• OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU; el cual dispone de 22:

    Este ícono aparece en todo el blog y te permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la pantalla.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: puedes eliminar del registro de publicaciones guardadas por selección. Cuando presionas esta opción, según la velocidad de proceso de tu celular o tablet, toma unos segundos en aparecer la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Esta opción sólo aparecerá si tienes como mínimo 2 publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y la misma desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto. Opción sólo en las publicaciones.

    Ultima Lectura: puedes acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones.

    Ver Imagen Principal. permite ver la imagen de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y aparece sólo en las publicaciones.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog, y te permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:
    Por Categoría (lista alfabética por Categoría)
    Libros (lista alfabética de todos los libros)
    Relatos (lista alfabética de todos los Relatos)
    Por Autor (lista alfabética por autor de los Libros y Relatos)
    Alfabético de Todo (lista alfabética de todo lo publicado en el Blog)


    En la lista 'Por Categoría' no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema, en la imagen o en '...más'.
    Las listas "Por Autor" y "Alfabético de todo", según la fuerza del wifi, se vuelven un poco lentas al cargar, debes tener paciencia.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto, el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y te permite visualizar las siguientes opciones:

    Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.

    Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.

    Cambiar el tamaño del texto. Si cambias en la publicación no afecta a la página de INICIO, y viceversa.

    Cambiar el color del texto.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación y ves el tema que reemplaza el MENU, a mano derecha hay una imagen pequeña, dando click en la misma te permite ver la imagen principal de la publicación. Esta opción también la encuentras en OTRAS OPCIONES: Ver Imagen principal.

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto en que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto en que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto en que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto de retorno funcione, debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Cuando entras a una publicación, a cualquier lista en texto, o, dando click en la CATEGORIA de la publicación que se encuentra en la parte última de la misma, a mano izquierda hay un rectángulo con la palabra TEMAS, al dar click ahí se abre una ventana con otros temas del blog. Te desplazas al final de esa ventana y hay dos rectángulos reducidos en su longitud. El primer rectángulo permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo rectángulo te permite ver los temas desde el último publicado, también verlos forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog: la primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono ; y la segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación. Este último método sólo te permite ver la categoría de esa publicación.


    OBSERVACIONES

    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada mes, o a su defecto, cada 100 publicaciones.
    ● Esta versión no dispone de todas las opciones disponibles para PC.

    MI ENCUENTRO CON RENOIR

    Publicado el miércoles, octubre 26, 2016
    Auguste Renoir en su casa de Cagnes-sur-Mer. Foto: Viollet/Harlingue

    Un sueño realizado me abrió los ojos a la belleza.


    Por Ryuzaburo Umehara (Uno de los más distinguidos pintores japoneses, nació el 9 de marzo de 1888. Sus obras, de factura occidental, le ganaron en 1952 la Orden del Mérito Cultural).


    LA mañana siguiente de mi llegada a París fui al Museo del Luxemburgo, donde vi obras originales de Renoir. "¡Esto es lo que he soñado! ¡Así es como quiero pintar!" me gritó el corazón. Era el mes de julio de 1908. Tenía yo entonces 20 años y había ido a París a estudiar pintura en la Academie Julien. En aquel momento supe que hubiera valido la pena el viaje desde Japón aunque sólo contemplara aquellos cuadros.

    Todas las mañanas iba al Museo y me quedaba sentado, a veces hasta cuatro horas cada vez, en un taburete frente al Molino de la Galette, Muchacha en el columpio o Muchacha tocando el piano. Por las tardes recorría las galerías de arte de la ciudad con la esperanza de descubrir algún Renoir. La belleza de los cuadros que más amaba me salía al encuentro en una calle bordeada de castaños, en una muchacha tocada con un sombrero de paja o enfundada en una blusa de color vivo. Incluso el espectáculo de unas manzanas apiladas en el escaparate de un tendero cobraban para mí un significado nuevo.

