• GUARDAR IMAGEN


  • GUARDAR TODAS LAS IMAGENES

  • COPIAR IMAGEN A:

  • OTRAS OPCIONES
  • ● Eliminar Lecturas
  • ● Ultima Lectura
  • ● Historial de Nvgc
  • ● Borrar Historial Nvgc
  • ● Ayuda
  • PUNTO A GUARDAR



  • Tipea en el recuadro blanco alguna referencia, o, déjalo en blanco y da click en "Referencia"
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Todas Las Revistas Diners
  • Todas Las Revistas Selecciones
  • CATEGORIAS
  • Libros
  • Libros-Relatos Cortos
  • Arte-Graficos
  • Bellezas Del Cine Y Television
  • Biografias
  • Chistes
  • Consejos Sanos
  • Cuidando Y Encaminando A Los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Paisajes Y Temas Varios
  • La Relacion De Pareja
  • La Tia Eulogia
  • La Vida Se Ha Convertido En Un Lucro
  • Mensajes Para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud Y Prevencion
  • Sucesos-Proezas
  • Temas Varios
  • Tu Relacion Contigo Mismo Y El Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • CATEGORIAS
  • Arte-Gráficos
  • Bellezas
  • Biografías
  • Chistes que llegan a mi Email
  • Consejos Sanos para el Alma
  • Cuidando y Encaminando a los Hijos
  • Datos Interesantes
  • Fotos: Paisajes y Temas varios
  • La Relación de Pareja
  • La Tía Eulogia
  • La Vida se ha convertido en un Lucro
  • Mensajes para Reflexionar
  • Personajes Disney
  • Salud y Prevención
  • Sucesos y Proezas que conmueven
  • Temas Varios
  • Tu Relación Contigo mismo y el Mundo
  • Un Mundo Inseguro
  • TODAS LAS REVISTAS
  • Selecciones
  • Diners
  • REVISTAS DINERS
  • Diners-Agosto 1989
  • Diners-Mayo 1993
  • Diners-Septiembre 1993
  • Diners-Noviembre 1993
  • Diners-Diciembre 1993
  • Diners-Abril 1994
  • Diners-Mayo 1994
  • Diners-Junio 1994
  • Diners-Julio 1994
  • Diners-Octubre 1994
  • Diners-Enero 1995
  • Diners-Marzo 1995
  • Diners-Junio 1995
  • Diners-Septiembre 1995
  • Diners-Febrero 1996
  • Diners-Julio 1996
  • Diners-Septiembre 1996
  • Diners-Febrero 1998
  • Diners-Abril 1998
  • Diners-Mayo 1998
  • Diners-Octubre 1998
  • Diners-Temas Rescatados
  • REVISTAS SELECCIONES
  • Selecciones-Enero 1965
  • Selecciones-Julio 1968
  • Selecciones-Abril 1969
  • Selecciones-Febrero 1970
  • Selecciones-Marzo 1970
  • Selecciones-Mayo 1970
  • Selecciones-Marzo 1972
  • Selecciones-Julio 1973
  • Selecciones-Diciembre 1973
  • Selecciones-Enero 1974
  • Selecciones-Marzo 1974
  • Selecciones-Marzo 1976
  • Selecciones-Noviembre 1976
  • Selecciones-Enero 1977
  • Selecciones-Septiembre 1977
  • Selecciones-Enero 1978
  • Selecciones-Diciembre 1978
  • Selecciones-Enero 1979
  • Selecciones-Marzo 1979
  • Selecciones-Julio 1979
  • Selecciones-Agosto 1979
  • Selecciones-Abril 1980
  • Selecciones-Agosto 1980
  • Selecciones-Septiembre 1980
  • Selecciones-Septiembre 1981
  • Selecciones-Abril 1982
  • Selecciones-Mayo 1983
  • Selecciones-Julio 1984
  • Selecciones-Junio 1985
  • Selecciones-Septiembre 1987
  • Selecciones-Abril 1988
  • Selecciones-Febrero 1989
  • Selecciones-Abril 1989
  • Selecciones-Marzo 1990
  • Selecciones-Abril 1991
  • Selecciones-Mayo 1991
  • Selecciones-Octubre 1991
  • Selecciones-Diciembre 1991
  • Selecciones-Febrero 1992
  • Selecciones-Junio 1992
  • Selecciones-Septiembre 1992
  • Selecciones-Febrero 1994
  • Selecciones-Mayo 1994
  • Selecciones-Abril 1995
  • Selecciones-Mayo 1995
  • Selecciones-Septiembre 1995
  • Selecciones-Junio 1996
  • Selecciones-Mayo 1997
  • Selecciones-Enero 1998
  • Selecciones-Febrero 1998
  • Selecciones-Julio 1999
  • Selecciones-Diciembre 1999
  • Selecciones-Febrero 2000
  • Selecciones-Diciembre 2001
  • Selecciones-Febrero 2002
  • Selecciones-Mayo 2005
  • Para guardar la imagen elige dónde vas a guardarla y seguido da click en la o las imágenes deseadas.
    Para dar Zoom o Fijar la imagen sigue el mismo procedimiento.
    -----------------------------------------------------------
    Slide 1     Slide 2     Slide 3










