• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    VALOR A TODA PRUEBA

    Publicado el domingo, diciembre 29, 2013

    11 de septiembre de 2001. Fue el día negro de Estados Unidos, pero también el de más solidaridad. Ante los ojos del mundo los aviones se estrellaron y los edificios se vinieron abajo... y hombres y mujeres comunes se convirtieron en héroes. He aquí algunas de sus historias.


    "¡NOS ATACAN!"


    La torre estaba en llamas, y un hombre necesitaba ayuda. Hubo otro hombre que se negó a abandonarlo.


    A ADAM MAYBLUM le gustaba ver que las tormentas azotaran las ventanas de su oficina. ¿Creen que eso es poder?, se decía en broma. Estoy en el piso 87 del World Trade Center. ¡Esto sí es poder! Las cuerdas de las persianas parecían mecerse ligeramente, pero sólo era una ilusión, porque, aun a esa altura de 317 metros, la Torre 1 era sólida e inamovible.

    Pero esa mañana del 11 de septiembre de 2001 Mayblum oyó un devastador estruendo y vio las cuerdas. Ahora se agitaban violentamente de un lado a otro.

    Mayblum sería una de los miles de personas que vivieron un infierno esa mañana. Si bien unas 25,000 lograron ponerse a salvo, más de 5000 quedaron atrapadas.

    Para algunos el problema fue orientarse: no sólo debían determinar en qué torre trabajaban o en qué piso, sino en qué parte del edificio.

    En otros casos el desafío consistió en decidir por cuál escalera bajar. Y hubo quienes se enfrentaron al mayor de los dilemas: salvarse sólo a sí mismos o salvar también a otro.

    En la oficina de Mayblum, en la firma de servicios financieros May Davis, la confusión duró unos segundos. El entendió que debía salir.

    Rasgó su camiseta en pedazos, y los mojó y repartió entre sus compañeros para que se cubrieran la boca. Uno de ellos era Harry Ramos, jefe de ventas, con quien Mayblum había trabajado intermitentemente durante 14 años.

    Las chispas le quemaban los tobillos mientras corría hacia las escaleras. Bajó a toda prisa dos pisos, pero se percató de que su socio Hong Zhu se había rezagado, así que otra vez subió las escaleras, que ya estaban llenas de humo y combustible del avión en llamas.

    No había señales de Hong. Mayblum volvió a bajar corriendo, y en el piso 78, donde había un vestíbulo de transferencia en el que acababa un conjunto de ascensores y escaleras y empezaba otro, lo reanimó ver que en medio del caos Ramos estaba ayudando a los aterrorizados empleados a salir.

    Mayblum continuó bajando y empezaron a dolerle las pantorrillas. En el piso 53 se encontró con un corpulento hombre a quien ya no le respondían las piernas.

    —¿Puede seguir, o pido que le envíen ayuda? —le gritó Mayblum.

    El hombre pidió que le enviaran ayuda, y Mayblum se comprometió a hacérsela llegar.


    Infierno en Manhattan "¡Corran!", gritaban los policías a la muchedumbre aterrorizada que huía del lugar de la tragedia.


    Entre el ruido, el humo y las llamas Mayblum no se percataba de que todo el tiempo Hong corría detrás de él por las escaleras. Cuando Hong llegó al piso 53, se topó con Ramos, que se había detenido para auxiliar al hombre con el que Mayblum acababa de encontrarse.

    —¡Yo te ayudo! —dijo Hong.

    Ramos y Hong ayudaron al hombre a bajar un piso más hasta un ascensor.

    A Hong y Ramos se les ocurrió intentar hacer bajar una revista por el ascensor para ver si era seguro, pero cuando presionaron el botón de descenso las puertas no se cerraron. Entonces Hong quiso probar él mismo y entró en el ascensor. Esta vez las puertas sí se cerraron.

    Bajó hasta el piso 44, que era el siguiente vestíbulo de transferencia. Hasta ahí todo iba bien. Presionó el botón del piso 52 y volvió a subir para recoger a Ramos y al hombre.

    En el piso 44 lo ayudaron a llegar hasta los ascensores que conducían a la planta baja.

    Hong presionó el botón de descenso, pero el ascensor no respondió. Tendrían que usar las escaleras.

    Ramos y Hong trataban de sostener al hombre.

    Ya llevaban una hora y cinco minutos tratando de salir. Se encontraban en el piso 36 cuando sintieron el desplome de la Torre Sur.

