    Guardé silencio, completamente confundido. Los dos agentes me explicaron que el procedimiento era acostumbrado: no se podía integrar ningún grupo sin contar con un "camarada" y los ayudantes que a este se le asignaran. El mundo occidental era endemoniadamente astuto, y nosotros debíamos estar increíblemente vigilantes. O colaboraba yo con el "camarada", o no saldría jamás al extranjero.

    Nuestra delegación se componía de unos 15 escritores y directores de las revistas de Moscú. Cuando partíamos de Leningrado por la vía marítima, uno de los directores se me presentó como el "camarada" designado para acompañarnos. Era un tipo grosero, que espiaba a todo el mundo abiertamente y con absoluto cinismo. Pero noté que también algunos de los escritores abrían mucho los ojos. No menos de cinco de los componentes de la delegación, yo entre ellos, éramos "ayudantes voluntarios".

    A mi regreso de París, recibí orden de redactar un informe. Sufrí lo indecible al tratar de adivinar lo que escribiría nuestro "camarada", pues no quería yo aparecer en desacuerdo con él. En cierta ocasión, uno de los delegados había llegado tarde a tomar nuestro autobús, y el "camarada" se había puesto pálido por el temor que aquel retraso le infundía. En mi informe describí detalladamente el incidente y otras circunstancias parecidas. Dediqué buena parte de mi escrito a informar acerca de mis acciones, pues esto era esencial: a dónde había ido, a quién había conocido y lo que habíamos hablado.

    Pero mi informe no fue del agrado de algún alto personaje. Transcurrieron ocho años antes de que se me permitiera salir otra vez al extranjero.

    Pasé aquellos años en Tula (ciudad industrial situada a 160 kilómetros al sur de Moscú), donde los "camaradas" no cesaban de visitarme. Esto no tenía nada de extraordinario pues visitaban a todo el mundo. Me interrogaban cortésmente acerca de mi vida, de la obra que me tuviera ocupado, de lo que hacían mis amigos y colegas Yevgeny Yevtushenko, Vasily Aksyonov, Anatoly Gladilin y otros más; me preguntaban qué decían y cómo eran. Al principio sólo decía de ellos cosas favorables, pero los agentes protestaban. Insistían en que Yevtushenko incurría en errores; en que yo no lo observaba con la atención necesaria y que debía provocar a mi colega a discutir para luego informar acerca de lo que pasaba realmente por su ánimo. Y al fin dieron en amenazarme.

    No pude soportar aquella situación. A gritos les dije que su proceder era incorrecto y les pedí que no se me volvieran a acercar. Les aseguré que yo no había notado ninguna conspiración a mi alrededor. Si alguna descubría, añadí, se lo comunicaría en seguida. Con esto, los "camaradas" desaparecieron.

    Esa era, pues, la forma de tratarlos, pensaba. Después de todo, yo era ya un escritor bien conocido; ¿qué podrían hacerme? Pero ¡qué equivocado estaba! Se me transfirió sencillamente a la "segunda categoría": a la de quienes se negaban a colaborar directamente.

    En Tula, mi casa estaba abierta para todos. Cierto día se me presentó un estudiante, un joven simpático, alumno del Instituto Politécnico, quien se desahogó conmigo. Me contó que a él y sus condiscípulos les estaban enseñando a construir proyectiles cohete y se les forzaba a firmar terribles documentos comprometiéndose a guardar los secretos de Estado. Me dijo que había soñado siempre con ser inventor pero que ahora se veía obligado a determinar, según ciertas fórmulas especiales, cuántos cohetes se requerían por cada millar de vidas humanas.

    En opinión del joven, la Unión Soviética era un país fascista. Los estudiantes, añadió, publicaban una revista manuscrita, y la policía los arrestaba. Y acabó prorrumpiendo en un llanto iracundo. Traté de calmarlo. Entre lágrimas declaró a gritos que él mismo continuaría publicando la revista. Le advertí que sería una tontería y que nada probaría con ello.

    Antes de que pasara mucho tiempo, uno de los "camaradas" me llamó por teléfono y me invitó a entrevistarme con él.

    —¿Por qué no se comunicó usted con nosotros? —me preguntó—. Alguien le revela secretos de Estado y le habla de ciertas fórmulas, le proporciona informes acerca de publicaciones clandestinas y usted se limita a decir que así no se hacen las cosas. Entonces, ¿cómo hay que hacerlas, en su opinión?

    A partir de aquella ocasión, en 1963, me sometieron a una vigilancia constante. No porque fuese yo un elemento antisoviético, claro está. Por el contrario, era yo miembro del partido comunista, escritor soviético de renombre y no aspiraba a otra cosa que continuar escribiendo. Pero como estaba comprendido en la "segunda categoría", me había hecho acreedor, automáticamente, a una estrecha vigilancia.