    Header

    -----------------------------------------------------------
    Guardar todas las imágenes
    Dar Zoom a la Imagen
    Fijar la Imagen de Fondo
    No fijar la Imagen de Fondo
    -----------------------------------------------------------
    Colocar imagen en Header
    No colocar imagen en Header
    Mover imagen del Header
    Ocultar Mover imagen del Header
    Ver Banco de Imágenes del Header

    Imágenes para el Header o Cabecera
    Slides
    P
    S1
    S2
    S3
    B1
    B2
    B3
    B4
    B5
    B6
    B7
    B8
    B9
    B10
    H
    Controles Desactivar Slide


    FUNCIONAMIENTO DEL BLOG


    Esta ayuda te permitirá aprovechar las características del Blog.

    Veamos lo que hace cada ícono del MENU:

    Este ícono aparece en todo el blog y permite visualizar las siguientes opciones:

    Guardar Lectura: permite guardar la publicación en la que estás, para ser cargada posteriormente. Opción sólo en las publicaciónes, en Navega Directo no.
    Al aplicar esta opción aparece en el MENU el ícono , el cual indica que hay una publicación guardada. Es visible en todo el blog y al dar click en el mismo una ventana se abre mostrando el o los temas guardados. Das click en un tema y te vas a esa publicación.
    Cuando guardas la publicación, también se guarda la pantalla donde se encuentra el párrafo o la línea que suspendes la lectura. Cuando aplicas esta opción, al entrar a la publicación te desplazarás al punto que suspendiste la lectura, Esta opción es la única forma en que el punto que se guardó cuando se guardó la publicación se hace efectivo. Para que ese párrafo o línea aparezca en el tope de la pantalla, antes de guardar, debes colocarlo en el tope de la misma. Una vez guardado, puedes desplazarte por la publicación sin que el punto o pantalla guardada se altere.
    El punto que se guarda, al guardar la lectura, no se borra cuando regresas a la misma por esta opción. Cuando vuelves a guardar la publicación el punto se actualiza a la pantalla actual.

    Eliminar Lecturas: permite eliminar el registro de las publicaciones guardadas.
    Al aplicar esta opción y al aceptar, se eliminarán todas las publicaciones guardadas.

    Eliminar por Lectura: esta opción aparece cuanto tienes como mínimo dos publicaciones guardadas, y permite eliminarlas por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de publicaciones guardadas.
    Para eliminar una publicación guardada, simplemente selecciona la que desees eliminar.
    Cuando eliminas una publicación guardada y queda solo una, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Guardar Punto: permite guardar un punto específico o la pantalla de la actual lectura. Puedes guardar cuántos puntos desees. Con esta opción puedes crear un índice de la lectura, o marcar la posición de uno o varios párrafos importantes. Cada publicación es independiente. Opción sólo para las publicaciones, no para Navega Directo.
    Al dar click en esta opción se abre una ventana, en la misma hay un recuadro en blanco, el cual sirve para colocar una referencia del párrafo o línea que dejas marcada su posición. Si no colocas una referencia, automáticamente ese punto toma el nombre de "Punto guardado 1", donde 1 es el número del punto que se ha guardado. Si has guardado 5 puntos y el sexto no le pones referencia, tomaría el nombre de "Punto guardado 6".
    Para que el punto o pantalla se guarde con o sin referencia, debes dar click en "Referencia" que se encuentra debajo del recuadro en blanco.
    Cuando aplicas esta opción aparece en el MENU el ícono . Al dar click en el mismo se abre una ventana con el o los puntos guardados. Das click en cualquiera y te desplazas a ese punto o pantalla de la publicación. Aparece sólo en las pubicaciones que tienen al menos un punto o pantalla guardado.

    Borrar Punto(s): permite eliminar el o los puntos guardados. Esta opción aparece cuando has guardado al menos un punto o pantalla. Opción sólo en las publicaciones, no para Navega Directo.
    Cuando aplicas esta opción y aceptas, se borrarán todos los puntos o pantallas que has guardado en esa publicación.

    Borrar por Punto: esta opción aparece cuando tienes como mínimo dos puntos o pantallas guardados, y permite eliminarlos por selección. Cuando presionas esta opción aparece la ventana con la lista de puntos o pantallas guardados.
    Para eliminar un punto o pantalla guardado, simplemente selecciona el que desees eliminar.
    Cuando eliminas un punto o pantalla guardado y queda solo uno, la ventana de esta opción se cierra y esta opción desaparece.

    Ultima Lectura: permite acceder a la última publicación leída. Si entras a otra publicación se guardará en la que estás. Sirve para cuando estás en cualquier parte del blog menos en una publicación.
    Para que la publicación se guarde automáticamente debes haberte desplazado hacia abajo al menos una línea.
    Si al seleccionar esta opción nada ocurre, es porque no has revisado o leído publicación alguna.