    —¡Tenemos que apurarnos! —gritó Hong.

    Pero el hombre corpulento pareció quedarse sin fuerzas al oír el estrépito que produjo el derrumbe de la otra torre y se sentó.

    —¡No puedo más! —dijo.

    Harry Ramos
    Hong y Ramos trataron de animarlo a seguir adelante.

    —¡No tiene que mover las piernas! —le gritó Hong—. Sólo mueva el trasero. ¡Vamos!

    Sin embargo, el hombre de verdad no podía más. Entonces un bombero corrió hacia ellos. Hong esperaba que los ayudara a bajarlo, pero en vez de eso se dirigió a Hong:

    —¡Usted es el que debe salir de aquí!

    Hong miró a Ramos, pero éste le dijo al hombre corpulento:

    —Yo bajaré con usted. No voy a abandonarlo.

    "Entonces bajé yo solo", relata Hong apesadumbrado.

    Al otro día, Mayblum relató su experiencia en un mensaje electrónico que envió a amigos y familiares, quienes a su vez lo enviaron a otras personas. Lo leyó en San Francisco alguien que conocía a una mujer de Nueva York llamada Rebecca, cuyo esposo, Victor, un hombre corpulento, no aparecía.

    El sábado 15 de septiembre, el presidente de May Davis celebró una reunión en su casa de Nueva Jersey. Mayblum y Hong estaban allí, al igual que Rebecca, quien se enteró de que su esposo, Victor, había recibido consuelo en sus últimos momentos, y que Harry Ramos se negó a abandonarlo.

    Micky, la esposa de Ramos, también acudió. Les preguntó una y otra vez a Mayblum y a Hong dónde estaba su esposo, convencida de que seguía con vida.

    Ella reconstruyó paso a paso la ruta de escape de Harry: estaba en el piso 87 cuando se estrelló el avión. Se detuvo en el 78 a prestar ayuda. Se encontró con Hong en el 53. Pero por más que indagó, por más que preguntó, la huella se perdió a partir del piso 36.


    —SCOTT GOLD, Los. Angeles Times



    Victoria Cross Kelly


    ¡DETENGAN LOS TRENES!


    Unas 5000 personas iban directamente al lugar del desastre, pero una llamada les salvó la vida.


    VICTORIA CROSS KELLY Se encontraba en un desayuno en el World Trade Center cuando oyó un gran alboroto y vio que la gente corría. Victoria, subdirectora del sistema de trenes PATH, que corren entre Nueva York y Nueva Jersey, salió rápidamente a ver qué estaba sucediendo. "Había una lluvia de papel", dice.

    Eran las 8:52 de la mañana, seis minutos después de que la primera torre fue atacada. Victoria aún no sabía qué había ocurrido, pero sí que normalmente miles de personas pasaban a esa hora por la estación del World Trade Center. Así que de inmediato llamó por teléfono a Richie Moran, el jefe de trenes de PATH en turno, y dio la instrucción de que no bajaran más pasajeros en esa estación.

    Pero dos trenes se estaban acercando a ésta. Moran ordenó a los conductores anunciar que ningún pasajero debía descender. Los trenes que salían de Nueva Jersey fueron devueltos o desviados a estaciones del norte.

    A las 9:06 pasó un tren que habían enviado a recoger a los últimos trabajadores de PATH y hasta a un indigente, al que tuvieron que obligar a subir. "Cuando ese tren se alejó", dice Moran, "no quedó nadie en la estación". Fue el último tren que pasó por el World Trade Center. Para las 10:29, las dos torres se habían venido abajo.

    Victoria dice que si se hubiera equivocado, mucha gente se habría molestado. Sin embargo, agrega Moran, al final salvó entre 3000 y 5000 vidas.


    —ROBERT SCHWANEBERG, Star-Ledger (NEWARK, NUEVA JERSEY)



    David Tarantino, Jarrell Henson y David Thomas.


    CINCO MINUTOS DE VIDA


    El edificio se desplomaba, y Jarrell Henson estaba atrapado. ¿Alguien podría oír sus gritos de auxilio?


    UNA TERRIBLE EXPLOSIÓN. Fuego. Gritos. El avión secuestrado del Vuelo 77 de American Airlines acababa de estrellarse contra el Pentágono. Jarrell Henson, oficial jubilado de la Armada, de 64 años, quedó atrapado entre los escombros. Sintió el abrasador calor de las llamas y pensó: Me quedan cinco minutos de vida.

