• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    ¡DESTRUYAN LOS ARCHIVOS DE LA GESTAPO!

    Publicado el domingo, mayo 18, 2014
    La Casa Shell al ser atacada por las bombas de los Mosquitos ingleses, marzo 21, 1945.
    Foto: Gyldendal.


    Por Christen Lyst Hansen (de 70 años de edad, oficial retirado del cuerpo de policía danés, fue condecorado por el rey de Dinamarca con la ambicionada Medalla de Actos Honrosos, en premio a su heroica abnegación en el ático de la Casa Shell).


    EL PRIMERO de la serie de improbables acontecimientos de aquel día ocurrió cuando rechinó la llave en la cerradura de mi diminuta celda del ático; se abrió crujiendo la maciza puerta de madera y apareció en persona Trappart, el jefe de los guardias de la prisión nazi.

    —Líe los bártulos —me dijo—. Se marcha de aquí.

    ¿Marcharme? Me parecía mentira. Cuatro meses llevaba preso en el extenso edificio en forma de U donde tuvo sus oficinas de Copenhague la Shell Petroleum Company antes que lo confiscasen para destinarlo a cuartel general de la Gestapo en Dinamarca. En esta misma cárcel se hallaban conmigo otros 35 líderes de la resistencia danesa. Había acabado yo temiendo que no saldría vivo de este cautiverio.

    —Irá usted al campo de concentración de Froeslev. El coche sale dentro de 15 minutos —dijo Trappart, y se largó cerrando tras sí la puerta.

    Miré incrédulamente la hora en mi reloj. Las 8:10 de la mañana del 21 de marzo de 1945. Por un instante me pareció que el porvenir se aclaraba inmensamente para mí. Sabía que en Froeslev no era rigurosa la disciplina. Allá tendría más probabilidades de escapar con vida que en esta cárcel de la Casa Shell. Era evidente que a los nazis había cesado de importarles que yo hubiese organizado en contra suya una fuerza de policía secreta. Ahora les interesaban mucho más los "interrogatorios" a los daneses inspiradores y directores del sabotaje que estaba costándoles la destrucción de fábricas y de ferrocarriles. Por lo visto, acabaron considerándome un sujeto relativamente inofensivo, muy poco importante para que valiese la pena tenerme preso en el ático de la Casa Shell, reservado para los dirigentes a quienes tenían por más peligrosos.

    Caí preso cuando aún era temprano para llevar a cabo operaciones de sabotaje. En el momento de que hablo, la segunda guerra mundial y la última ocasión de asestar un golpe eficaz en favor de mi patria parecían haber quedado por completo fuera de mi campo de acción.

    Comprender esto con tan absoluta claridad despertó en mí un tumulto de encontradas emociones. Como era natural, me sentía muy contento —¿y quién no se habría sentido?— de irme de la infame Casa Shell. Pero dejar en ella, aguardando la muerte, tantos amigos y compañeros de armas me causaba una angustia que era casi un remordimiento. Mi buena suerte era lo único bueno que alcanzaba a ver esa mañana en que todo lo demás aparecía terriblemente desconsolador.

    Desde la sala del quinto piso, situada inmediatamente debajo de mi celda, llegaban hasta mí los alaridos que arrancaban a mis compañeros daneses los "interrogatorios". Cada día era mayor el número de los que caían presos. Y como muchos se veían forzados a hablar, los voluminosos expedientes del archivo de información de la Gestapo, que ocupaban los tres primeros pisos del edificio, estaban casi completos. Muy pronto, cualquier día, en cualquier momento, darían los nazis con la solución del rompecabezas que hasta entonces había sido para ellos ese cúmulo de informes. Sabrían exactamente quiénes de nosotros procedimos contra ellos y en qué forma lo hicimos. A muchos de mis amigos del ático los fusilarían; a otros les condenarían a una muerte más lenta. Peor aun: muchos líderes de la resistencia danesa que todavía vagaban libres por Copenhague caerían presos, los ajusticiarían; y nuestro Movimiento clandestino regional habría fracasado.

