• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005

  • SOMBRA DEL TEMA
  • ● Quitar
  • ● Normal
  • FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Empecemos con los dos recuadros que se encuentran a mano izquierda.

    S: Permite guardar la publicación y el punto que suspendes la lectura de forma rápida. Esta misma opción la encontrarás en el MENU, la opción "Guardar Lectura". Cuando guardas una publicación por primera vez, aparece el mensaje: "Publicación y Punto Guardado". Cuando guardas el punto donde suspendes la lectura y anteriormente has guardado la publicación, aparece el mensaje "Punto Guardado".

    TEMAS: Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Veamos ahora lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: Misma opción del recuadro con la S que se encuentra sobre el recuadro de TEMAS. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura. Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó, cuando se guardó la publicación, se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.
    Sólo se guardará un tema a la vez, o sea, si entras a una publicación cualquiera, la misma se guarda automáticamente en el historial, y, si vuelves a entrar a ese tema, al rato o cualquier otro día, ya no se guarda, porque que el tema ya se encuentra en el registro.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación, el recuadro con la S que se encuentra sobre el mismo, y los recuadros LEER y DONAR. Esta opción está disponible sólo en las publicaciones; en Navega Directo, no.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación y el recuadro con la S.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    En esta sección no puedes ocultar los recuadros de OTROS TEMAS, S, LEER y DONAR.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...Leer" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre la INFO del tema.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en 'Intro' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema, se abre en otra ventana, o en '...tema completo', se abre en la misma ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en 'Intro' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema, se abre en otra ventana, o en '...tema completo', se abre en la misma ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de los Libros: muestra las portadas de los libros en tamaño grande. Se muestran de 12 en 12.

    Lista Gráfica de las Revistas: muestra todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la página de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color de todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color del tema.
    ● Eliminar la sombra del tema.
    ● Cambiar el color de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones nuevas.

    EL SÍNDROME DE LOT (Domingo Santos)

    Publicado el domingo, febrero 11, 2018
    (De la conferencia pronunciada por Huber Bocuse, Jr., ante los alumnos de la Universidad de Nuevos Medios Audiovisuales de Berkeley, California, el 31 de diciembre de 1999, víspera del inicio del Nuevo Siglo Triunfal. Falso eufemismo, se apresuró a señalar el conferenciante, ya que entre otras muchas cosas el nuevo siglo no empezaría en realidad hasta el 1 de enero del año 2001.)


    El punto álgido del fenómeno que vamos a estudiar aquí y ahora tuvo lugar a finales de la penúltima década de este siglo, aunque muchos autores no se ponen de acuerdo en si hay que citar como año clave el 1988 o el 1989. De todos modos, lo que sí es cierto es que su nombre, el «Síndrome de Lot», fue acuñado a mediados de 1989, cuando un periódico sensacionalista norteamericano empezó a hablar de la gran cantidad de casos psiquiátricos, neurosis, demandas de divorcio, agresiones, etc., provocadas por sujetos a los que al principio se les llamó «voyeurs de la televisión». De hecho, como apuntaron rápidamente algunos otros periódicos (quizá como autodefensa, o como reacción porque la idea no se les había ocurrido a ellos), el nombre, como ocurre tantas veces, no podía ser más desafortunado. En primer lugar, fue la mujer de Lot, y no el propio Lot, quien quedó convertida en estatua de sal. Pero pese a todo el nombre arraigó entre el gran público, y para el otoño de aquel mismo año el fenómeno, en plena expansión, era ya conocido mundialmente con ese nombre.

    Algunos historiadores han querido fijar exactamente los inicios del gran boom televisivo que condujo finalmente a la aparición del síndrome. La mayoría están de acuerdo en señalar el primer lustro de los años ochenta como el arranque de todo el proceso. Otros, más puristas, se remontan hasta mucho más atrás: concretamente hasta el año 1933.

    Fue en 1933, en efecto, cuando se iniciaron las emisiones comerciales de televisión en los Estados Unidos, aunque fuera de una forma experimental. Al principio tan sólo se trató de un juguete: unas imágenes que se movían en una pantalla luminosa, el cine en casa. Los primeros receptores eran auténticos armatostes, la señal resultaba a menudo deficiente, pero había allí en el comedor de casa unas figuras que se movían, que hablaban y que hacían cosas. Era divertido. Y cómodo. Y, sobre todo, atractivo.

    El invento tuvo un éxito inmediato.

    En pocos años, la televisión se extendió prácticamente por todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en los menos desarrollados. En la década de los cincuenta se estableció la primera red europea de televisión: Eurovisión, y en la década de los sesenta la primera mundial: Mundovisión, mediante el empleo de enlaces por satélite. También en la década de los sesenta se produjo la aparición de la televisión en color.