    Entre tanto, dos oficiales de la Armada, el capitán de navío David Thomas y el capitán de corbeta David Tarantino, médico, corrieron al lugar y se metieron entre las ruinas a través de unos hoyos. Thomas tomó un extintor para combatir las llamas, y entonces descubrió la cabeza sangrante de Henson.

    Thomas luchaba por rescatarlo cuando se apareció Tarantino. Henson estaba a punto de desmayarse. El médico se tendió de espaldas, apoyó los pies contra el escritorio que estaba junto a la silla de la víctima y empujó con todas sus fuerzas. Los escombros cedieron unos centímetros. Tarantino le gritó a Henson:

    —¡Salga! ¡Ahora o nunca!

    El hombre logró zafarse y sus rescatadores lo sacaron de aquel cuarto en llamas. Cuando los tres se arrastraban por los hoyos, Tarantino oyó unas explosiones. En minutos, el cuarto se derrumbó a sus espaldas.

    Henson salvó la vida, pero muchos otros no corrieron con la misma suerte. En el atentado contra el Pentágono murieron 189 personas.


    —RALPH KINNEY BENNETT



    Tributo- Dos socorristas se abrazan en el sitio donde cayó el avión, junto a unas pacas de heno donde los familiares de las víctimas pusieron fotos y flores.


    TERROR EN EL VUELO 93


    La valentía de algunos pasajerós salvó muchas vidas.


    MUCHO ANTES de tomar el vuelo 93 de United Airlines para irse a vivir a California con una hija, Hilda Marcin, viuda de 79 años, les envió a sus familiares unas carpetas que contenían una relación de sus bienes y una esquela de defunción. Mujer previsora y considerada, quería ahorrarles complicaciones si algo malo le llegaba a ocurrir.

    Cuando subió al Boeing 757 en Newark, Nueva Jersey, con destino a San Francisco, esas carpetas ya estaban en manos de sus hijas en Nueva Jersey y California. El avión tenía cupo para casi 200 pasajeros, pero esa mañana sólo 37 iban a viajar.

    De estas personas, por lo menos cuatro pronto intentarían decidir el destino de las demás y el de los siete miembros de la tripulación. Y algunos de los pasajeros tratarían de evitar que eso sucediera.

    Los primeros 45 minutos de vuelo al parecer transcurrieron sin contratiempos. Cuando la nave enfiló hacia el oeste, volando a 10,000 metros de altura, se sirvió el desayuno.

    Algunos pasajeros que se comunicaron por teléfono celular con sus parientes se enteraron de que dos aviones se habían estrellado contra las Torres Gemelas de Nueva York, uno a eso de las 8:45 y el otro minutos después de las 9. Y cuando un tercer avión chocaba contra el Pentágono, el vuelo 93 hizo un repentino viraje de 180 grados.

    Cuando la nave se acercaba a Cleveland, Ohio, los controladores aéreos captaron una transmisión de la cabina. Oyeron que alguien gritaba "¡Fuera de aquí!", y los ruidos de un aparente forcejeo.

    Instantes después, un hombre con acento extranjero anunció: "Les habla el capitán. Hay una bomba a bordo. No se muevan de sus asientos. Vamos a cumplir sus demandas. Estamos regresando al aeropuerto".

    Tom Burnett
    Varios pasajeros ya estaban avisando por teléfono a las autoridades y a sus familias sobre lo que ocurría. Uno de ellos, Thomas Burnett, de 38 años, había ido a Nueva York por negocios con planes de volver a casa en la tarde, pero decidió tomar el vuelo 93 a fin de llegar más temprano. Se comunicó con su esposa, Deena, quien estaba en San Ramón, California, preparando a sus hijas para llevarlas a la escuela.

    —Estoy en el avión —le dijo sin perder la calma—. Han apuñalado a alguien. Avisa a las autoridades.

    Deena marcó el número de emergencias y la comunicaron con la FBI. Unos minutos después, recibió otra llamada de Tom.

    —Están hablando de estrellar el avión —susurró él y, tras hacerle algunas preguntas a su mujer, colgó.

    Al cabo de varios minutos, volvió a llamar y le contó que el hombre apuñalado había muerto.