    Historial de Nvgc: esta opción aparece en todo el blog y permite ver el Historial de las páginas navegadas.
    Cuando seleccionas esta opción, una ventana se abre mostrando las publicaciones que has navegado. La primera es de fecha más antigua y la última de más reciente.
    Guarda hasta 51 temas o publicaciones. Cuando has llegado a ese límite, se va eliminando desde la más antigua, o sea desde la primera; y se agrega la reciente como última.

    Borrar Historial Nvgc: aparece en todo el blog y permite borrar o limpiar el Historial de Navegación.

    Ocultar TEMAS: permite ocultar el recuadro rectangular, donde dice TEMAS, que se encuentra a mano izquierda de la publicación. Esta opción no está disponible en la página de Inicio ni en las Categorías que seleccionas desde el Menú y tampoco en Navega Directo.
    Cuando das click en esa opción, una ventana se abre con "Otros temas" que te ofrece el blog. Si te desplazas hasta el final de esa ventana, verás dos rectángulos reducidos en su longitud. El primero permite avanzar o retroceder ese grupo de publicaciones. El segundo permite ver los temas desde el último publicado, también verlos de forma aleatoria y ver más temas correspondientes a la categoría de la publicación actual. Cuando entras a una de las listas o por medio de la CATEGORIA que se encuentra en la parte última de la publicación, la opción de "Actual Categoría" no está disponible.

    Mostrar TEMAS: aparece sólo cuando has aplicado "Ocultar TEMAS", y permite mostrar el recuadro rectangular que dice TEMAS, y que se encuentra a mano izquierda de la publicación.

    Mostrar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite mostrar una barra inferior con la paginación. Al hacer esto, en la parte última de la publicación desaparece la paginación.

    Ocultar Barra Inferior: esta opción aparece sólo en las publicaciones y si has aplicado "Mostrar Barra Inferior". Permite ocultar la barra de paginación y la muestra al final de la publicación.

    Ocultar Menú y BI: esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo, y permite ocultar el Menú y la Barra Inferior (si la tienes activa). Cuando aplicas esta opción aparece en la parte superior izquierda un punto negro, el mismo permite restaurar el Menú y la Barra Inferior.

    Mostrar Tema: puedes ocultar las opciones del MENU y ver el tema de la publicación. Esta opción aparece sólo en las publicaciones, no en Navega Directo.

    Abrir ventana de Imágenes: permite ver la o las imágenes de la publicación. Esta opción también la encuentras en la parte derecha superior de la publicación y en Navega Directo.
    Cuando la publicación tiene una sola imagen, aparece a mano izquierda los siguientes íconos:
    Cierra la ventana de las imágenes.
    Para cambiar el tamaño de la imagen según su longitud. Cuando aplicas esta opción desparece ese ícono y aparece éste el cual revierte la función. Esta opción no se graba.
    Quita todos los íconos y deja la imagen sola.
    Para guardar la o las imágenes en uno de los Bancos de Imágenes. Puedes guardar por imagen o todas las de la publicación a la vez.
    Para ver las imágenes guardadas, presiona o da click en el "+" que se encuentra a mano izquierda del MENU, para que se abra la ventana de "Otras Opciones", y buscas la opción "Bancos de Imágenes".

    Cuando hay más de una imagen en la publicación, adicionalmente aparecen los siguientes íconos:
    Ver la imagen anterior.
    Ver la imagen siguiente.
    Activa el slide de las imágenes de la publicación actual.
    Cuando activas el slide aparece en la parte superior izquierda el icono y permite desactivar el slide.
    Cuando activas esta opción, aparece en la parte superior izquierda un punto, el cual restaura los íconos.

    Las imágenes se acoplan al ancho de la pantalla y se aprecian bien según la dimensión de las mismas. Cuando son imágenes largas, el dispositivo debe estar vertical, si son cuadradas o rectangulares, debe estar horizontal.

    Navega Directo: permite revisar las publicaciones del Blog por categoría y sin el refresco de pantalla.
    Con este método puedes leer una revista o categoría específica, desde el último tema publicado hasta el primero.
    Si empleas las opciones que están al final de la publicación: POSTERIOR - INICIO - ANTERIOR, cambias a la publicación posterior o anterior de la categoría que estás actualmente. Inicio te lleva a la última publicación realizada de esa categoría.
    Cuando estás revisando una categoría en la ventana de TEMAS, en el grupo que suspendes la revisión se guarda, para cuando regreses a esta sección y vuelvas a revisar esa categoría lo harás desde ese grupo. Puedes revisar las categorías que quieras y cada una guardará el último grupo que suspendes la revisión.
    Lo del párrafo anterior no se cumple cuando se agregan publicaciones nuevas en la categoría.
    Cuando ves una publicación, por este método, se guarda el punto que suspendes la lectura, la publicación y la categoría. Cuando regreses a esta opción, aparecerá la última categoría con la publicación que leiste, en el punto o pantalla que suspendiste la lectura.
    Por cada publicación que veas se guarda el punto, categoría y tema. Eso quiere decir que, estando en esta opción cambias a una categoría y tema que leiste anteriormente, la pantalla se colocará en el punto que suspendiste la lectura.
    Dando click en el tema de la publicación, se abre en otra ventana la publicación en la sección de publicaciones.
    Dando click en la categoría, se abre en otra ventana la sección de CATEGORIAS con la correspondiente.
    A diferencia de ver la publicación de forma normal, no puedes guardar puntos ni la publicación.