    Al llegar el otoño conocía yo casi todos los cuadros de Renoir que había entonces en París. Pero lo que ansiaba más que nada era conocer al pintor en persona y verlo trabajar en su estudio. Me lo imaginaba de pie ante el caballete, dándome consejos y examinando mis pinturas. Jamás pensé que ese sueño se convirtiera en realidad.

    Poco después de año nuevo me fui al sur, a Menton, donde una pregunta daba vueltas constantemente en mi pensamiento mientras paseaba entre eucaliptos y olivos, o por las playas del azul Mediterráneo, o me acercaba a la mesa de ruleta en Montecarlo con una moneda de cinco francos en la mano: ¿iré o no iré a visitar a Renoir?

    Renoir, entonces de 68 años de edad y mundialmente famoso, vivía en Cagnes, a no más de una hora de viaje en tren. No llevaba yo cartas de presentación. ¿Cómo llegaría ante el gran hombre? ¿Qué le diría? ¿Se dignaría siquiera recibirme ?

    De pronto, un día de febrero, me vi en el tren, con la paleta a punto y Renoir en el pensamiento. Dunte el trayecto las mismas preguns me daban vueltas en la cabeza.

    Me alegraba secretamente que el tren fuera despacio. Al llegar a Cagnes anduve vagando un rato a orillas del mar. Finalmente pregunté a un cartero dónde quedaba el estudio de Renoir, y el hombre señaló una gran casa gris en lo alto de una colina.

    Mientras andaba en torno al seto en busca de la entrada, una mujer rolliza de edad mediana me observaba con curiosidad desde una ventana del segundo piso. Encontré lo que me pareció la puerta trasera, mas no me atreví a llamar. Pero entonces la misma mujer, a la que yo había visto en muchos cuadros de Renoir, de cabellos negros y vestida con una blusa de estrellas blancas sobre fondo rojo, levantó la aldaba y abrió la puerta. Asombrada por las palabras con que me presenté —"He venido desde Japón a ver a Monsieur Renoir"— me condujo al interior de la casa.

    En medio de una gran habitación había una mesa desnuda. Sobre la chimenea, una figurilla de bronce, de Maillol. Fue en aquella estancia, sorprendentemente austera para una sala europea, donde tuve que sufrir el examen crítico de la dama. Le expliqué lo mejor que pude que era pintor, que admiraba la obra de Renoir y que venía desde tierras muy lejanas sólo para verlo. "Pues entonces tiene usted que conocer a mon mari", asintió con sencillez la señora Renoir, y desapareció. Esperé allí solo presa del nerviosismo.

    Había leído que Renoir padecía de artritis, pero no me esperaba la figura con muletas que tuve por fin ante mí. Vestía ropa de obrero, con una gorra y un pañuelo rojo al cuello, pero sobre la tosca indumentaria descansaba una cabeza espléndida, con ojos excepcionalmente bellos y penetrantes. Aquella estropeada humanidad me pareció de pronto más digna que nunca de reverencia. De no haber comprendido la inoportunidad de hacerlo, me habría puesto de rodillas ante sus muletas. Con profunda devoción toqué la mano que me tendió y me sentí invadido por un hondo y desconocido sentimiento de gratitud.

    Todavía tengo presente el rostro de Renoir que vi en aquel momento. Ante el huésped inesperado parecía no saber qué decir, y tenía una expresión que no volví a verle. En mi vacilante francés le dije lo mucho que admiraba sus obras, de las que había visto reproducciones en Japón; que en mi país se conocía la escuela impresionista, y que algunos japoneses la estudiaban. Mientras escuchaba, Renoir adelantaba, ora una muleta, ora la otra, paso a paso, por el corredor que conducía a su estudio. De vez en cuando se detenía a mirarme por encima del hombro.

    El estudio no era particularmente amplio. La puerta y el zócalo de madera eran amarillos, y las paredes de color azul pálido. Estaban ahí una joven vestida de rojo y un niño, a quienes recordé haber visto en más de un cuadro. La señora de Renoir me dijo que era Claude, el tercero de sus hijos, entonces de nueve años.

