• OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU; el cual dispone de 22:

    Este ícono aparece en todo el blog y te permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la pantalla.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminaran todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: puedes eliminar del registro de publicaciones guardadas por selección. Cuando presionas esta opción, según la velocidad de proceso de tu celular o tablet, toma unos segundos en aparecer la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Esta opción sólo aparecerá si tienes como mínimo 2 publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y la misma desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto. Opción sólo en las publicaciones.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos que has guardado en esa publicación.

    Ultima Lectura: puedes acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones.

    Ver Imagen Principal. permite ver la imagen de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y aparece sólo en las publicaciones.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog, y te permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:
    Por Categoría (lista alfabética por Categoría)
    Libros (lista alfabética de todos los libros)
    Relatos (lista alfabética de todos los Relatos)
    Por Autor (lista alfabética por autor de los Libros y Relatos)
    Alfabético de Todo (lista alfabética de todo lo publicado en el Blog)


    En la lista 'Por Categoría' no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema, en la imagen o en '...más'.
    Las listas "Por Autor" y "Alfabético de todo", según la fuerza del wifi, se vuelven un poco lentas al cargar, debes tener paciencia.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto, el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y te permite visualizar las siguientes opciones:

    Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.

    Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.

    Cambiar el tamaño del texto. Si cambias en la publicación no afecta a la página de INICIO, y viceversa.

    Cambiar el color del texto.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto en que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto en que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto en que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto de retorno funcione, debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog: la primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono ; y la segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación. Este último método sólo te permite ver la categoría de esa publicación.


    OBSERVACIONES

    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres mes, o a su defecto, cada 100 publicaciones.
    ● Esta versión no dispone de todas las opciones disponibles para PC.

    LA GRAN JORNADA (Fritz Leiber)

    Publicado el lunes, octubre 17, 2016
    No sabía cómo, por qué extraña distorsión del espacio o del tiempo, había ido a parar a aquel siniestro lugar. Pero me sentía agotado como tras una larga caminata. Todo recuerdo había desaparecido. Al despertarme no había encontrado más que el desierto a mi alrededor, sólo el desierto bajo la plomiza cúpula del cielo. Nada más… excepto la gran caravana. Un espectáculo lo suficientemente dantesco como para hacerme renunciar a perseguir mis recuerdos y echar una mirada a mi propia persona, a fin de asegurarme de mi cualidad de ser humano.

    Era una fila de seres (¿animales o cosas?) que zigzagueaba, ininterrumpida, de uno a otro extremo del horizonte, como surgida de ninguna parte para dirigirse a ninguna parte, y pasaba por las proximidades de la roca a cuyo lado me encontraba. Los miembros de la caravana avanzaban de cuatro en fondo. Algunos andaban sobre dos pies, otros más numerosos sobre seis u ocho, algunos se propulsaban arrastrándose, rodando, revoloteando o dando saltos. Pero todos tenían una forma de desplazarse que se parecía menos a una marcha que a una danza. Sus tamaños eran de lo más dispar. Había grandes y pequeños. Algunos tenían sus cuerpos cubiertos de escamas o de plumas, un caparazón brillante de coleópteros o extrañas rayas parecidas a las de las cebras; algunos otros llevaban trajes transparentes que contenían su medio nutritivo (líquido o gaseoso) y que se ajustaban tanto a una docena de tentáculos como a un cuerpo sin piernas.

    Aquella multitud era demasiado heteróclita como para ser un ejército, y tampoco se trataba de un éxodo, ya que los fugitivos no bailan al son de una música, si se puede calificar de baile los movimientos efectuados por múltiples pies, y de música los extraños sonidos de indefinibles instrumentos. Podría decirse que era el enorme muestrario destinado a una nueva arca de Noé, pero su cohorte no estaba animada por el pánico, ni tampoco por la inminencia de un solemne destino. Se contentaban con desfilar tranquilamente, de forma casi alegre. ¿Acaso era la parada de un gigantesco circo? ¿Pero un circo dirigido por quién, y destinado a qué público como no fuera yo?

    Hubiera debido horrorizarme ante aquella horda monstruosa, pero no experimentaba miedo. Abandoné, pues, el abrigo de mi roca, eché a mi alrededor una última mirada para asegurarme de que no existía ninguna huella que explicara mi presencia, y me dirigí hacia ellos.

    No se detuvieron, no gritaron, no me amenazaron, no huyeron. No se movieron para capturarme o escoltarme.