    Bancos de Imágenes: Permite revisar y/o eliminar las imágenes guardadas en los Bancos.
    Estos Bancos de Imágenes también puedes usarlos como slide. Dispones de 10 Bancos.
    Puedes guardar hasta 100 imágenes en cada uno, haciendo un total de 1000.
    Cuando no has guardado imagen alguna, no aparecerá ningún Banco. Sólo verás los Bancos que tengan como mínimo una imagen.
    Cada Banco se presentará por medio de la primera imagen guardada en el mismo. Das click en la imagen y te da las opciones mencionadas en "Abrir ventana de imágenes", más los íconos el cual permite eliminar la imagen en pantalla, y que permite copiar la imagen en pantalla a otro Banco..
    En la parte última aparecerá la opción de "Vaciar el Banco" por cada Banco de Imágenes que tenga al menos una guardada y permite eliminar todas las imágenes guardadas en el mismo.

    Ayuda: permite ver esta Ayuda para conocer el funcionamiento del Blog.


    Este ícono aparece en todo el Blog y permite ver los temas de cualquier categoría con una introducción de las mismas. Su presentación es en orden de publicación de la categoría.
    Si has entrado a alguna CATEGORIA y seleccionas otra, la carga es directa, por lo que no hay refresco de pantalla.
    Si estás revisando alguna categoría en particular, cuando regreses al Blog y revises la misma categoría, comenzarás desde la última revisión hecha; y no desde el comienzo. Lo mismo es para cualquier cantidad de categorías que revises, cada una es independiente.
    Si das click en el tema o en "...más" la publicación se abre en la misma ventana, si lo haces en la imagen se abre en otra ventana.
    Aquí puedes cambiar el estilo de las miniaturas.
    Cuando cambias el estilo de las miniaturas y aplicas "Solo Imagen (para los Libros)", y anteriormente has traveseado en los "Bordes", las imágenes no van a estar centradas. Para que se restaure su posición presiona en "Bordes" la opción "Normal".
    La opción "Solo Imagen (para los Libros)" se hizo especialmente para la categoría de los Libros.


    Permite ver las siguientes listas de todas las publicaciones realizadas:

    Por Categoría: lista alfabética por Categoría
    En estas listas no está incluido Libros y Relatos. Cuando accedes con esta opción, en pantalla aparecen todas las categorías en orden alfabético por categoría y aparece el ícono , en el MENU, el cual te da la opción de seleccionar la categoría a ver con los temas que dispone. No hay refresco de pantalla, es directo.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Libros: lista alfabética de todos los libros.
    Dando click en el tema te vas a la publicación, y dando click en '+' te da una introducción del mismo. Si estás en la introducción puedes ir directamente a la publicación completa dando click en el tema o en '...más'. Dando click en la imagen la publicación se abre en otra ventana.

    Relatos: lista alfabética de todos los Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.

    Por Autor: lista alfabética por autor de los Libros y Relatos.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Alfabético de Todo: lista alfabética de todo lo publicado en el Blog.
    Funciona igual que en la lista de Libros.
    Según la fuerza del wifi será la velocidad de carga de las mismas, debes tener paciencia.

    Lista Gráfica de las Revistas muestras todas las revistas Diners y Selecciones en imagen grande. Das click en la imagen y una ventana se abre mostrando los temas de esa edición. Cuando entras a cualquier publicación, la misma se abre en otra ventana, de esa forma podrás llevar la continuación de los temas de esa revista.
    Cuando navegas por esta sección se guarda el punto o posición en que te has quedado. Si has revisado los temas de una revista, cuando regreses a esta sección, te situarás en la imagen de esa revista.


    Permite ver las lista de las publicaciones guardadas. Tocas el tema y se va a la publicación.
    Este ícono solo aparece cuando tienes, al menos, una publicación guardada.


    Este ícono aparece sólo en las publicaciones y permite ver la lista de los puntos o pantallas guardados en esa publicación. Si no has guardado al menos un punto o pantalla el ícono no aparece.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite ver las siguientes opciones que son para desplazamiento automático de la misma:

    Permite activar el desplazamiento automático y aparecen las siguientes opciones:

    Detiene el desplazamiento automático.

    Opción uno para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción dos para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Opción tres para aumentar la velocidad del desplazamiento.

    Para regresar a la velocidad estándar, presiona la opción para detener el desplazamiento y luego la de activar el desplazamiento.

    Cuando activas esta opción, el rectángulo de TEMAS, que se encuentra a mano izquierda, y la BARRA DE PAGINACION desaparecen, permitiendo leer con tranquilidad. Cuando presionas el botón de detener el desplazamiento el rectángulo y la barra aparecen nuevamente. Esto no ocurre en Navega Directo.