    Renoir reanudó su trabajo ante un gran lienzo donde aparecían el chico y la muchacha escribiendo sobre un escritorio. La joven era Gabrielle, que desde hacía 15 años posaba para él, le limpiaba los pinceles y la paleta y lo llevaba a dar el paseo diario.

    Ocupé la silla que me ofrecieron cerca del maestro y me fue dado contemplar con mis propios ojos la magia creadora del mundo de armonía que tanto amaba yo. Con sorprendente vigor el artista asía el fino pincel entre el índice y el medio, deformados por la artritis, equilibrándolo con el pulgar. En la mano izquierda, que sólo podía asumir la misma posición de la derecha, sostenía apenas la paleta con los colores limpiamente ordenados: blanco, amarillo, rojo, azul, verde, negro. Pincelada tras pincelada, sin despegar la vista de los modelos, aplicó una delgada capa de color sobre la tela. Obtenía las armonías más ricas mediante eficaces contrastes entre los colores más débiles. De pronto, Renoir abrió la boca bajo el cano bigote y empezó a cantar.

    Su mujer me preguntó:

    —¿Hay alguien en cualquier parte del mundo que sea capaz de pintar así con esas manos?

    Todo lo que pude contestar fue:

    Non, madame.

    Pero Renoir me miró y pronunció una de las, sentencias que luego me acostumbré a oírle:

    —No se pinta con las manos, sino con los ojos. Observe usted bien la naturaleza... ¡Gabrielle! ¡Descansemos!

    Y diciendo esto apoyó en el suelo las muletas y de un empujón se impulsó con silla y todo —que tenía cuatro ruedas— hacia atrás, a un metro del caballete.

    —¿Ha venido a estudiar a París? —me preguntó de repente.

    Le expliqué que estaba en la Academie Julien, pero que no me sentía a gusto.

    —Y con razón; las academias de pintura perjudican a los artistas —dijo—. Lo que debe hacer es observar por sí mismo la naturaleza y pintar lo más que pueda.

    Más allá de la ventana del estudio se veía un olivar. De la pared colgaban varias escenas del jardín. En un caballete estaba apoyada otra variante de la misma escena. Volviendo los ojos a esta pintura, Renoir me explicó:

    —Esos olivos cambian constantemente. No los he podido captar como se debe. Los muy bribones son difíciles de pintar. Pero me fascinan. ¿Hay olivos en el Japón?

    Mientras le daba mi lacónica respuesta de costumbre, pensaba: a este hombre no lo han afectado ni su fama ni sus 60 años de experiencia pictórica. Lo que ve en la naturaleza sigue interesándole vitalmente, con la misma frescura que si fuera un niño de pecho.

    Era ya casi mediodía. En un arranque de atrevimiento pregunté al maestro si se dignaría echar un vistazo a mis pinturas alguna vez, cuando estuviera en su casa de París. Asintió con un movimiento de cabeza, y yo, sintiendo que había prolongado demasiado la visita, me levanté para despedirme. Renoir me preguntó si deseaba comer con ellos antes de despedirme. La invitación me halagó, pero pensé que me la había hecho como mera fórmula de cortesía, y no la acepté. Sorprendido, me preguntó si los japoneses no comían a mitad del día. No pude ya negarme. Volvimos a la sala, y Renoir, su esposa, Claude y yo nos sentamos a la mesa, cubierta por un mantel de rayas blancas y rojas.

    Al terminar la comida salí con Renoir al jardín. Mientras admiraba los olivos y el espectáculo del Mediterráneo, al sur, me sentía ebrio de dicha. Imposible imaginar que de ahí a poco estaría estudiando bajo la guía del maestro. Aquel encuentro con Renoir transformó mi vida artística y me abrió los ojos a la belleza.



    Condensado de Renoir no Tsuioku, © 1944 por Ryuzaburo Umehara, publicado por Yotoku-Sha.