    Simplemente continuaron desfilando, sin romper su cadencia, pero miles de ojos tranquilos me miraban, desde lo alto de vacilantes pedúnculos o desde lo profundo de vacías órbitas. Me acerqué a ellos. En aquel momento, en el borde de la fila ante mí, un ser en forma de rueda con un ojo verde en medio aceleró un poco su marcha, mientras que tras él un pulpo opalescente vestido con un bocal lleno de agua frenaba un poco la suya, ofreciéndome así un lugar.

    Un instante después estaba integrado en la gran caravana y andaba, preguntándome cómo lo hacía el ser rodante para mantener el equilibrio, y por qué el pulpo desplazaba sus tentáculos de tres en tres, y por qué milagro tantas dispares movilidades podían unirse, como los distintos instrumentos de una orquesta. Oía a mi alrededor el murmullo de voces hablando lenguas desconocidas, y observaba en algunos de mis compañeros sorprendentes variaciones de formas, de colores, que quizá fueran un modo de comunicación visual.

    Intenté yo mismo los dialectos de una docena de planetas, sin obtener respuesta. Iba a utilizar la lengua de la Tierra, pero algo me retuvo de hacerlo. En aquel mismo instante, un enorme pájaro que flotaba bajo una bolsa de aire unida a su cuerpo se posó suavemente en mi hombro, susurró algo en mi oído, dejó caer unas sospechosas bolitas negras y volvió a alzar el vuelo. Después fue una criatura bípeda la que, saliendo de las filas anteriores de la caravana, vino hacia mí describiendo un vago paso de vals y ofreciéndome un trozo de algo parecido a coco. La criatura parecía femenina, quizás a causa de su grácil constitución y de la corola de plumas violetas que rodeaba su cabeza, pero en lugar de nariz y boca su rostro tenía un apéndice cónico terminado en un pequeño orificio rosa, y en el lugar de sus senos florecía un ramillete de pétalos del mismo color. Empleé de nuevo las lenguas que conocía, también sin resultado. Cuando callé, la criatura llevó el fragmento que sostenía a la altura del orificio rosa, entreabrió éste haciendo como si comiera, y después me tendió de nuevo su ofrenda. La acepté y la probé. Era de consistencia hojaldrada y tenía gusto de leche cuajada, un poco rancia. Mientras la comía, dirigí con una sonrisa un gesto de agradecimiento a la criatura; ella hinchó sus pétalos e hizo un movimiento circular con la cabeza antes de irse de nuevo. Sentí deseos de gritarle: «¡Gracias, pollita!» (lo cual, en el fondo, era bastante apropiado), pero de nuevo algo me impidió emplear mi lengua.

    Así fui aceptado por la gran caravana, pero a medida que transcurría el día (si es que allí había días) me fui dando cuenta de que no me sentía a gusto allí. Que me hubieran dado de comer en lugar de devorarme, que hubiera encontrado la armonía y no la discordia, no bastaba para satisfacerme. Quizá fuera demasiado exigente. Pero después de todo no es muy tranquilizador el deambular al lado de animales inteligentes a los cuales uno no puede dirigir la palabra, incluso si su comportamiento es amistoso, incluso si cantan y bailan y tocan algo parecido a música. Debiera haberme sentido entre ellos como en mi casa, pero no podía soportar el peso de una soledad estelar. Aquellos monstruos me parecían cada vez más y más extraños; dejaba de ser sensible a sus indicios de personalidad humana para no ver en ellos más que su poco reconfortante apariencia exterior. Alargué el cuello intentando ver a la hembra de los pétalos en el pecho, pero había desaparecido. Finalmente, lo dejé correr. Unas ruinas con apariencia de rascacielos derrumbados acababan de aparecer en el paisaje, a alguna distancia, e íbamos a pasar por su lado. Aproveché aquello para abandonar bruscamente las filas de la caravana, pese al cielo oscurecido de pronto y a los lejanos truenos (o sonidos que se parecían a truenos).