    Tomé entonces una habitación en Yasnaya Polyana (la que fue finca de León Tolstoy, a unos 11 kilómetros de Tula) con el propósito de escribir allí una novela. Hice amistad con los especialistas que trabajaban en el Museo Tolstoy, quienes se mostraron muy bondadosos conmigo, sobre todo la inteligente y atractiva Luiza Senina.

    Un día apareció Luiza en mi aposento y me dijo que uno de los "especialistas" era oficial de la KGB, y que todos, desde el director, tenían que informarle de cuanto ocurriese. A Luiza se le había designado para que siguiera todos mis pasos y comunicara al oficial cuanto yo dijera. Pero, agregó, yo era hombre bueno y de buena fe, así que no se sentía capaz de seguir espiándome.

    A la postre se descubrió la actitud de Luiza. Despidieron a la joven de Yasnaya Polyana, dándole una referencia inútil, y Luiza trabaja ahora como bibliotecaria en una escuela industrial.

    Por mi parte, me di prisa a salir de Yasnaya Polyana. Dondequiera que vivía, iban a verme muchos escritores jóvenes para llevarme sus trabajos. Tanya Subbotina, una muchacha muy afable que estudiaba en la escuela normal, me propuso cierta vez que saliera con ella a la calle. Después de asegurarse de que estábamos solos, me dijo que la habían obligado a ir en mi busca con órdenes de tratar de convertirse en mi amante y de denunciar todos mis actos. Le advirtieron que si no seguía esas instrucciones, la expulsarían de la escuela.

    Hasta personas para mí desconocidas me ponían en guardia. Alguien me telefoneó desde una caseta instalada en una estación del tranvía para decirme lo que contenían las cartas que le escribía a mi madre y qué revistas extranjeras recibía yo en casa. Y me preguntó:

    —¿No se da usted cuenta de que violan toda su correspondencia? ¿De que esa gente grabó todas sus conversaciones telefónicas?

    Con esto, el que llamaba colgó el aparato.

    Cierta vez el teléfono de mi habitación empezó a sonar de modo singular. Descolgué el auricular, pero no oí nada, por lo que empecé a golpear el gancho. Al otro extremo de la línea oí una voz que decía con acento de cansancio:

    —Deje usted de golpear así, por favor. Tenga paciencia. Estamos conectando su línea con otro magnetófono. Ya comprenderá usted que el sistema es bastante complicado.

    Pero yo era incapaz de comprender semejante cosa. ¿Qué objeto tenía tan espantosa vigilancia? No abrigaba intención de dedicarme a actividades políticas. Mi profesión era la de escritor.

    En 1967, estando yo fuera de laciudad, ocurrió un incendio en mi estudio. Mis papeles y manuscritos se salvaron de milagro. Después de aquello di en meterlos bajo tierra. Comprendí que cada vez que salía de mi habitación durante algún tiempo, alguien se introducía en ella. ¡Ah! ¡Cuántos hoyos abrí en el suelo para ocultar los frascos que llenaba con mis peligrosos y "equívocos" manuscritos!

    En repetidas veces solicité de varios altos funcionarios la oportunidad de hacer un viaje al extranjero: siempre se mostraban dispuestos a hacerme alguna promesa, pero en eso quedaba todo. Otros salían del país; yo, jamás.

    Y en eso, inesperadamente, los editores de la edición francesa de mi novela Babi Yar me invitaron a pasar un mes en París. Solicité el inevitable permiso y llegué incluso a cumplir con el maratón oficial, pero sólo recibí de las autoridades una rotunda negativa.

    Mi vida entera se deformaba. No podía hablar por teléfono; dejé casi toda mi correspondencia; en cualquier conocido creía ver un delator. Al parecer, no había más que murallas de piedra. ¿Qué sentido podía tener una existencia semejante?

    Peor que todo aquello era que se estaba desfigurando mi obra. En todos los años de mi vida de escritor, ni uno solo de mis libros se ha publicado en la Unión Soviética tal como lo escribí. Por motivos políticos, la censura soviética había abreviado, falseado y violado mis obras hasta dejarlas irreconocibles. O bien no se había permitido siquiera su publicación. Mientras fui joven me aferré a la esperanza, pero luego la aparición de cada nueva obra mía no era para mí motivo de gozo, sino de pesar. Mi trabajo veía la luz pública en forma tan fea, falsa y grosera, que acabé avergonzándome de mirar a la gente a la cara.