    Este ícono aparece solo en las publicaciones y en Navega Directo. Permite visualizar las siguientes opciones:

    Permite las siguientes opciones para el texto:
    ● Alinear el texto: izquierda, centrarlo o justificarlo.
    ● Cambiar el tipo de letra.
    ● Aumentar o reducir el espacio entre las líneas.
    ● Cambiar el tamaño del texto. Si cambias en la publicación no afecta a la página de INICIO, y viceversa.
    ● Ampliar el margen derecho e izquierdo.

    Permite las siguientes opciones para el color del texto:
    ● Cambiar el color de todo el texto, incluido la fecha de publicación, la categoría, los links y flechas de paginación. Si has hecho cambios de color en el TEMA, SUBTEMA y/o NEGRILLAS, al cambiar el color del todo el texto éstos no se veran cambiados. Para que tomen el color del texto general cambiado debes presionar la opción ORIGINAL en cada uno.
    ● Cambiar el color sólo del tema.
    ● Cambiar el color sólo de los subtemas.
    ● Cambiar el color del texto en negrillas.

    Cambiar el color del fondo del texto.

    Reducir el tamaño de las imágenes.


    Regresa al MENU principal.

    Aparece sólo en la página de INICIO y si has entrado a ver una categoría por medio del ícono . Permite cambiar la presentación de las miniaturas.

    Te lleva a la página de INICIO.


    OTRAS CARACTERISTICAS

    ● Cuando entras a una publicación, automáticamente se guarda el punto o la pantalla que suspendiste la lectura. Esta opción es diferente a la que se describe en el siguiente ítem. Si navegas por la publicación se guardará el punto o pantalla que te quedas de la misma.

    ● Cuando guardas una publicación se guarda también el punto o pantalla que suspendiste la lectura. Es independiente a la opción del ítem de arriba. Con este método sí puedes navegar por la publicación. Para que el punto o pantalla de retorno funcione debes cargar la publicación desde la opción que aparece en el MENU en PUBLICACIONES GUARDADAS.

    ● Tienes dos formas de ver las CATEGORIAS del Blog:
    La primera es la indicada anteriormente, que se encuentra en el MENU con el ícono
    La segunda es dando click en la categoría que se encuentra en la parte última de la publicación o también al comienzo de la publicación en Navega Directo. Este método te permite ver sólo la categoría de esa publicación. Cuando das click en la imagen y en "Publicación Completa" te vas a la publicación en la misma ventana; y si das click en el título, es en otra ventana.


    OBSERVACIONES

    ● Si guardas Puntos en una publicación no debes hacer cambios en el texto, ya sea aumentando su tamaño como dando más espacio entre líneas; ya que si lo haces después de guardarlos, el retorno no va a ser el correcto. Debes hacer primero los cambios y luego guardar los puntos o pantallas.
    ● Las LISTAS en texto se actualizan cada dos o tres meses, o a su defecto, cada 100 publicaciones.

    ¿VALE LA PENA EL PELIGRO DE ESCALAR?

    Publicado el miércoles, abril 19, 2017

    Bajo la alegría que sentía al escalar montañas, se hallaba el peligro que conocía. Luego, demasiado repentina, vino la muerte. Y volvió, una y otra vez.


    Por David Roberts.


    UN DÍA, a comienzos de julio. Desde las campiñas superiores de Boulder, una brisa penetrante y cálida acarreaba el aroma de los pinos hasta las grandes losas del Flatiron, uno de los sitios clásicos para escalar en Colorado (Estados Unidos).

    Estábamos en 1961, yo contaba sólo 18 años y había estado escalando desde hacía un año, la experiencia de Gabe como alpinista era aún menor. Nos hallábamos a unos 180 metros de altura, habíamos recorrido tres cuartas partes del camino hacia la cumbre del First Flatiron. Todo había ido bien a pesar de que encontramos pocos lugares donde colocar los pitones.

    Disfrutaba trepando, el montañismo era para mí una de las mejores cosas —tal vez la mejor— de la vida. Entrañaba un riesgo, pero sabía que valía la pena correrlo.

    Le tocaba a Gabe ír adelante. Se dirigió hacia arriba, a la izquierda, sin poder clavar los pitones y se perdió de mi vista al doblar una esquina. Esperé. La cuerda no se movía. Por fin, le grité:

    —¿Qué está ocurriendo?

    Gabe respondió irritado:

    —Sujétate. Estoy buscando un enganche. *

    Habíamos sido amigos desde la escuela primaria. En nuestros primeros seis meses como alpinistas yo había escalado mejor que él, pero en los últimos —a no dudar— Gabe era más hábil para ascender. Era quien tomaba la delantera cuando yo me negaba a guiar.

    A la larga llegó la señal de "enganche" y comencé a subir. En 35 metros, Gabe no había podido encajar ningún pitón, por lo que, mientras yo trepaba, la cuerda se inclinó formando un largo arco a mi izquierda. Comenzó a tirarme oblicuamente, cuando le di un fuerte tirón a la cuerda se trabó a unos 15 metros de distancia en una protuberancia delgada que apuntaba para abajo. Tiré más fuerte y luego le grité a mi amigo que hiciera lo mismo de su extremo. Nuestros esfuerzos sólo contribuyeron a trabar más la soga. El primer indicio de temor se hizo sentir.