    Y poco después vino el gran boom del vídeo.

    La televisión, como medio de comunicación y como espectáculo, es un fenómeno que ha interesado, apasionado, inquietado y alarmado a gran número de personas desde su mismo nacimiento. Los sociólogos, desde los años cincuenta hasta hoy, han hablado de su nefasta influencia, sobre todo en los niños. Los políticos han visto en ella un medio ideal de lavado masivo de cerebros. Los publicistas también, aunque con otros objetivos. En todo el mundo se ha creado en torno suyo una industria floreciente, una industria en constante expansión. La televisión, para los muchos que viven de ella, material, artística o ideológicamente, se ha convertido en la gran panacea.

    Si bien en los primeros tiempos no dejó de ser, como ya hemos dicho, un simple «cine en casa», lo cierto es que, como indica muy bien el historiador Alfred Wyllis en su libro La televisión y el embrutecimiento de las masas, ya desde sus inicios se dejaron sentir los primeros síntomas premonitorios de lo que luego sería el Síndrome de Lot. Uno de los párrafos de su libro es, a este respecto, esclarecedor:

    «Pronto empezó a detectarse -dice Wyllis- un grupo de gente, un estrato social, que hacía de la televisión el dios de su hogar. El marido llegaba a casa, y su primer gesto automático, antes incluso de darle un beso a su esposa, quitarse la chaqueta y ponerse las pantuflas, era conectar el aparato. Gesto que muchas veces ni siquiera tenía que hacer, puesto que su esposa ya lo tenía conectado desde primeras horas de la mañana. La familia comía con los ojos fijos en la pantalla, sin importar que la sopa se derramara sobre sus regazos. Veían todos los programas, y, lo que era peor, gozaban con la publicidad intercalada. El babeo ante cualquier bodrio que brotara del tubo catódico era cosa común. En muchas casas la imagen hogareña más característica era la del aparato de televisión siempre conectado, siempre en funcionamiento, aunque no hubiera nadie a su alrededor contemplándolo. Se trataba, simplemente, de un miembro más de la familia.»

    El problema se complicó cuando, en todos los países, empezaron a diversificarse las ofertas, a crearse nuevos canales. El problema ya no consistía en conectar el aparato y ver lo que éste ofrecía en aquel momento, sino elegir una opción. Una opción que al principio consistía sólo en dos o tres alternativas, pero que pronto, en los países más desarrollados (y sintomáticamente, también en algunos de los menos desarrollados) se multiplicó y pasó a ser de seis, ocho, diez o más. El problema se centraba entonces en qué programa ver con preferencia a todos los demás, y fue esto precisamente lo que produjo las primeras rupturas familiares, leves por aquel entonces. En muchos casos, el problema quedó resuelto mediante la multiplicidad de receptores: uno en el comedor, otro en el dormitorio matrimonial, otro en la habitación de cada chico... Algunos sociólogos hablaron inmediatamente de la «disgregación televisiva de la familia»; el marido en el comedor viendo un partido de fútbol, la mujer en la habitación viendo la telenovela, los chicos cada uno por su lado viendo un programa pop y otro de divulgación científica... Pero, pese a todo, a veces surgían terribles problemas de incertidumbre cuando un miembro determinado de la familia se hallaba ante dos opciones simultáneas igualmente apetecibles. ¿Cuál de ellas ver, cuál desechar?

    El vídeo vino a resolver ese terrible problema cuasishakespeariano. Era (es, con todos sus perfeccionamientos actuales) un artilugio que los fabricantes de televisores se encargaron en beneficio propio de hacer rápidamente asequible a todas las economías, y que permitía grabar un programa mientras se estaba viendo otro, y luego reproducirlo en el propio televisor cuando uno quisiera. Además, permitía grabar y conservar los programas preferidos de uno, pasándolos por el televisor tantas veces como se quisiera. La biblioteca de los hogares, que se había convertido en fonoteca, pasó a ser una videoteca. La imagen venciendo al sonido y a la letra impresa.

    Pero el Síndrome de Lot no surgió directamente de nada de eso, aunque los hechos enumerados aquí fueran sus antecedentes inmediatos. El problema no estribaba en el hecho en sí de contemplar más o menos tiempo, con mayor o menor asiduidad, la televisión, sino en la propia relación número de opciones/tiempo disponible. En los años sesenta y setenta, época del gran desarrollo de la televisión, la mayoría de los países disponía de sus redes televisivas propias con su número correspondiente de canales: cada usuario sabia lo que tenía y a lo que podía optar. Algunos países ofrecían opciones limitadas; otros, más progresistas, permitían, a distintos horarios, distintas opciones para segmentos determina-dos de público: culturales, infantiles, de diversión, eróticas, incluso hará core. Pero esas opciones se hallaban siempre limitadas y supervisadas por las leyes y reglamentaciones del país en cuestión. Había un techo, y de ahí no se podía pasar.