    En 1968, poco antes de que se celebrara una conferencia de escritores a la cual debía yo asistir como delegado, Alexander Solzhenitzyn me envió una copia de su famosa carta en que condenaba la censura. Medité el punto durante varias noches, comprendiendo que Solzhenitzyn me invitaba a suicidarme con él.

    No tuve valor para hacerlo. Me abstuve simplemente de acudir a la conferencia. No firmé ninguna protesta. Sólo pensé en salvar el pellejo. Otros de mis colegas quedaron expulsados del partido y sus obras dejaron de publicarse. Pero las mías se seguían publicando. Me había conducido bien, decían los "camaradas", pero debía tratar de influir en mis descarriados amigos.

    Deseoso de mantenerme alejado de semejantes "camaradas", fui de una ciudad a otra preguntando a este y aquel : ¿Qué piensa hacer usted? ¿Qué podemos esperar? Nadie lo sabía. Las personas inteligentes de Rusia están ciertas de que nada pueden esperar sino tinieblas.

    Por la noche del 20 de agosto de 1968 los tanques soviéticos invadieron a Checoslovaquia. No pocos rusos derramaron lágrimas; aquella acción, decían, señalaba un retroceso hacia el fascismo. En lo personal, llegué a la conclusión de que ya no podría seguir en mi patria, de que cada día, cada año que pasara sentiría aumentar en mi interior el horror y la cobardía.

    Rusia, con todo, se halla tan bien defendida como una prisión. Basta leer el notable documento titulado Mi testimonio, de Anatoly Marchenko. Su autor no anhelaba más que una cosa: escapar del país. Lo capturaron cuando estaba a menos de 50 metros de la frontera. La descripción que hace Marchenko del campo de concentración donde pasó seis años, es más que suficiente para erizarle los cabellos al lector.*

    Me trasladé a Batum, a orillas del mar Negro. Estaba resuelto a cruzar a nado bajo el agua hasta llegar a las costas de Turquía, con ayuda de un aqualung y empujando una balsa en la que llevaría varios depósitos de oxígeno. Me había entrenado para nadar durante 15 horas seguidas. Pero descubrí que aquella costa, sitio de veraneo muy frecuentado, está estrechamente vigilada. Al caer la noche las patrullas alejan de la orilla a todos los paseantes. La luz de los reflectores baña aguas y playas. Las instalaciones de radar denunciarían hasta la presencia de una pelota que flotase sobre la superficie del mar.

    Por tanto resolví hacer un último y desesperado esfuerzo para conseguir permiso de salir al extranjero. Ya no pensaba más que en salir de Rusia, costara lo que costara. Día y noche mi cerebro daba vueltas al mismo pensamiento: huir, huir; huir de este país monstruoso, de estos canallas, de la KGB.

    Y oíd pues lo que hizo el escritor ruso Anatoly Kuznetsov. Se dijo: "Piensa qué es lo que más agrada a esta gestapo. ¿Qué? ¡Los delatores! ¡Magnífico! Pues recibirá una delación de verdadero valor". Insinué a los "camaradas" que entre los escritores se estaba fraguando una conjura antisoviética. Los "camaradas" se dejaron impresionar y me exigieron detalles. Tenía yo bastantes, aunque imaginarios, para atiborrarles la cabeza. Les hice la revelación de que los escritores se disponían a publicar clandestinamente una peligrosa revista. Añadí que entre los complicados figuraban Yevtushenko, Oleg Tabakov, Arkady Raikin, etcétera, etcétera. Declaré también que los escritores andaban reuniendo dinero y manuscritos. Sentí vivos deseos de agregar que también se proponían volar el Kremlin, pero pénsé que esto habría sido una exageración demasiado evidente. Y se me trasfirió a la "primera categoría".

    Fue así como vine a dar a Inglaterra. Bastaron seis meses ocupados en llenar formularios, mi promesa de escribir una novela acerca de Lenin... y me libré de tener que cruzar a nado el mar Negro.

    Escapé, y aún estoy con vida. Sí, me les escapé. Al ciudadano de la Rusia soviética le resulta intrínsecamente imposible ser una persona del todo honorable. El silencio cobarde, las verdades a medias, ¿acaso no son otras tantas mentiras? Aquí sólo he referido mi caso. Pero crea el lector que hay muchas otras personas que podrían contar una historia semejante. No quiero decir más.


    Nota: Kuznetsov sacó consigo copias fílmicas de todas sus obras literarias tal como las escribió originalmente. Tan vehementes son sus sentimientos en contra de las versiones impresas que quisiera destruirlas definitivamente si estuviera en su poder.



    * Véase Memorias de un preso en la Rusia actual, en SELECCIONES DEL READER'S DIGEST, de octubre de 1969.