    —Por favor, no intentes hacer nada —le suplicó Deena, quien había sido sobrecargo.

    Burnett no hizo caso. En su última llamada, le dijo que él y varios pasajeros habían decidido tratar de hacer algo en vez de resignarse a esperar la muerte.

    Mientras tanto, Jeremy Glick, un residente de Nueva Jersey, de 31 años, que trabajaba para una empresa de Internet, telefoneó a su esposa, Lyzbeth. Ésta había ido a visitar a sus padres a una zona rural del estado de Nueva York con su hija de tres meses, Emerson. En los 20 minutos que duró su conversación, los esposos procuraron mantener la calma; él le dijo en broma que entre todos los pasajeros podrían atacar a los secuestradores con los cuchillos para untar mantequilla que les habían dado en el desayuno.

    La madre de Lyzbeth, Jo Anne Makely, marcó el número de emergencias por otro celular, y mientras la policía estatal tomaba nota, Glick describió a los cuatro secuestradores. Llevaban bandas rojas alrededor de la cabeza, y sostenían una caja que, según dijeron, contenía una bomba. La llamada terminó cuando Jeremy, de 1.85 metros de estatura, le contaba a su mujer que planeaban "lanzarse" sobre aquéllos.

    Más o menos al mismo tiempo, Todd Beamer, de la compañía GTE, hablaba a través del servicio Airfone con Lisa Jefferson, su supervisora. Le dijo que a él, a muchos otros pasajeros y a uno o dos miembros de la tripulación los habían llevado a la parte trasera de la nave; los demás pasajeros estaban en la sección de primera clase, y no veía al piloto ni al copiloto por ningún lado. Señaló, además, que creía que el aparato iba en picada, pero luego dijo que estaba virando.

    A su grupo lo vigilaba un hombre que parecía llevar explosivos atados a la cintura. Beamer, quien había practicado deportes en sus años de estudiante y era un hombre resuelto, le dijo a Lisa que creían poder sujetar al terrorista que llevaba la bomba.


    El amor perdura Deena Burnett y sus hijas: Madison (a la izquierda), Halley y Anna Clare (atrás del sillón).


    Ella alcanzaba a oír gritos, pero la voz de Todd no se alteró ni un instante. Él le pidió que rezaran juntos, y luego la hizo prometer que llamaría a su esposa (la cual estaba encinta) y a sus hijos, David, de tres años, y Andrew, de uno, y les diría que él los amaba con todo su corazón.

    Entonces, al parecer, dejó caer el teléfono y dijo:

    —¡Que Dios me ayude! ¡Jesús, ayúdame! ¿Están listos? ¡Vamos!

    En la casa paterna, Lyzbeth no pudo resistir más y le pasó el teléfono a su padre. Tras un silencio, se oyeron gritos por el auricular. Hubo otra pausa, seguida de más alaridos. Finalmente se oyó un ruido extraño y luego nada. La familia mantuvo abierta la línea durante dos horas.

    Poco después de las 10 de la mañana, los trabajadores de las granjas del condado de Somerset, Pensilvania, divisaron un avión que volaba a baja altura y en forma errática. Bob Blair, de Stoystown, conducía por la carretera federal 30 cuando vio el jet venirse abajo. En los graneros de 800 metros a la redonda, los vidrios de las ventanas se estrellaron cuando la nave cayó en una mina a cielo abierto y explotó.

    "Me quedé helado al ver la nube amarilla en forma de hongo que se levantó, como si hubiera caído una bomba atómica en el cerro donde me gusta ir a cazar", contó John Walsh, de 72 años. Descalzo y en bata, se dirigió a toda prisa en su coche a ver si había sobrevivientes. No encontró a ninguno.

    Jeremy Glick y su hija Emerson
    Entre los escombros había fotos y papeles que no alcanzaron a quemarse, desperdigados por todas partes. Los lugareños habrían de pasar varios días recogiéndolos.

    El fuego no consumió las preciadas fotos familiares de Hilda Marcin, entre ellas una de su padre, un inmigrante alemán, que su hija le había pedido. La anciana las había guardado entre la ropa que llevaba en su maleta.

    Después de la última llamada de su esposo, Deena Burnett le pidió a una amiga que llevara a las niñas a la escuela y ella se quedó en casa. Creía que Tom no iba a morir, que pronto estaría a su lado.

    Más tarde, cuando se enteró del fatal desenlace, tuvo que afrontar la terrible tarea de decirles a sus hijas que su padre había muerto.

