• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    T E M A S








































































































    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:

    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite cambiar el tamaño de la letra en la páigna de INICIO a las miniaturas de ÚLTIMAS PUBLICACIONES y a las miniaturas al dar click en TEMAS. En las otras secciones que disponen de este ícono sólo a las miniaturas que aparecen al dar click en TEMAS, que se encuentra a mano izquierda en un recuadro azul. Al cambiar el tamaño de la letra, éste afecta a todas las secciones del Blog.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Afecta a todas las secciones del Blog.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    RECUERDOS DE MI CABEZA (Orson Scott Card)

    Publicado el lunes, mayo 08, 2017
    Aunque tengas las pruebas delante de las narices, no creerás mi versión de mi propio suicidio. Mejor dicho, supondrás que yo la escribí, pero no que la escribí después de los hechos. Pensarás que redacté esta carta de antemano, aún sin saber si me colocaría la escopeta entre las rodillas, apoyaría una regla contra el gatillo, para bajarla con mano asombrosamente firme hasta que el percutor cayera, la pólvora explotara y una perdigonada a quemarropa me volara la cabeza, incrustando cerebro, hueso, piel y algunos mechones de pelo chamuscado en el techo y la pared. Pero te aseguro que no lo escribí de antemano, ni como una amenaza encubierta, ni con más propósito que el de informarme el porqué.

    Ya debes de haber encontrado mi cuerpo toscamente decapitado sentado ante el escritorio, en el rincón más oscuro del sótano, donde la única fuente de iluminación es la vieja lámpara que ya no armonizaba con la decoración cuando volvimos a amueblar el salón. Pero no me imagines como me encontraste, inerte y sin vida, sino como soy en este momento, con la mano izquierda cogiendo el papel. Mi mano derecha se desplaza por la página, mojando la pluma en la sangre que forma un charco en ese guiñapo de músculos, venas y huesos astillados que hay entre mis hombros.

    ¿Por qué me molesto en escribir estando muerta? Si no decidí escribir antes de suicidarme, tal vez debiera haber respetado esa decisión después de la muerte, pero sólo tuve algo que decirte después de haber llevado a cabo mi plan. Y teniendo algo que decir, escribir era la única opción, pues la articulación queda bastante afectada cuando no tienes laringe, boca, labios, lengua ni dientes. Y todos mis órganos fonatorios están hechos jirones e incrustados en el yeso. He logrado la mudez total.

    ¿Te maravilla que continúe moviendo los brazos y las manos cuando he perdido la cabeza? A mí no me sorprende. Hace muchos años que mi cerebro está desconectado del cuerpo. Hace tiempo que mis actos son meros hábitos. Los estímulos pasaban de mis nervios a la médula espinal y no se elevaban más. Me saludabas por la mañana o me hablabas durante horas por la noche y yo hacía los comentarios de costumbre sin que eso activara un solo pensamiento en mi mente. Ni siquiera recuerdo haber estado con vida durante los últimos años. Mejor dicho, recuerdo haber estado con vida, pero no distingo un día del otro, una Navidad de otra, las palabras que dijiste de las que pudiste haber pronunciado. Tu voz se ha vuelto un ronroneo, y en cuanto a mi propia voz, no he escuchado una sola palabra que haya dicho desde la última vez que me humillé ante ti, obligándote a fruncir los labios de disgusto y girar las tres próximas cartas de tu solitario. Tampoco recuerdo cuál de los muchos labios fruncidos y cartas giradas de mi memoria fue la que coincidió con mi última humillación. Ahora mi cuerpo poseído por el hábito continúa como durante todos estos años, escribiendo esta memoria de mi suicidio como un último, complejo e involuntario espasmo de los músculos del brazo, la mano y los dedos.

    Sin duda has detectado la incoherencia. Siempre supiste escapar a mis desesperados intentos de comunicarme. Simplemente, aguardas hasta detectar una contradicción aparente en mis palabras, luego la usas como pretexto para negarte a escuchar lo que digo porque no soy lógica, y por tanto no soy racional, y rehúsas hablar con alguien que no es racional. La incoherencia que has notado es la siguiente: si soy una criatura de hábitos, ¿por qué me suicidé, un acto que es nuevo y escapa totalmente a la costumbre?