    Nadie me detuvo, y muy pronto estuve oculto entre las ruinas. Unas reconfortantes ruinas al primer momento, ya que parecían haber sido edificadas por mis antepasados. Entonces distinguí los mayores edificios… Eran efectivamente rascacielos medio derrumbados, y sin embargo algunos de ellos eran aún tan altos que su cima se perdía entre las nubes. Oí a lo lejos un grito agudo que hizo rechinar mis dientes, como el ruido de un trozo de tiza sobre una inmensa pizarra. Al mismo tiempo me pregunté qué podía haber causado la destrucción de los rascacielos y qué había pasado con sus habitantes. Poco después, me di cuenta de que ya no estaba solo: unas formas oscuras se desplazaban entre los muros en ruinas; eran seres aproximadamente de mi tamaño, pero andaban a cuatro patas. Empezaron a seguirme, acercándose más y más, como lobos de torpes movimientos. Vi que sus rostros eran peludos, al igual que sus cuerpos, y que agitaban sus mandíbulas. Apresuré el paso, al tiempo que les oía intercambiar gruñidos perrunos. Lo peor era que, a través de aquellos roncos sonidos medio articulados, reconocí como una sardónica parodia de sílabas y palabras de la Tierra:

    —¡Vamos! ¡Sí, sí! ¡Vaaaamos!
    —¡Síííí! ¡Vaaaaamos, amiiiigos!
    —¡Ya, ya, vaaaamos! ¡Coooogedleeeee!
    —¡Coooogeeeedleeeee, yaaaaaaa! ¡Hooou, hoooooooou!

    Supe entonces el error que había cometido metiéndome entre aquellas ruinas. Di media vuelta para huir; me persiguieron, jadeando tras de mí, saltando de forma desordenada… y lo más horrible era que tenía la certeza de que no querían matarme sino simplemente arrastrarme con ellos, hacer que les siguiera para correr como ellos a cuatro patas y gruñir como un perro.

    Las ruinas eran ahora más pequeñas, pero era más oscuro. Temí por un momento haberme perdido, después haber dejado pasar el final de la gran caravana. Pero de pronto la vi desfilando a lo lejos en la luz crepuscular; corrí en su dirección, y mis perseguidores me abandonaron.

    No me uní a la misma porción de la caravana, por supuesto, pero había las suficientes similitudes como para sorprenderme. Vi a un nuevo ser en forma de rueda, pero con el ojo azul y un tamaño más pequeño que el precedente, lo cual lo obligaba a rodar más aprisa. Vi a otro pulpo rodeado de agua y provisto de múltiples tentáculos. Y vi a otra hembra danzante, con la corola roja y los pétalos pectorales anaranjados.

    De pronto la caravana disminuyó su marcha, y aquel cambio de velocidad aproximó las filas unas a las otras. Miré hacia delante. Un enorme agujero redondo se abría en la unión del cielo con la tierra, y a su través se veían las estrellas. Y la caravana pasaba por aquel agujero, y cada criatura, al llegar allí, salía volando en dirección a las estrellas, hacia aquellos puntos de luz que salpicaban la negrura.

    Nuestro avance proseguía. Ahora veía a cada lado de la caravana escafandras espaciales con cohetes, autónomas, apiladas en la desértica superficie, concebidas para adaptarse a todas las morfologías imaginables y hacer viajar con seguridad a sus ocupantes por el vacío. Muy pronto llegó mi turno, y encontré una escafandra de mi talla; me metí dentro y la cerré, localizando los botones de control situados al alcance de mis dedos en la palma de los guantes. En aquel momento sentí otros contactos en mis dedos; levanté la vista y vi que estaba, mano contra mano, entre un octópodo cuya escafandra protegía sus tentáculos y recubría su bolsa de agua, y una hembra enfundada también en su traje que exhibía una corola negra y pétalos gris perla.

    Describió un círculo con su cabeza y yo hice lo mismo, y el octópodo trazó un círculo más pequeño con un tentáculo. Comprendí entonces una de las razones por las cuales no había empleado el lenguaje de la Tierra: porque debía esperar a aprender (o recordar) sus lenguajes. Y supe también la otra razón: que los velludos cuadrúpedos que me habían perseguido en las ruinas eran de mi raza, habían sido hombres como yo… pero me repugnaban, y mis verdaderos congéneres eran esos seres que estaban ahora a mi lado. Juntos habíamos venido a ver la Tierra por última vez antes de su autodestrucción, a ver a los terrestres degenerados que se habían quedado en el planeta, aquellos que no habían huido como yo. Y volver así a mi planeta ancestral me había causado un choque tal que el espectáculo de su decadencia había hecho que perdiera la memoria.

    Nuestras manos se cerraron y se apretaron, y esto tuvo como efecto accionar los mandos de las palmas. El chorro de nuestros reactores nos impulsó hacia arriba y abandonando aquel mundo, nos sumergimos unidos en el cielo, hacia las estrellas, a través de la enorme abertura en el cielo. Y supe así que el espacio no estaba vacío, y que aquellos puntos de luz no eran unos puntos solitarios perdidos en las tinieblas.


    Fin