    8:30 de la mañana. Conducido por Wiesmer, el hosco guardia alemán de movimientos de autómata, atravesé el corredor para mi última ida al lavabo. Al entrar nosotros salía de allí renqueando el profesor Poul Brandt Rehberg. Era impresionante el estado en que se hallaba a causa de las palizas recibidas. El eminente fisiólogo danés que en más de una ocasión había arriesgado la vida para ayudar a que escapasen de Dinamarca la mayor parte de los 7000 judíos que hallaron asilo en Suecia, pagaba en forma desgarradoramente lastimosa su abnegada valentía.

    De vuelta por el corredor me crucé con el joven Poul Bruun, activo colaborador en los planes de sabotaje. Por lo que en apagados cuchicheos nos habíamos comunicado de celda en celda a través de las rendijas dejadas en las paredes por los soldados alemanes que las construyeron, los demás presos y yo estábamos al tanto de la suerte que le esperaba a Bruun. "Hemos averiguado que usted nos ha mentido", le había dicho el día anterior por la noche Rudolf Wiese, oficial de las S.S.* "Pero mañana cantará usted de plano, aunque haya que arrancarle la verdad a pedazos". Y para Bruun, hombre apacible y de constitución delicada, ese "mañana" había llegado ya.

    Otra vez sentí una mezcla de angustia y remordimiento. ¿Por qué había de ser yo el que escapaba de este infierno, mientras que otros, que hicieron mucho más que yo por nuestra causa, quedaban condenados a perecer aquí?

    8:40. De nuevo en mi celda. Oía los silbidos cada vez más furiosos del viento. Afuera debía de estar oscuro y frío. Mal tiempo para los aviadores. No vendrán hoy, me dije. Y al instante sonreí amargamente al considerar las fantásticas esperanzas que nos hace alimentar la desesperación, porque ningún fundamento racional había para esperar que "ellos" viniesen ni hoy ni ningún otro día. "Mientras tengamos bajo este techo a traidores de su calaña, sus amigos de la R.A.F. no atacarán este edificio. Saben que ustedes, los rehenes, serían las primeras víctimas de sus bombas", nos habían asegurado nuestros carceleros. Y a esto se añadía lo que en son de provocativa mofa nos dijeron los de las S.S. "Sus amigos los Aliados tienen demasiado que hacer en Europa para que pueda interesarles un asunto tan baladí como el suyo. Se han olvidado por completo de ustedes".

    Muy desalentador, y también muy lógico, todo esto. Pero el desesperado se agarra de un clavo ardiendo. Y en nuestra desesperación, los prisioneros del ático cifrábamos la última esperanza en el siguiente modo de pensar: Si los dirigentes de nuestra resistencia deciden destruir la Casa Shell, cueste lo que cueste... Si logran convencer a la R.A.F. para que acometa la empresa... Si los aviadores localizan el edificio de empinado techo de tejas entre los muchos iguales que hay en el centro de Copenhague... Al destruir la Casa Shell destruirían los acusadores expedientes... nuestro movimiento clandestino se habría salvado... habría concluido la terrible prueba por la que nosotros, el material humano "gastable" preso en el ático, estábamos pasando.

    Bien, pensé yo ahora, ninguna falta me hace ya esa esperanza a mí, que pronto estaré fuera de este lugar.

    8:55. El hosco Wiesmer se presentó con dos guardias para conducirme fuera del edificio. Al pasar por el segundo y el primer piso reparé en las salas en que repiqueteaban las máquinas de escribir y se alineaban los archivadores que contenían los fatales expedientes, amenaza mortal para mis compañeros. ¡Cuánto habría dado yo por tener en ese momento una o dos granadas de mano!