    —¿Dónde está ahora? —le preguntó una de ellas—. ¿En el cielo?
    —Sí —contestó Deena.
    —¿Podemos hablar con mi papá por el celular?

    Le explicó que no era posible.

    —¿Y no va a volver a hacer gestos chistosos?
    —Sí, ahora te está sonriendo.


    —JAXON VAN DERBEKEN, San Francisco Chronicle



    CIUDAD DE ANGELES


    Ese día abundaron los buenos samaritanos.


    Ruth y Juliana McCourt


    El ejecutivo

    RON CLIFFORD acudió a una cita que tenía en el Marriott de Nueva York con un cliente. Como llegó temprano, este director de ventas de una firma californiana de productos de alta tecnología fue a curiosear al pasaje entre el hotel y el World Trade Center, y luego volvió al hotel a esperar.

    A los tres o cuatro minutos, recuerda, "hubo una tremenda explosión. Una mujer que estaba fuera en la polvareda tenía quemaduras gravísimas. Entró tambaleándose al hotel, que era un caos, con escombros que volaban por doquier. Corrí al baño, llené de agua una bolsa de basura y se la vacié encima".

    Luego se arrodilló junto a ella para hablarle y rezar. Un gerente del hotel les trajo un botiquín de primeros auxilios y oxígeno, y Clifford anotó los datos de la mujer para avisarle a su familia: se llamaba Jennieann Maffeo y trabajaba en la UBS PaineWebber.

    Entonces acometió el segundo avión.

    "Un remolino de escombros entró al edificio", continúa Clifford. "Comprendí que teníamos que salir de ahí sin perder tiempo". Un socorrista y el gerente lo ayudaron a llevar a la señora Maffeo al exterior entre la muchedumbre.

    "Me horrorizó lo que vi en la calle: era una carnicería indescriptible", añade Clifford. "Los autos estaban en llamas, y llovían escombros y trozos de metal".

    Los hombres cruzaron la calle y dejaron a la lesionada en una ambulancia. Antes de volver a casa, en Glen Ridge, Nueva Jersey, Clifford avisó por teléfono a su mujer que se encontraba bien.

    "Creí que al llegar a casa ya estaría a salvo", comenta este hombre de origen irlandés. "Me sentí feliz de ver a mi esposa y a mi hija, que ese día cumplía 11 años. Pero entonces recibí una llamada telefónica de mi familia".

    En uno de los más crueles giros de la tragedia de Nueva York, la hermana de Clifford, Ruth McCourt, iba en el avión del vuelo 175 de United Airlines (el que chocó con la Torre 2). Se dirigía a California de vacaciones con su hija de cuatro años, Juliana.

    Cuenta Clifford que días antes habían hablado por teléfono. Él tenía una junta importante el 11 de septiembre y ella le había aconsejado usar un traje elegante y una corbata de color vivo. "Así era ella", dice. "Siempre se preocupaba por mí".

    En esos aciagos días Clifford recibió otra llamada, de los familiares de Jennieann Maffeo, que, con quemaduras en 90 por ciento del cuerpo, se encontraba en estado crítico. Aunque se pasaban el día en el hospital, querían darle las gracias.

    "Pero yo le di las gracias a ella", dice Clifford. "Si no hubiera tenido que sacar a alguien de allí, creo que no habría salido jamás. Lo cierto es que ella me salvó la vida".

    —JOHN CHIPMAN, National Post (CANADÁ)



    El carpintero

    ROBERT DOREMUS, carpintero de la Sección 608 del sindicato, estaba en la esquina de la Avenida Lexington y la Calle 86 cuando empezó el atentado terrorista. Anduvo más de ocho kilómetros hasta el World Trade Center, donde se había encargado de hacer el maderaje de una oficina.

    Se metió entre los escombros aún llameantes y se pasó la noche ayudando a los herreros socorristas a transportar tanques de oxígeno y de gas, y mangueras de combustible para los sopletes.

    "Nosotros construimos esta ciudad", declaró.

    Su colega Tom Killacky agregó: "Y también vamos a reconstruirla. Ya verán".

    — SALLY JENKINS, Washington Post



    Los porteros

    MI ESPOSA y yo estábamos a una calle de la Torre 2 cuando ésta se vino abajo. Un policía alzó los brazos para protegernos de la nube de polvo que se levantó. Nosotros echamos a correr; él no.