    Pues verás, no hay tal incoherencia. Tú me has educado en todas las artes de la autodestrucción. Así como la mano izquierda adquiere por contagio algunas destrezas practicadas sólo con la derecha, yo convertí el hecho de someter mi identidad a la tuya en un hábito tan fuerte que fue casi un reflejo ejecutar mi aniquilación física.

    A decir verdad, esto es sólo la culminación de una larga costumbre: al hacer la afirmación más rotunda de mi vida, en mi actuación más deslumbrante, en mi mejor centésima de segundo, en ese preciso instante perdí los ojos, lo cual me privó de ver la reacción de mi público. Te escribo, pero tú no me escribirás ni me hablarás, y en tal caso yo no tendré ojos para leer ni oídos para oír. ¿Gritarás? (¿Me hallará otra persona, y esa persona gritará? Pero tienes que ser tú). Imagino repulsión. De rodillas, vomitando en la vieja alfombra, que era lo único que podíamos permitirnos para mi rincón del sótano.

    Y luego, ¿quién limpiará el yeso del techo? ¿Quién arrancará la madera laminada? Y cuando la pared quede desnuda, ¿qué se hará con esas enormes losas que están aradas con perdigones y sembradas con fragmentos de mi cerebro y mi cráneo? ¿Me llevaré trozos de pared a la tumba? ¿Se expondrán en el ataúd abierto, pulcramente separados y apilados en el lugar donde estaba mi cabeza? Creo que sería adecuado, pues allí hay un importante porcentaje de mi cadáver, desprendido del resto de mi cuerpo. Y si un fragmento de tu preciosa casa es sepultado conmigo, quizá vengas en ocasiones a derramar alguna lágrima en mi tumba.

    Descubro que la muerte no me libera de ciertas preocupaciones. Mi mudez implica que no puedo corregir los errores de interpretación. ¿Y si alguien dice: «No fue suicidio. La escopeta se cayó y se disparó accidentalmente»? ¿O si alguien sospecha un homicidio? ¿Detendrán a algún vagabundo? Supongamos que él oyó el disparo y acudió a la carrera, y lo sorprendieron empuñando la escopeta y farfullando al verse las manos ensangrentadas, o peor aún, examinando mi ropa y robando el billete de cien dólares que siempre llevo encima. (Recordarás que siempre bromeaba diciendo que lo guardaba para el autobús, por si alguna vez decidía abandonarte; incluso me prohibiste repetir la frase porque no serías responsable de tus actos. He guardado silencio sobre este tema desde entonces —¿lo has notado?— pues quiero que siempre seas responsable de tus actos).

    El pobre vagabundo no podría administrarme primeros auxilios. No creo que en ninguna parte del manual de boy scouts exista un párrafo que indique cómo atender a una persona cuya cabeza está tan arrancada que no queda cuello suficiente para hacer un torniquete. Y como el pobre diablo no puede ayudarme, ¿por qué no ayudarse a sí mismo? No le reprocho lo de los cien dólares. Por la presente le lego todo el dinero y demás objetos de valor que pueda hallar en mi persona. No puedes acusarlo de robar lo que le cedo libremente. Por la presente también afirmo que él no me mató, y que no mojó mi pluma en la sangre del muñón de mi garganta y luego me cogió la mano, formando las letras que aparecen en el papel que estás leyendo. También eres testigo de ello, pues reconoces mi letra. No se castigue a nadie por una muerte que no ha causado.

    De todas formas, no me preocupa tanto el afán de proteger a ese presunto desconocido como el temor de que nadie me descubra. Despues de disparar la escopeta, he tenido tiempo suficiente para escribir estas páginas. Es verdad que escribo con letra grande y dejo mucho espacio entre las líneas, pues al escribir a ciegas debo cuidarme de no montar palabras ni líneas unas encima de otras. Pero lo cierto es que ha pasado un buen rato desde el inconfundible estampido. Algún vecino debe de haber oído; alguien debe de haber llamado a la policía, que ya acudirá deprisa a investigar las histéricas denuncias sobre un escopetazo en nuestro idílico hogar. Quizá las sirenas ya estén ululando en la calle, y vecinos curiosos se hayan reunido en los jardines para ver qué clase de bulto saca la policía. Pero aunque preste atención unos segundos, deteniendo la pluma sobre la página, no siento pasos vibrando en la escalera. No hay manos bajo mis axilas, apartándome de la página. Llego a la conclusión de que no ha habido llamada telefónica. Nadie ha venido, nadie vendrá, a menos que vengas tú, hasta que vengas tú.