    Al llegar a la puerta de la calle, Wiesmer paró en seco y dijo enfurecido: "¡Maldita sea! Se ha ido ya el coche de la mañana y habrá que esperar el de la una de la tarde". Con lo cual dimos media vuelta y a las 9:02 estaba yo de nuevo encerrado en el ático.

    No le di importancia al retraso en la salida; ni tampoco a que, en vez de volverme a mi celda, la número 10, me hubiesen dejado en la número 6. ¿Qué importaban unas horas más hasta que llegase la de viajar sin que me dejasen decirles adiós a los amigos de quienes me separaban para siempre? Traté de ahuyentar tan triste pensamiento con la lectura de una novela de aventuras que alguien se había dejado olvidada encima del catre. No era muy interesante que digamos; a las pocas páginas miraba yo a cada momento mi reloj, en que las manecillas avanzaban lentamente hacia la 1:30, hora de mi viaje.

    Las 10:00... las 11:00... las 11:15... De fijo que, no ya poco interés, sino absolutamente ninguno, habría tenido para mí la novela si hubiese sabido yo que estaba a punto de efectuarse el "imposible" ataque aéreo, tan largamente esperado, porque, aprovechando el elemento de sorpresa que le proporcionaba el mal tiempo reinante, una formación aliada compuesta de 46 unidades —18 bombarderos Mosquito de la R.A.F. y 28 cazas Mustang de la aviación militar estadounidense— volaba en esos momentos rumbo a la Casa Shell.

    11:18. Pegué un respingo al sentir que irrumpía en la celda el escalofriante silbido de los bombarderos en picado y el estallido de las bombas. Poca duda cabía de la suerte que nos esperaba a quienes nos hallábamos directamente bajo el tejado del ático. A la primera explosión el suelo se elevó de golpe, mientras del enlucido de las paredes Se desprendía una asfixiante y cegadora nube de polvo. El catre salió despedido a través de la celda; cuanto objeto había en ella rodó bamboleándose en torno mío. Caí luego en la cuenta de que esto era la primera pasada del bombardeo. ¿ Alcanzaría este su objetivo —los acusadores expedientes de la Gestapo, que quedaban nueve metros más abajo del ático— sin aplastarnos también a nosotros?

    Echando mano al taburete de madera de haya (había uno en cada celda) lo lancé con todas mis fuerzas contra la puerta. Me sorprendió ver que la plancha de madera contrachapada de tres y medio centímetros de espesor saltaba hecha astillas. Otros prisioneros estaban golpeando también, pero sin resultado, las puertas de sus celdas. ¿Era la puerta de la mía menos sólida que las demás? ¿Sería que las chapas de que estaba hecha se aflojaron por la onda del bombardeo? Nunca lo sabré a punto fijo. Lo cierto y casi milagroso del caso fue que, por alguna razón, hubiesen acertado a encerrarme en la única celda cuya puerta resultó lo bastante endeble para que se rompiese de un taburetazo.

    Al salir al corredor me vi frente a Wiesmer que me cerraba el paso. Agarrándole por los hombros lo sacudí lo mismo que un costal vacío, a la vez que le gritaba: "¡Las llaves! ¡Dame las llaves de las celdas!"

    Wiesmer quedó un instante junto a mí, aterrado e inmóvil, mientras ambos mirábamos el boquete que acababa de abrir en el techo una bomba. Allá arriba rugían los bombarderos; salían rojas lenguas de fuego de los cazas que ametrallaban las piezas antiaéreas emplazadas en lo alto de los edificios vecinos. Al estallar las bombas más abajo de donde estábamos y también en derredor nuestro, se desprendían del techo y las paredes rociones de polvo blanquecino que nos daban a Wiesmer y a mí aspecto de fantasmas. Wiesmer balbucía frases incoherentes.