    Los años ochenta, concretamente 1982 y 1983, vieron el inicio de la gran internacionalización de la televisión. La red de satélites comerciales que orbitaba la Tierra por aquel entonces permitía traspasar fácilmente las fronteras. Y, evidentemente, eso fue lo que no se tardó mucho en hacer.

    Los Estados Unidos, como siempre, fueron los pioneros. En los jardines de las casas ricas empezaron a florecer unos extraños espejos parabólicos que al principio llamaron la atención de la gente, extrañas construcciones junto a las piscinas y a las pistas de tenis de la gente acomodada, pero que pronto se convirtieron en un elemento común a muchas otras mansiones. Eran antenas cazadoras de emisiones extranjeras transmitidas vía satélite. Al principio, esas retransmisiones se efectuaban de forma clandestina (las emisoras pirata de televisión fueron un floreciente negocio durante un cierto tiempo, por aquella época), hasta que el gobierno de los Estados Unidos, declarándose impotente ante aquella solapada invasión de su territorio, decidió que lo más práctico para salvar su honor era conferir legalidad a lo que era ya un hecho y, mediante una decisión del Tribunal Supremo del país, dio «libre acceso al éter» a todos los ciudadanos, como un derecho constitucional más. El precedente sirvió para que muchos otros países, más tarde, se vieran obligados a hacer lo mismo, y los que no lo hicieron tuvieron que aceptar la realidad de un hecho que de todos modos tenían ante sus narices, y frente al que se sentían absolutamente impotentes.

    Y los perfeccionamientos de la electrónica no tardaron en sustituir las engorrosas y llamativas pantallas parabólicas por antenas más discretas que se instalaban en el interior de los pisos, y finalmente por dispositivos aún más pequeños acoplados al propio receptor. El mundo entero quedaba así encerrado, todo él, en el comedor de casa.

    De este modo se inició la multiplicidad ad infínitum de las opciones. Bastaba sentarse ante el televisor, o programar el vídeo, para tener la posibilidad de ver en cualquier momento no ya dos, cinco, diez canales, sino un número indeterminado pero siempre muy grande de programas, procedentes de todos los países y en todos los idiomas. La final de Wimbledon en directo, el último discurso del presidente norteamericano sobre la eterna crisis en el cono sur del continente, la Fiesta del Año Nuevo en Pekín, los carnavales de Río, la corrida de inauguración de la Feria de Abril en Sevilla. O, por supuesto, el último capítulo de la última serie de moda, todo violencia, dramatismo y pasión, que aún iba a tardar un par de años en llegar, convenientemente doblada, al país.

    Esta «libertad de ondas», que fue calificada inmediatamente por muchos de libertinaje, constituyó una auténtica revolución a escala realmente mundial de las comunicaciones. Ya no más censuras, ya no más coacciones a la libertad de expresión. Cuando una televisión no estaba de acuerdo con la difusión de una determinada corriente de opinión o pensamiento, bastaba que sus defensores fueran al país vecino y la difundieran desde allí. Por supuesto, eso trajo inmediatamente consigo una exacerbada colonización ideológica imperialista por parte de las grandes potencias, siempre al acecho, que se lanzaron como leones sobre los países que siempre habían intentado llevar a su área de influencia.

    Y, sobre todo, trajo consigo el Síndrome de Lot, que es de lo que estamos hablando en esta conferencia.

    El espectador de televisión, ese hombre que había empezado sentándose ante un «cine en casa» y derramado la sopa sobre sus pantalones mientras comía y veía las noticias en vez de leer el periódico, se encontró de pronto ante un número de ofertas excesivo para su capacidad. Los últimos modelos de receptores de televisión, con vídeo incorporado, con localizador de satélites incorporado, podían captar más de cien canales distintos, muchos de los cuales transmitían las veinticuatro horas del día, y aunque no lo hicieran no importaba, puesto que las diferencias horarias entre los países hacía que siempre, en cualquier momento, hubiera algún canal retransmitiendo un programa estrella en su hora de máxima audiencia. Los periódicos, abrumados por la simple cantidad, dejaron simplemente de incluir la programación televisiva en sus páginas, y empezaron a editarse a cambio revistas especializadas, generalmente semanales, que incluían todos los programas nacionales e internacionales asequibles al espectador, y su forma de localizarlos en sus respectivos receptores. Algunas de estas revistas superaban las trescientas páginas... de las que al menos cien, todo hay que decirlo, correspondían a bien pagada publicidad. Cada sábado, un afanoso sector del público compraba fielmente esas revistas, y se pasaba el fin de semana revisando programas, tomando anotaciones, programando lo que querían ver. Una de las más importantes empresas de electrónica (japonesa, por supuesto) tuvo una idea feliz: lanzó al mercado el multivídeo, un aparato capaz de grabar simultáneamente hasta cinco cintas con cinco programas distintos. En un mes se vendieron dos millones de unidades.