    El portero de South End 250 nos refugió en el sótano del edificio, pero al llenarse éste de polvo, nos aconsejó irnos. Anduvimos dos calles entre una capa de polvo que nos llegaba a los tobillos.

    En otro edificio, el Regatta, un empleado nos abrió las puertas y el portero nos dio agua para lavarnos los ojos, que nos ardían. El supermercado regalaba botellas de agua. Alguien nos pasó el único teléfono que servía para llamar a los nuestros. Los vecinos nos ofrecieron jugo, yogur, pañuelos. Llegaba gente a montones, y a todos los trataban igual. Al poco rato, el lujoso vestíbulo parecía un refugio antiaéreo: humeante y terrible, y aun así una afirmación de la vida.

    Entonces cayó la Torre 1, y se hizo de noche. Al volver la luz, contemplé, feliz, a los hombres y mujeres de la policía de Nueva York que venían al rescate.

    Habían forzado un portón en el paseo del Hudson para que atracaran las lanchas de evacuación. Guiaron a nuestro grupo (incluidos una anciana, su esposo en silla de ruedas, parejas con bebés, una mujer embarazada y un asmático) hasta una lancha que nos llevó a Jersey City.

    —No miren atrás —nos dijo un policía del puerto mientras cruzábamos el río.

    Pero, desde luego, miramos, y vimos una ciudad en llamas. Y mientras vivamos seguiremos viendo las proezas de los ángeles anónimos que nos salvaron del cataclismo.

    —DOUGLAS FEIDE N, New York Daily News





    Los bomberos

    DESDE DONDE nos hallábamos, en el piso 78 de la Torre 1, el estruendo de la explosión fue metálico y ensordecedor. Y luego el olor del combustible de avión impregnó el aire. Me acerqué a la ventana y miré. Arriba de nosotros había un caos de llamas anaranjadas, humo negro y papeles multicolores que volaban.

    Me volví a mi colega Mike Hingson y le dije a gritos:

    —¡Salgamos de aquí de inmediato!

    Cogí mi computadora y mi portafolios. Mike tomó a su perra guía, Roselle, una hermosa labrador dorada.

    Decidimos bajar por las escaleras. Mike iba delante de mí. Durante los primeros 20 pisos y pico no hubo nadie frente a nosotros y sólo algunas personas detrás.

    Cerca del piso 50 nos topamos con un embotellamiento humano. Miré hacia abajo y vi cientos de cabezas inmóviles. Algunas personas, aterrorizadas, lloraban. Otras vieron a Mike y a Roselle y empezaron a pedir a los de más abajo que se desplazaran hacia la derecha para permitirnos pasar.

    Unos pisos más abajo el olor a combustible se hizo tan intenso que creí que íbamos a desmayarnos. Roselle jadeaba.

    Fue entonces cuando nos cruzamos con nuestro primer héroe: un bombero. Subía desde el vestíbulo, vestido con pantalones y chaqueta incombustibles y gruesos guantes. Lo seguían otros 40 bomberos con hachas, picos, palas, mangueras y tanques de aire comprimido.

    Estaban exhaustos, y aún debían llegar hasta el piso 90: el infierno. Este esfuerzo no pasó inadvertido para la muchedumbre. Todos aplaudimos. Los bomberos se mostraban muy corteses y nos preguntaban cómo estábamos.

    —¿Está usted bien? —le preguntaron a Mike.
    —Muy bien, gracias —contestó él.
    —¿Usted acompaña a este hombre? —me dijeron.
    —Sí, y ambos estamos bien, gracias.

    Esta conversación se repitió con la mayoría de los 40 bomberos.

    Hoy todos están muertos.

    — DAVID FRANK



    Usman Farman


    Los hermanos

    SMAN FARMAN, joven musulmán de 22 años, de ascendencia paquistaní, trabajaba en el Edificio 7 del World Trade Center. Su oficina estaba a tiro de piedra de las Torres Gemelas. Al impactarse el segundo avión, Farman bajó los 27 tramos de escaleras hasta la calle. Se había alejado dos o tres cuadras cuando la primera torre se derrumbó.

    "Mi siguiente recuerdo", cuenta, "es de una oscura nube de escombros de unos 50 pisos de altura que se nos venía encima. Corrí tan rápidamente como pude, pero me caí mientras trataba de escapar. Estaba de espaldas, frente a esa imponente nube que debía hallarse a unos 200 metros. La gente pasaba corriendo junto a mí. Entonces recibí ayuda de quien menos lo esperaba."