    "¡Las llaves!" le grité de nuevo. Tiró despacio de la cadena del llavero que tenía en el bolsillo. Se la arrebaté de un manotazo. Mientras él, sin salir de su estupor, repetía en un murmullo "Se acabó, esto se acabó", corrí a abrir las puertas de las celdas.

    ¡Había llegado para mí el gran momento... la ocasión que tanto temía que no llegara a presentarse! En un instante quedaron abiertas las celdas números 7, 8 y 9. La 10, donde me tuvieron a mí, estaba de par en par, y vacía. Cuando corrí hacia la 11 se bamboleó el edificio, sacudido por una serie de explosiones; pero alcancé a abrir la 11, la 12; y hasta la 13, la 14 y la 15 a la vez que las llamas que consumían la derruida ala oeste de la Casa Shell se extendían hacia el vestíbulo del edificio.

    Entre los prisioneros que, abiertas las celdas, salieron a la atmósfera polvorienta y casi irrespirable del corredor, se hallaban algunos prohombres de la resistencia danesa: el profesor Brandt Rehberg; el Dr. Mogens Fog, notable organizador, miembro del Consejo de Liberación, organismo al que correspondía la dirección general del movimiento clandestino; Ove Kampmann, que soportó tormento a fin de salvarnos a nosotros con su silencio; y varios más heroicos patriotas. Algunos —como el Dr. Brandt Rehberg— se hallaban en tan deplorable condición después de los "interrogatorios", que apenas podían dar paso sin ayuda ajena. Esto no obstante, en pocos minutos, nos habíamos agrupado en el corredor todos los prisioneros del ala sur del ático, esto es, la que miraba a Kampmannsgade, donde estaban las celdas números 6 a 22.

    Algunos nos encaminamos hacia las celdas del ala oeste, pero no pudimos llegar allá. Precisamente al doblar la esquina del corredor nos detuvo el enorme agujero abierto en el piso por una bomba. Era tan ancho que no había modo de saltar al otro lado.

    La última celda que abrí fue la de Aage Schoch. El humo era ya asfixiante. Pero al empujar la puerta encontré a Schoch, el gran periodista del Consejo de Liberación, tranquilamente de pie, con su inseparable pipa en la mano, como si hubiese tenido cita conmigo para que fuésemos a cenar y estuviera esperándome.

    —Yo sabía que las cosas iban a cambiar —me dijo.
    —¡Andando! ¡No hay tiempo que perder! —le grité mientras, seguido por los otros prisioneros, corría hacia las escaleras de la parte de atrás del edificio, la del nordeste.

    Suerte fue que así lo hiciese. ¡Eran las únicas que quedaban en pie! Según supimos después, en el frente y en el ala sur todos los suelos y las paredes interiores, del tercer piso para abajo, se desplomaron. El no haberse derrumbado los tres últimos pisos, y nosotros con ellos, fue una suerte fantástica.

    Los pocos prisioneros que quedaban con vida en la incendiada ala oeste del edificio se salvaron en forma aun más espectacular que nosotros. Uno de ellos, Poul Bruun, pasó ese día por trances peores que los que la Gestapo le tenía preparados. Cayó, con celda y todo, del sexto al quinto piso. En tal situación, miró al destrozado reloj de pulsera y se dijo: "Para la falta que has de hacerme, lo mismo da". Se había fracturado el cráneo. Notó vagamente que las llamas no tardarían en llegar a donde él estaba. La alternativa era morir abrasado o saltar por la ventana de un quinto piso. Saltó. Dando volteretas en el aire sufrió una nueva fractura del cráneo al tropezar en la pared del edificio. Cayó por fin encima de una alambrada. De allí le recogerían los nazis para volverlo a la prisión. Habría que amputarle una pierna. Pero, caso increíble, escapó con vida de la Casa Shell.