    La gestación del Síndrome de Lot fue larga, pero su cristalización rápida. El día sólo tiene veinticuatro horas, y el hombre sólo dos ojos. Las opciones superaban a las posibilidades. La gente descubría que los programas que deseaba ver cubrían veintisiete, treinta y dos, cuarenta horas diarias. Entonces aparecía la enfermedad. Los primeros síntomas eran el insomnio: ojos enrojecidos, desencajados, escaso o nulo rendimiento en el trabajo. Luego empezaban los trastornos. La frase típica era: «Doctor, voy con tres semanas de retraso respecto a mi vídeo.» Las grabaciones se iban acumulando esperando ser vistas, y el abrumado espectador avanzaba a pasos agigantados hacia el ataque de nervios, casi al colapso. La legislación norteamericana, siempre progresista en esas casas, llegó a instituir el bonito eufemismo de «excesivo apasionamiento por la televisión» como causa de divorcio. De hecho, en los últimos quince años, buena parte de los divorcios concedidos por los tribunales lo han sido por este motivo (un 57 %, según Higgins).

    El Síndrome de Lot tiene unas características inconfundibles que hacen su diagnóstico fácil. El sujeto únicamente desea llegar a casa para sentarse ante el televisor y, como se dice en el argot, «tragar». Selecciona los vídeos que le ha grabado el aparato en su ausencia, los coloca en ordenada sucesión (hay vídeos automáticos capaces de cargar hasta doce cintas y reproducirlas una a continuación de la otra sin que el espectador tenga que levantarse de su silla), se sienta, mira... y se convierte en estatua de sal. Su rostro suele ponerse cerúleo. A menudo desorbita los ojos. A veces babea. Parece como sumido en un trance, del que nadie sabe cómo hacerle salir. Come automáticamente, y muchas veces ni siquiera come. Tan sólo está pendiente de la pantalla. Es un enfermo.

    Los psicólogos y psiquiatras están haciendo su agosto con todo este asunto desde hace unos años. El Síndrome de Lot es sencillísimo de diagnosticar. Lo que no es tan fácil es curarlo. Están los casos simples, que con algunas sesiones de terapia pueden, al menos, aliviarse. Pero el irresistible atractivo de un panorama tan amplio de posibilidades, de ver programas procedentes de la otra parte del mundo, degustar su exótica publicidad, asimilar sus extrañas corrientes ideológicas, es demasiado fuerte, y las recaídas son frecuentes. Los casos extremos del Síndrome de Lot son incurables en más de un 90 %: personas aleladas, sentadas todo el día ante el receptor, engullendo programa tras programa, los maridos olvidando acudir al trabajo, las esposas ignorando la casa y la comida y los hijos... Se han dado caso verdaderamente terminales. Uno de los más publicitados fue el de aquel matrimonio de Wisconsin que fueron hallados sin vida ante su televisor aún funcionando: habían fallecido de hambre y de sed, sin ni siquiera darse cuenta de ello. Cuando fueron descubiertos por la policía llevaban ya tres dias muertos. Su videocassette tenía programadas automáticamente cintas para ochenta horas más.

    En estos últimos tiempos se ha hablado incluso de la necesidad de recortar la «libertad del éter» para poner coto a este fenómeno que, entre muchas otras consecuencias, amenaza con desestabilizar la economía mundial. Se pide que los Estados Unidos, país pionero en esas iniciativas, sean los primeros en dictar una resolución drástica, que inmediatamente será secundada por todos los demás países. Pero hay un problema. Al parecer, el propio presidente del país sufre también el Síndrome de Lot. Se pasa los dias sentado ante su televisor, casi sin comer, apenas sin dormir, viendo lo que hacen los chinos, lo que maquinan los rusos, los problemas de los turcos, las revoluciones de los sudamericanos, las exigencias de los árabes, los inventos de los japoneses. No tiene la menor intención de dictar una ley que coarte esta libertad de contemplación, que personalmente tanto le complace. De hecho, no tiene intención de dictar ninguna ley en absoluto. Sólo babea. ¿La política? Oh, sí, parece que la lleva algún oscuro subsecretario...


    Fin