    ¿No sería irónico que escogieras este día para abandonarme? Si hubiera esperado la hora en que sueles regresar, no habrías venido, y en vez de apoyarme un frío hierro en el regazo yo habría vagado por la casa, sintiéndola mía por primera vez. A medida que transcurriera la noche, habría tenido la creciente certeza de que no regresabas. ¡Qué osada habría sido entonces! Habría pateado los zapatos cuidadosamente colocados en la puerta del armario. Habría desordenado mis cajones sin temer tu regañina cuando lo descubrieras. Habría leído el periódico en tu reducto inviolable, y cuando necesitara levantarme para hacer mis necesidades habría dejado el periódico abierto en la mesilla en vez de plegarlo para dejarlo tal como nos lo entregaron, y cuando regresara estaría allí, abierto como lo hubiera dejado, sin pataditas de protesta ni ceños fruncidos ni un rosario de quejas sobre la gente que no puede vivir con personas civilizadas.

    Pero no me has abandonado. Lo sé. Regresarás esta noche. Esta será sólo una de las noches en que te quedas hasta más tarde en la oficina, y si yo fuera un ser humano productivo sabría que a veces uno no puede interrumpir el trabajo y regresar a casa tan sólo porque el reloj ha dado una hora tan arbitraria como las cinco. Vendrás a las siete o las ocho, después de oscurecer, y descubrirás que el gato no está en casa, y empezarás a exasperarte porque dejé el gato afuera cuando ya ha terminado su hora de ejercicios en el patio. Pero no podía matarme con el gato dentro, ¿verdad? ¿Cómo podría escribirte una misiva tan clara y elocuente, querido mío, si tu adorado compañero felino se me subiera a los hombros tratando de lamer la sangre que estoy usando como tinta? No, el gato tenía que quedarse fuera, ¿comprendes?; he tenido una razón válida para violar las reglas de la vida civilizada.

    Aunque el gato no esté, la sangre se ha terminado y ahora uso mi bolígrafo. Claro que no puedo ver si la pluma se ha quedado sin tinta. Recuerdo que se ha quedado sin tinta, pero es el recuerdo de muchas plumas quedándose sin tinta muchas veces, y no recuerdo cuál fue la última vez en que ocurrió, ni cuándo fue la última vez que compré una pluma.

    La memoria es precisamente lo que más me perturba. ¿Cómo puedo recordar sin cabeza? Entiendo que mis dedos puedan formar el alfabeto por reflejo, pero ¿cómo recuerdo la ortografía de estas palabras, cómo ha sobrevivido tanto lenguaje en mi interior, cómo puedo aferrarme a estos pensamientos el tiempo suficiente para anotarlos? ¿Por qué tengo el borroso recuerdo de todo lo que hago ahora como si lo hubiera hecho en un pasado distante?

    Me he arrancado la cabeza brutalmente, pero la memoria persiste. Es irónico, pues, si mal no recuerdo, ante todo deseaba aniquilar la memoria. La memoria es un parásito que habita en mi interior, una criatura mutante que se ha encaramado a mi espalda y ahora se yergue sobre mi cuello destrozado con aire socarrón mientras, como una araña, hila una viscosa trama que le sale del vientre y teje formas que se condensan en el aire y se convierten en hueso. Me estoy engañando; los cuerpos humanos no pueden reponer órganos más complejos que las uñas o el cabello, y siento con los dedos que el hueso ha cambiado. Mis vértebras están completas de nuevo, y la base de mi cráneo ha comenzado a formarse de nuevo.

    ¿Con cuánta rapidez? ¡Excesiva! Y dentro del hueso crecen cosas más blandas, esa terrible criaturilla que habitaba en mi cabeza y rehúsa morir. Esta protuberancia de la parte superior de la espina dorsal es ahora un nuevo nódulo límbico; lo reconozco porque al estrujarlo entre los dedos siento extrañas pasiones, pasiones casi olvidadas. Pero pronto esa animalidad quedará fuera de mi alcance, pues los tejidos se hincharán hasta formar un cerebelo, un cerebro plegado y gris; y luego el cráneo se cerrará alrededor, con una vaina de carne arrugada y cabello ralo.