    A todas estas, el grupo de que yo formaba parte había bajado corriendo las escaleras y salió al patio a espaldas del edificio. No se nos ocurrió pensar en los guardias que seguramente nos impedirían seguir adelante; pero unos eran cadáveres y los otros habían huido de allí. La puerta de la cerca rematada con alambre de púas, estaba abierta. Pasamos al otro lado. Nueva casualidad de nuestra buena suerte fue que nos dejase paso la alambrada que hubiésemos tenido que salvar, pues quedó destruida por el bombardeo y precisamente en la dirección que necesitábamos tomar.

    Podíamos ahora internarnos en las calles, por fortuna desiertas, en que el humo tendía una densa cortina. Casi todo el mundo estaba a esas horas en los refugios antiaéreos. (En uno de ellos se hallaban, según supe después, mi mujer Ingeborg y mi hijo Jorgen, de 15 años de edad, a los cuales sorprendió el bombardeo en una tienda de modas distante 600 metros.) Durante un momento nos pareció que toda la ciudad estaba a nuestra disposición. Sólo al cesar las últimas sacudidas del suelo, ocasionadas por las explosiones, se nos ocurrió mirar hacia atrás. La Casa Shell, de la cual haría unos 90 segundos que salimos, se derrumbaba envuelta en llamas.

    Nos dispersamos inmediatamente para tomar cada cual por su lado. Fog y Schoch entraron en el restaurante El Pequeño Corneta. Yo me alejé a buen paso y a los siete minutos estaba en la calle Peder Hvitfeldts, en casa de un amigo. De allí telefonée a otro leal amigo para decirle: "Avisa a Ingeborg que salí de la Casa Shell y estoy en salvo".

    Esa noche quedé mejor enterado del bombardeo, uno de los más atrevidos y peligrosos de la aviación. Lo concertaron con la resistencia danesa, gracias a cuyas operaciones de sabotaje no tuvo Inglaterra que llevar a cabo muchas y muy costosas incursiones aéreas contra fábricas de los nazis en Dinamarca. Traía el mando de la incursión nada menos que Sir Basil Embry, vicemariscal de la Real Fuerza Aérea inglesa. El ataque en vuelo rasante cuyo objetivo era la planta baja de la Casa Shell costó a la R.A.F. la vida de nueve aviadores y la pérdida de cuatro bombarderos y dos cazas. Una trágica desviación de los bombarderos en la tercera y última pasada ocasionó la muerte de un centenar de civiles daneses.

    Pero el objeto de la incursión se había logrado: los acusadores expedientes de la Gestapo quedaron reducidos a cenizas. Docenas, acaso cientos de vidas de los militantes de la resistencia en Copenhague se hallaban a salvo del terror nazi. Más de 70 hombres de la Gestapo habían muerto.

    Por último, la extraordinaria precisión del ataque en las dos primeras pasadas de los bombarderos fue la salvación misma para nosotros, los ex prisioneros del ático. Hubo ocho muertos, pero la mayoría de los sobrevivientes logramos burlar a los nazis hasta el día en que concluyó la guerra, que fue más o menos al cabo de un mes. Para nosotros, nuestras familias y nuestros amigos, la noche de ese día fue de regocijo desbordante y, a ratos, incrédulo.

    Y todavía continuamos regocijándonos los 21 sobrevivientes de la Casa Shell que seguimos en este mundo. Una vez al año nos reunimos para volver a referir sucesos de la guerra; ponderar cada cual a sus nietos; maravillarnos todos de lo bien que al fin se arreglaron las cosas. En nuestro grupo se cuentan algunos de los hombres que más se han distinguido en Dinamarca en muy diversos campos: el comercio, la ingeniería, la enseñanza, la literatura, la medicina, el mantenimiento del orden. Y todos los del grupo tenemos esto en común: somos optimistas. Sabemos, por propia experiencia, que por muy desesperada que parezca la situación en que uno se encuentre, nunca será tarde para esperar un súbito cambio de fortuna.



    * S.S. Siglas de Schutzstaffel, fuerzas escogidas de protección, vigilancia e información creadas por Hitler.