    —¿Qué tipo de enganche tienes? —pregunté al invisible Gabe.
    —Uno no muy bueno —dijo.

    Había 15 metros de piedra lisa que me separaba de la molesta protuberancia. Pensé que debía trepar hasta ella aunque esto significara amontonar rollos y rollos de cuerda con poca tensión. Pero, y si me deslizaba sin que Gabe tuviera un asidero firme... Le grité a mi compañero lo que me proponía hacer. El asintió. Me desaté la cuerda y junté tantos rollos como pude; lancé el extremo hacia abajo frente a la piedra lisa, esperando quitar la parte atorada. Luego subí con cuidado hasta un reborde y me senté.

    Gabe estaba ahora abajo, cerca, pero fuera de mi vista.

    —Sigue enredada —explicó, y una oleada de miedo contrajo mi garganta. El agregó—: Creo que puedo regresar y desatarla.
    —¿Estás seguro? —repliqué.

    La ayuda prometida alivió mi temor. Gabe haría el trabajo sucio.

    —No se ve tan mal —agregó.

    Esperé. Demoraba mucho tiempo. Lo peor de todo era no poder verlo. Me distraje con el barullo de unos pájaros jugando con una ráfaga de aire cerca del Second Flatiron. Luego escuché la triunfante voz de Gabe: "Lo tengo ya".

    El miedo disminuyó. Si él había sido capaz de bajar hasta la saliente, podría subir de regreso. Recordando su impaciencia, le ordené:

    —Comienza a enrollar la cuerda.
    —No, me enrollaré con ella. Puedo subir derecho hasta donde tú estás.

    La decisión me desconcertó. Pero así era Gabe, impulsivo, actuaba de acuerdo con sus corazonadas. De nuevo avanzaban los segundos. Yo no tenía nada que hacer, excepto mirar los pájaros y aspirar el aroma de los pinos.

    —¿Cómo va? —pregunté.

    Una pausa. Luego la voz de Gabe, pronunciando las sílabas atropelladamente, como siempre, pero más tensas de lo normal:

    —Acabo de pasar por un lugar difícil, pero ahora la labor se hace más fácil.

    Su voz sonaba tan cerca, a sólo 4,5 metros por debajo de mí, sin embargo, no lo había visto desde que tomó la delantera y desapareció tras la esquina.

    A continuación, hubo un crujido suave pero inconfundible, que mi cerebro reconoció a pesar de no haberlo escuchado nunca. Se trataba del sonido que produce la ropa al restregarse contra la roca. Luego mi amigo dijo mi nombre: ¡Dave! Una sola exclamación de entendimiento.

    Me levanté de un salto. ¡Gabe!, grité; y, por primera vez en media hora, lo vi. Estaba mucho más lejos de mí, deslizándose y rodando, la cuerda toda enmarañada lo envolvía como si fuera un nido mal hecho.

    —Agárrate de algo —chillé. Podía escuchar a Gabe gritando, a pesar de que se iba alejando de mí—: ¡No! ¡Oh, por favor, no!

    Gabe comenzó a rebotar, igual que las rocas que había visto saltar y pegar mientras ruedan por las laderas de las montañas, cada vez un rebote más alto. El último fue decisivo. Lo vi volar desde la superficie lisa de la roca, para después hacer una pirueta casi perezosa en el aire y pegar una vez en la dureza de la losa, con la cabeza primero, antes de que la arenisca lo lanzara sobre la copa de los árboles.

    Me paré y pedí ayuda a gritos. La brisa me devolvió las voces que venían de Mesa Trail.

    —Ya vamos —respondió alguien.
    —En los árboles —contesté.

    Me senté y me dije: Siéntate aquí, y espera a que alguien te rescate. Pueden venir por la parte de atrás y bajar una cuerda desde la cima. Tan pronto como me di este buen consejo, me levanté y empecé a ascender gateando hacia la cumbre. Despacio, me amonesté, pero sentía como si estuviera corriendo. Desde la cima descendí los 25 metros por la parte posterior. Y poco después estaba en tierra firme.

    —¿Dónde está él? —preguntó un azorado excursionista.
    —¡En los árboles! —respondí.

    Buscamos como aves de presa, y al fin se escuchó una voz: "Aquí está".

    Gabe se hallaba tendido, con la cara hacia abajo, sus piernas hacia arriba y la cuerda cubierta de sangre que aún lo envolvía como si fuera un capullo de gusano de seda. La parte trasera de su pantalón se había rasgado y una de sus nalgas estaba raspada, en carne viva. Quería subir y tocar su cuerpo, pero no pude hacerlo. Me senté y lloré.


    ESE OTOÑO fui a Harvard. Encontré que el Club de Montañismo incluía veteranos que habían escalado el monte Logan en el Yukon (Alaska), no tardé mucho en elegir a mis héroes universitarios. Por razones todavía inexplicables para mí, lo de Gabe se volvió un secreto. Agregado al recuerdo de nuestra estancia en el First Flatiron, estaba no sólo el miedo sino un sentimiento de culpa y embarazo o vergüenza, como si lo sucedido ese día fuera de algún modo inmoral y hasta criminal.