    "Siempre llevo una cadena con una medalla, donde está inscrita una oración árabe de protección", dice Farman. "Un judío jasídico se me acercó y tomó la medalla. Leyó la inscripción en voz alta. Luego, con fuerte acento de Brooklyn, me dijo: 'Hermano, una nube de vidrios está a punto de arrollarnos. Dame la mano y salgamos en seguida de aquí'".

    —Adaptado de un mensaje electrónico



    El músico

    AYER TUVE la experiencia más increíble de mi vida. Los alumnos de la Escuela Juilliard, donde curso el primer año, organizamos un cuarteto para tocar en la Armería del Regimiento 69. Éste es un inmenso edificio militar de Nueva York, donde los familiares de las personas desaparecidas en el desastre de las Torres Gemelas esperaban noticias de sus seres queridos.

    Me reuní con mis compañeros y durante dos horas estuvimos interpretando cuartetos. A las 7 de la tarde los otros músicos tuvieron que irse (ya habían estado tocando seis horas para entonces), pero yo me quedé a interpretar solos para violín.

    Un hombre uniformado, que se presentó como el sargento Miguel Cruzado, me pidió que tocara para sus soldados cuando regresaran de remover escombros en el Nivel Cero. Toqué todo lo que pude de memoria: el concierto para violín de Chaikovski, los Caprichos 1 y 17 de Paganini, "Invierno" y "Primavera" de Vivaldi, "Amazing Grace".

    Nunca he tocado para un público más agradecido. No importó que al final estuviera yo desafinado y no dominara más el arco. Los hombres se quitaban los cascos, me miraban y sonreían.

    En cierto momento, cerca de la medianoche, le pregunté al sargento Cruzado si le parecía bien que tocara el himno nacional. Ordenó a sus soldados que se cuadraran y, mientras yo tocaba, los 350 hombres del Regimiento 69 saludaban a una invisible bandera.

    —WILLIAM HARVEY, Salon.com



    ¿QUÉ LES DECIMOS A LOS NIÑOS?


    EN LA OFICINA donde trabajo, uno de mis colegas dijo:

    —Ayer, mi nieto de tres años armó una torre con su Lego y luego estrelló contra ella un avión imaginario.

    Como adultos, ¿de qué manera explicamos a los niños las imágenes del mal que han estado viendo en estas últimas semanas?

    Quizá de la misma manera en que lo hemos hecho desde que el hombre es hombre: contándoles cuentos. Los relatos de valor y dignidad frente a las pérdidas nos ayudan a conservar la esperanza y a seguir creyendo en la bondad.

    Dentro de muchos años, los niños estudiarán los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. Que lean entonces sobre el joven bombero que corrió escaleras arriba en las Torres Gemelas porque pensó que iba a poder rescatar a alguien.

    Que sepan del matrimonio suburbano que, cuando se enteraron de que se necesitaba equipo de remoción de escombros en el Nivel Cero, gastaron 700 dólares en palas y condujeron toda la noche hasta Nueva York para entregarlas a los rescatistas, con la esperanza de que ese pequeño acto le salvara la vida a alguna persona.

    Sobre todo, contemos a los pequeños la historia de Jeremy Glick, quien ayudó a dominar a los terroristas en el Vuelo 93. Cuando habló por teléfono con su esposa le dijo: —No estés triste.

    Todos llegaremos a la muerte con una vida vivida, con pesares y alegrías, con penas y victorias. ¿Qué les decimos a las personas que amamos cuando nuestra vida llega a su fin?

    Les decimos a nuestros hijos que no estén tristes. Éstas son las palabras de la esperanza humana y espiritual de que hay un sitio de dicha, ya sea en el recuerdo de una vida bien vivida o en la promesa de una existencia futura.

    Enseñemos a los niños a recordar las palabras de Faulkner, uno de los más grandes novelistas estadounidenses: "Creo que el hombre no sólo perdurará: prevalecerá. Es inmortal, no porque sea la única criatura que posee una voz inagotable, sino porque tiene alma, y un espíritu capaz de compasión, sacrificio y resistencia".

    No estén tristes.


    —CHRISTOPHER DE VINCK, The Record (NUEVA JERSEY)