    Mi destrucción está destruida, y con demasiada rapidez. ¿Y si mi cabeza queda plenamente adherida a los hombros antes de que tú regreses? Entonces me encontrarás en el sótano entre manchas de sangre y sin ninguna explicación racional. Te imagino comentándolo con tus amigos. No la puedes dejar sola ni una hora, pobrecilla, es un lastre vivir con alguien que siempre comete torpezas y luego miente. Imagina, les dirás, una carta de tantas páginas, explicándome cómo se mató. Resultaría gracioso si no fuera tan triste.

    Me expondrás a la mofa de tus amigos; pero eso no cambia nada. La verdad es la verdad, aunque la ridiculices. Sin embargo, ¿por qué brindar diversión a esas criaturas desalmadas que sólo viven para reírse de alguien cuyos cordones no son dignos de desatar? Si no puedes encontrarme decapitada, me niego a que te enteres de lo que he hecho. No leerás esta explicación hasta otro día, cuando al fin logre morir y esté embalsamada. Hallarás estas páginas pegadas en el fondo de un cajón de mi escritorio, donde echarás un vistazo, no porque esperes unas palabras de despedida, sino porque estarás buscando el billete de cien dólares, que pegaré dentro.

    Y en cuanto a la sangre, los sesos y el hueso incrustados en el yeso, ni siquiera eso te molestará. Frotaré, fregaré, pintaré. Al llegar a casa encontrarás el sótano lleno de olores y pondrás tu cara de mártir, me limpiarás la pintura y me enviarás a mi cuarto como si fuera una chiquilla a quien sorprendiste escribiendo en la pared. Nada sabrás de lo que padecí en tu ausencia, de la sangre que derramé sólo con la esperanza de liberarme de ti. Pensarás que ha sido un día como tantos otros. Pero yo sabré que en este día, en este día semejante al que divide el a.C. del d.C., me armé de valor para llevar a cabo un plan tremendo y contundente que no sometí a tu aprobación.

    ¿O también esto sucedió antes? ¿Acaso, en el laberinto de la memoria, no podré recordar cuál de las muchas explosiones de mi cabeza fue la que me indujo a escribir este mensaje? ¿Encontraré, cuando abra el cajón, que debajo ya hay un grueso fajo de papeles atados en torno de un billete de cien dólares? No hay nada nuevo bajo el sol, dijo Salomón en el Eclesiastés. Vanidad de vanidades, todo es vanidad. Nada parecido a esas tonterías del rey Lemuel al final de los Proverbios. Muchas hijas han sido virtuosas, mas tú las superas a todas.

    ¡Que sus propias palabras la elogien a las puertas! Ja, digo yo: que festonee las paredes con su propia cabeza.


    Fin


    Apostilla del autor

    Título original: Memories of My Head. Primera edición.

    Inicié este cuento hace poco, cuando Lee Zacharias, mi profesora de escritura creativa en la Universidad de Carolina del Norte en Greensboro, mencionó que los cuentos de suicidas eran tan frecuentes entre los escritores jóvenes que desesperaba de leer alguna vez uno que fuera bueno. Recordé que mientras enseñaba en Elon College el semestre anterior había leído tantos finales con suicidios que prohibís, mis alumnos terminar un cuento con un suicidio. Declaré que era una claudicación, la confesión de que el escritor ignoraba cómo terminar el cuento.

    Pero ahora me sentía un poco arrogante. Había dicho que los cuentos de suicidas eran tontos, y Lee compartía mi opinión. ¿Por qué no intentaba escribir uno que valiera algo? ¿Y por qué no volverlo aún más imposible, utilizando la primera persona del presente, sólo porque detesto el presente y he declarado que la primera persona suele ser una mala elección?

    El resultado es uno de los cuentos más extraños que he escrito. Pero me gusta. Me gustó usar esa forma epistolar para narrar la historia de una relación perversamente deforme en una pareja que sigue conviviendo cuando el hábito ha desplazado el afecto.