    Sin embargo, logré estar muy relacionado con el club. A los 20 años había escalado, siguiendo una nueva ruta, el monte McKinley, uno de los más altos de Norteamérica, y en el verano enseñé este deporte en la Colorado Outward Bound School.

    En realidad, lo del McKinley me pareció un juego comparado con mi segunda gran expedición —un fracaso de 40 días— con sólo un compañero, Don Jensen, al monte Deborah de Alaska. Durante el invierno de mi último año en la universidad Don y yo planeamos cómo desquitarnos de nuestro fracaso. Para enero teníamos en mente una ruta: la cara occidental aún no escalada del monte Huntington, también en Alaska. En marzo acordamos que Matt Hale, menor que nosotros y mi compañero regular de alpinismo, sería el tercero del grupo. Para elegir al cuarto cambiamos opiniones sobre Ed Bernd, estudiante de segundo año, quien escalaba hacía poco más de un año.

    Nunca me sentí tan comprometido como en este proyecto. El verdadero propósito de mi vida estaba en las montañas de Alaska. En cierta forma, esa primavera me liberé un poco de mi obsesión, lo suficiente como para oír una voz que me decía: Ya lo sabes ,Dave, en un ascenso de esta clase te podrías matar. Reflexioné y evalué mi vida y con plena conciencia repliqué; Vale la pena. Vale la pena correr el riesgo.

    Un fin de semana del mes de marzo, Matt y yo condujimos a unos montañistas para ascender el helado monte Washington en Nueva Hampshire. Los dos alpinistas más experimentados en este viaje eran Craig Merrihue, un estudiante graduado, cuyas primeras ascensiones habían sido a los Andes y al Karakoram, y Dan Doody, un cineasta callado, pensativo, que recientemente había estado en la gran expedición norteamericana al Everest. La esposa de Craig, Sandy, también formaba parte del grupo.

    Matt y yo llevábamos cuerdas separadas de novatos hacia arriba del Odells Gully. Alrededor del mediodía, escuchamos una voz que llamaba desde el fondo de la hondonada. "Alguien está pidiendo ayuda", le grité a Matt.

    De prisa descendí con una soga doble y corrí hasta la cuenca. El hombre que encontré había visto caer algo que parecía "un montón de ropas". Sabía que eran cuerpos humanos, y podía trazar su línea de caída desde Pinnacle Gully. Doody y Merrihue habían estado escalando allí.

    Fui el primero en llegar a los cuerpos. Dan era el más herido, se había destrozado gran parte de la cabeza. Su sangre aún estaba caliente, pero yo lo veía como muerto. Sin embargo, pensé que podía encontrar algún débil latido en la muñeca de Craig, traté de parar la hemorragia y comencé a darle respiración de boca a boca. Matt llegó y empezó a trabajar con Dan, y luego los otros procuraron ayudar. Cinco minutos después supe que los accidentados habían sufrido daños irreparables. Hubo demasiada sangre.

    En un momento levanté la vista y miré a Sandy Merrihue, la esposa de Craig, cuando era interceptada por el montañista que más la conocía. Todavía puedo ver su cara en el instante de enterarse, y recuerdo vívidamente mi propia revelación: ahí se advertía una pérdida personal profunda que nunca hubiera pensado que existiera en realidad.

    En las semanas siguientes se realizó un servicio religioso en su memoria, y se produjeron largas discusiones sobre las oscuras circunstancias del accidente: se había encontrado un tornillo perdido en la nieve, de la cuerda que había entre Dan y Craig. Empero yo estaba decidido a no permitir que lo sucedido interfiriera con mi compromiso de ascender al Huntington, para lo cual faltaban sólo tres meses. Las muertes habían afectado profundamente a Matt, pero seguimos adelante e invitamos a Ed a que se uniera a la expedición. Comenzamos a hablar de logística, y pronto nuestros pensamientos se enfocaron sobre ese monte en Alaska.


    NOS DEMORAMOS un mes, pero subimos por nuestra ruta al Huntington. Nos apresuramos a hacerlo durante el transcurso de la noche del 29 al 30 de julio, atravesamos la filosa cumbre y nos paramos en la cima durante las tranquilas horas del amanecer. Sólo doce horas antes Matt y yo habíamos estado tan a punto de perder la vida como de escaparnos de la muerte en las montañas.

    Matt, que luchaba por apretar una amarra, había perdido pie en el lugar en que se afirmaba. Cayó sobre mí y, bajo esta presión, nuestro único pitón de enganche se salió. Unidos por la cuerda, caímos indefensos unos 20 metros de la inclinada ladera de hielo por sobre una pendiente 1.370 metros. Entonces sucedió un milagro. La cuerda quedó trabada en una saliente de roca y se mantuvo. Aunque estábamos golpeados y Matt había perdido uno de sus zapatos con tacos para andar por el hielo, nos impulsamos hacia arriba e hicimos maniobras para juntarnos con Ed y Don y alcanzar la cumbre.

    A la medianoche, 19 horas después de nuestro triunfo, Ed y yo nos paramos en una saliente a unos 450 metros debajo de la cima. Nuestras tiendas eran demasiado pequeñas para cuatro personas, así que los dos nos ofrecimos a descender e instalar un campamento en la parte inferior, dejando que Matt y Don bajaran al día siguiente. En una luz tenue preparamos la doble cuerda de descenso. Había un montón de pitones, cuerdas fijas y los nudos que las ataban, en medio de todo lo cual Ed agregó una carabina. Ciñó nuestra cuerda y se apoyó en la doble soga de bajada.

    Se produjo un chasquido y algunas chispas —sus garfios que raspaban la roca— y de repente volaba de espaldas en el aire. Chocó con fuerza con el hielo 20 metros más abajo. Como yo lo había hecho en el Flatiron, grité: "Agárrate de algo, Ed". Pero era evidente que su caída no iba a terminar pronto. Se deslizó rápidamente por el hielo y luego se perdió de vista en un barranco. Lo oí rebotar y luego nada. No articuló una sola palabra.

    Le grité primero a Ed, luego a Don y Matt, que estaban arriba. No obtuve respuesta, sólo silencio. No podía hacer nada. Era evidente que Ed había caído 1.200 metros, hasta el brazo inferior del glaciar Tokositna, inaccesible para nosotros aún desde nuestro campamento de base. Seguramente estaba muerto.

    Me las arreglé para bajar hasta nuestra tienda vacía. Los dos días siguientes los pasé solo, desesperado, aguardando el retorno de Matt y Don, a quienes imaginaba también muertos, drogándome con píldoras para dormir e intentando descubrir qué cosa había andado mal. Por fin Don y Matt llegaron y tuve que contarles lo ocurrido. Nuestro descenso final, en medio de una fuerte ventisca, fue el más desagradable y terrible de cuantos he realizado en todo el tiempo que llevo practicando el montañismo.

    Una semana después viajé en avión a Filadelfia para pasar tres días con los padres de Ed. Estaba en presencia de una pena muy honda, cuyos atributos eran incomprensibles para mí, de un dolor que destruye la esperanza de los padres, el cual, según me daba cuenta, disminuiría muy poco a través de los años. Tomé conciencia y me asusté, y descubrí un sentido de mi propia culpabilidad. Recordé nuestro primer descanso después de llegar a la cima, cómo habíamos vivido alegremente cada detalle de nuestro triunfo. Ed había dicho que, en efecto, había sido grandioso, pero que no estaba seguro de que valiera la pena.

    Las palabras de Ed me acosaban. Habíamos sido sus héroes. Fuimos quienes le pedimos que se nos uniera. Me preguntaba si nuestra invitación estuvo libre de implicacione morales, como lo pareció en el momento.

    Volví a Denver, donde tenía que comenzar mis últimos estudios para graduarme. Por segunda vez en mi vida pensé seriamente en abandonar el montañismo. A los 22 años había sido testigo de primera mano de tres accidentes fatales que cegaron cuatro vidas. Las solícitas cartas del padre de Ed, cargadas con esa pesada desesperación que vi en su cara, continuaban recordándome que el interrogante ¿Vale la pena correr el riesgo? no era algo que cualquier persona pudiera contestar, consultándose a sí misma.


    VERANO tras verano volví a Alaska, escalando mucho pero nunca con el mismo entusiasmo de los primeros años. Por una razón. Me había casado y de pronto la vieja pregunta: ¿Vale la pena exponerse?, parecía más complicada. Al tratar de contestarla, me debatía pensando el de por sí ridículo interrogante y buscando la respuesta elaborada de antemano. Me volvía a encontrar con una respuesta de tipo visceral, desentrañada, en todo caso sentimental y... egoísta.

    Algunos de los peores momentos de mi vida los he pasado en las montañas. No únicamente los días que estuve solo después de la desaparición de Ed, en la tienda en el Huntington, sino también durante los momentos de mayor sosiego que son inevitables en una expedición demasiado tranquila.

    Cuando tenía que emprender un ascenso pesado, procuraba dormir las últimas horas antes del alba, mi mente se paralizaba con el miedo, mientras me aferraba a mi frágil estructura ciñéndola con mis propios brazos, hasta que el muchacho aterrado dentro de mi bolsa de dormir empezaba a rezar para que hubiera mal tiempo y se retrasara un día más la expedición.

    Sin embargo, en ningún otro lugar de la Tierra, ni siquiera en los piélagos del amor recíproco, he sentido que me invada una felicidad tan pura que me haga estremecer como un animalito, obligándome tanto a mí como a mis compañeros de aventura a pararnos en una saliente de roca o nieve, con la lucha incierta abajo, y a lanzar a voz en cuello nuestros alardes paganos dirigidos al mismo cielo.

    Valió la pena, entonces.



    *Oportunidad de sujetarse por lo general con los pitones, y así poder sostener el peso del compañero de ascenso.



    CONDENSADO DE "OUITSIDE" (DICIEMBRE Y ENERO DE 1981) © 1981 POR MARIAH PUBLICATIONS CORP . DE CHICACO (ILLINOIS)